Economía

Introducción

Aunque la ciencia económica no inició su desarrollo como tal hasta el siglo XVIII, su importancia para las modernas sociedades es tal que el conocimiento de sus conceptos fundamentales resulta hoy imprescindible para comprender los grandes problemas sociales y políticos de nuestro tiempo.

Este sitio web utiliza cookies, propias y de terceros con la finalidad de obtener información estadística en base a los datos de navegación. Si continúa navegando, se entiende que acepta su uso y en caso de no aceptar su instalación deberá visitar el apartado de información, donde le explicamos la forma de eliminarlas o rechazarlas.
Aceptar | Más información
Ver vídeo\"Islam\n

En el s. XVII se empez\u00f3 a utilizar la expresi\u00f3n \u201ceconom\u00eda pol\u00edtica\u201d; Antoine de Montchrestien la introdujo en el t\u00edtulo de su libro Trait\u00e9 de l'\u00e9conomie politique (1613) y m\u00e1s tarde fue recogida por diversos autores, como Pietro Veni en 1771, Pierre-Samuel Dupont de Nemours en 1773, James D. Stewart en 1776, etc., y alcanz\u00f3 uso general en el per\u00edodo llamado de la \u201cescuela cl\u00e1sica\u201d de la econom\u00eda. \n

El adjetivo \u201cpol\u00edtica\u201d surgi\u00f3 en oposici\u00f3n a \u201cprivada\u201d o \u201cdom\u00e9stica\u201d para indicar que el objeto de estudio de la econom\u00eda no era el comportamiento del individuo en la gesti\u00f3n de su patrimonio dom\u00e9stico, sino las leyes de la administraci\u00f3n de los recursos disponibles en el seno de las sociedades humanas. En este sentido, \u201cpol\u00edtica\u201d ven\u00eda a ser sin\u00f3nimo de \u201csocial\u201d, y es significativo que en diversos pa\u00edses se utilizara \u201ceconom\u00eda social\u201d como sin\u00f3nimo de \u201ceconom\u00eda pol\u00edtica\u201d. \n

Sin embargo, en Francia desde Montchrestien y en Gran Breta\u00f1a desde Stewart se impuso la expresi\u00f3n \u201ceconom\u00eda pol\u00edtica\u201d. Por el contrario, desde la aparici\u00f3n de los Principles of Economics (1890), de Alfred Marshall, el vocablo economics (\u201ceconom\u00eda\u201d, o, en rigor, \u201cecon\u00f3mica\u201d) se ha impuesto en la literatura especializada anglosajona, sustituyendo la expresi\u00f3n \u201ceconom\u00eda pol\u00edtica\u201d, y el ejemplo se ha extendido; en los pa\u00edses anglosajones \u00fanicamente los economistas marxistas oponen conscientemente la \u201ceconom\u00eda pol\u00edtica\u201d heredera de la tradici\u00f3n cl\u00e1sica a la \u201ceconom\u00eda\u201d marshalliana y \u201cmoderna\u201d; en Francia, en cambio, economistas de todas las tendencias pol\u00edticas contin\u00faan fieles a la expresi\u00f3n \u201ceconom\u00eda pol\u00edtica\u201d.\n

\n

Escuelas

\n

En el curso del tiempo las fases y escuelas que han marcado la historia de las ideas econ\u00f3micas son las siguientes:\n

\n

Fase precient\u00edfica

\n

Abarca desde las meditaciones sobre la sociedad de los fil\u00f3sofos griegos hasta el nacimiento de la ciencia econ\u00f3mica en la segunda mitad del s. XIII. A partir del s. XVI el desarrollo del capitalismo comercial provoca, primero en Espa\u00f1a (Tom\u00e1s de Mercado, Luis Ortiz) y luego en Francia, Inglaterra y otros pa\u00edses europeos, la aparici\u00f3n de una serie de aportaciones (concepto de riqueza nacional, de balanza de pagos, teor\u00eda cuantitativa, etc.), encaminadas a la formulaci\u00f3n de medidas de una pol\u00edtica econ\u00f3mica monetarista y proteccionista, conocidas como doctrina mercantilista. En la primera mitad del s. XVIII sobresalen dos autores, sir William Petty y Richard de Cantillon, que sistematizan los an\u00e1lisis econ\u00f3micos anteriores y anuncian la llegada de la fase cient\u00edfica de la econom\u00eda. \n

\n

Primera etapa de la fase cient\u00edfica

\n

Comprende a los fisi\u00f3cratas (Fran\u00e7ois Quesnay y seguidores), cl\u00e1sicos (Adam Smith, Thomas Malthus, David Ricardo) y socialistas cient\u00edficos (Karl Marx, Friedrich Engels), que tienen en com\u00fan una serie de notas fundamentales: 1) la actitud cient\u00edfica, anal\u00edtica, que se traduce en la formulaci\u00f3n de leyes y teor\u00edas para explicar la realidad econ\u00f3mica del capitalismo ascendente; 2) la concepci\u00f3n del proceso econ\u00f3mico capitalista: utilizaci\u00f3n del trabajo con el fin de obtener un excedente, que se realiza como valor sobre un mercado; 3) la teor\u00eda del valor-trabajo, que explica conjuntamente dos fen\u00f3menos: el del excedente y el del valor.\n

\n

La escuela cl\u00e1sica

\n
\"\"
Essay physique sur l'economie animale, de Fran\u00e7ois Quesnay. Frontispicio del tomo primero. Segunda edici\u00f3n ampliada editada en Par\u00eds por Guillaume Cavelier.

Con su obra An Inquiry into the Nature and Causes of the Wealth of Nations (1776; Investigaci\u00f3n sobre la naturaleza y causas de la riqueza de las naciones), Adam Smith sent\u00f3 las bases de la moderna econom\u00eda. Critic\u00f3 y descalific\u00f3 en ella las pol\u00edticas proteccionistas y arancelarias del mercantilismo y defendi\u00f3 la libertad de comercio. Muchas de sus ideas fueron sintetizadas, formalizadas y desarrolladas por David Ricardo, parlamentario brit\u00e1nico que goz\u00f3 de gran influencia sobre la opini\u00f3n p\u00fablica y el gobierno de su pa\u00eds y describi\u00f3 por primera vez el concepto de modelo econ\u00f3mico como abstracci\u00f3n simplificadora de la realidad econ\u00f3mica.\n

El tercero de los grandes cl\u00e1sicos brit\u00e1nicos fue Thomas Malthus, autor de Essay on Population (1798; Ensayo sobre la poblaci\u00f3n), obra en la que predijo un crecimiento aritm\u00e9tico de la producci\u00f3n de alimentos y dem\u00e1s bienes, y otro geom\u00e9trico, por tanto mucho m\u00e1s r\u00e1pido, de la poblaci\u00f3n y de sus necesidades, lo que deber\u00eda llevar, al cabo de generaciones, al hambre y la miseria generalizadas.\n

Las principales aportaciones de la escuela cl\u00e1sica a la teor\u00eda econ\u00f3mica fueron su afirmaci\u00f3n de la identidad entre los intereses particulares de los individuos y el inter\u00e9s general de la sociedad, as\u00ed como la teor\u00eda del valor-trabajo. La afirmaci\u00f3n de la identidad entre intereses particulares y generales lleva necesariamente a otra nueva afirmaci\u00f3n: si se asegura la no intervenci\u00f3n del estado y de grupos que interfieran la espont\u00e1nea actividad econ\u00f3mica, el libre juego de la oferta y de la demanda tiende necesariamente a alcanzar el equilibrio econ\u00f3mico. La escuela cl\u00e1sica sentaba as\u00ed las bases del liberalismo, doctrina que influir\u00eda poderosamente en los siglos posteriores.\n

Frente a los fisi\u00f3cratas, que, como se ha visto, consideraban que s\u00f3lo la tierra pod\u00eda generar un producto neto, los cl\u00e1sicos brit\u00e1nicos opusieron la ya mencionada teor\u00eda del valor-trabajo, seg\u00fan la cual todo trabajo productivo generaba un excedente econ\u00f3mico, es decir, riqueza. Siendo el valor la cantidad de trabajo invertida en la producci\u00f3n de un bien, David Ricardo lleg\u00f3 a afirmar que la tierra no pose\u00eda influencia alguna en la determinaci\u00f3n del valor y consider\u00f3 el capital como cristalizaci\u00f3n del trabajo, es decir, una reserva de trabajo anteriormente realizado.\n

\n

La teor\u00eda econ\u00f3mica marxista

\n

Los excesos de las primeras fases de la Revoluci\u00f3n Industrial, que hacinaron en f\u00e1bricas, minas y talleres a hombres, mujeres y ni\u00f1os durante jornadas de trabajo de hasta doce y catorce horas, en condiciones laborales y sanitarias deplorables, favorecieron el nacimiento de una corriente econ\u00f3mica preocupada no s\u00f3lo ya por el estudio de la ciencia econ\u00f3mica como tal, sino tambi\u00e9n por la transformaci\u00f3n global de la sociedad.\n

Partiendo de la teor\u00eda del valor en David Ricardo, Karl Marx, su principal representante, precis\u00f3 que el valor de un bien est\u00e1 determinado por la cantidad de trabajo socialmente necesario para su producci\u00f3n. Seg\u00fan Marx, el beneficio no se realiza en el intercambio de mercanc\u00edas, que se intercambian generalmente por su valor, sino en la producci\u00f3n de las mismas. Los trabajadores no reciben el valor correspondiente a su trabajo, sino s\u00f3lo lo necesario para su supervivencia. Nac\u00eda as\u00ed el concepto de plusval\u00eda, diferencia entre el valor incorporado a un bien y la remuneraci\u00f3n del trabajo que ha sido necesario para ello. No es \u00e9sta, sin embargo, para Marx, la caracter\u00edstica esencial del sistema capitalista, sino, precisamente, la apropiaci\u00f3n privada de esa plusval\u00eda. A partir de esas consideraciones, Marx elabor\u00f3 su cr\u00edtica del capitalismo en una obra que trascendi\u00f3 los l\u00edmites de la pura econom\u00eda y se convirti\u00f3 en una reflexi\u00f3n general sobre el hombre, la sociedad y la historia.\n

\n

Segunda etapa de la fase cient\u00edfica

\n

Abarca desde el \u201cgiro\u201d de 1870 hasta la I Guerra Mundial (1914-1918). A partir de 1870 se inicia una escisi\u00f3n muy profunda en el seno de la ciencia econ\u00f3mica. Por una parte, los continuadores de la tradici\u00f3n iniciada por los fisi\u00f3cratas y culminada por los cl\u00e1sicos y Karl Marx. Por otra, toda una serie de autores que rompen con lo que constituye el n\u00facleo de esta tradici\u00f3n: la teor\u00eda del valor-trabajo. La ruptura con la tradici\u00f3n cl\u00e1sica se produce en dos sentidos: por uno, la escuela hist\u00f3rica alemana y sus continuadores que niegan el car\u00e1cter cient\u00edfico de la econom\u00eda, su impotencia para formular leyes y teoremas; las escuelas neocl\u00e1sica y marginalista, por su parte, niegan la teor\u00eda del valor-trabajo y la aparici\u00f3n de un excedente al t\u00e9rmino del proceso productivo. En su lugar crean una teor\u00eda subjetiva del valor y una teor\u00eda del equilibrio (general y parcial). Al margen de esta separaci\u00f3n de la tradici\u00f3n cl\u00e1sica, las aportaciones de ese per\u00edodo son claras: en la primera direcci\u00f3n, el surgimiento de la historia econ\u00f3mica, con cierto grado de autonom\u00eda; en la segunda direcci\u00f3n, el desarrollo conceptual y matem\u00e1tico que significa la teor\u00eda del equilibrio. \n

\n

El marginalismo

\n
\"\"
Escena de la recogida del trigo. Pintura en la tumba de Menna (Valle de los Nobles, Deir el-Bahari, Egipto). Arte egipcio. Imperio Nuevo.

Con excepci\u00f3n del marxismo, a partir de 1870 los economistas se alejaron progresivamente de la consideraci\u00f3n de la econom\u00eda como una disciplina eminentemente pol\u00edtica y centraron su reflexi\u00f3n en el estudio de la teor\u00eda y de los problemas pr\u00e1cticos, dejando adem\u00e1s de lado cualquier incursi\u00f3n en el terreno de la ideolog\u00eda. La teor\u00eda econ\u00f3mica ser\u00eda su campo espec\u00edfico y natural de trabajo, en tanto que a la econom\u00eda pol\u00edtica corresponder\u00eda la aplicaci\u00f3n de sus an\u00e1lisis y aportaciones.\n

El marginalismo constituye la corriente te\u00f3rica m\u00e1s importante de este per\u00edodo. Fue su principal caracter\u00edstica el abandono de la teor\u00eda cl\u00e1sica del valor-trabajo y su sustituci\u00f3n por el concepto de utilidad. Seg\u00fan los marginalistas, el valor de un bien no depende en \u00faltimo extremo de la cantidad de trabajo incorporado al mismo, sino de la utilidad de la \u00faltima unidad producida de ese bien (utilidad marginal). Las teor\u00edas marginalistas hicieron posible un conocimiento profundo de las econom\u00edas de libre mercado y constituyeron el nexo de uni\u00f3n entre la escuela cl\u00e1sica y la moderna econom\u00eda.\n

Las principales escuelas marginalistas fueron la de Viena, representada principalmente por el austriaco Carl Menger; la de Lausana, con el franc\u00e9s L\u00e9on Walras y el italiano Vilfredo Pareto como principales te\u00f3ricos; y la de Cambridge, cuyo fundador, el brit\u00e1nico Alfred Marshall, intent\u00f3 conciliar las teor\u00edas cl\u00e1sicas y las marginalistas.\n

\n

Esfuerzos contempor\u00e1neos

\n

A partir de la I Guerra Mundial (1914-1918) hay que se\u00f1alar diversos intentos de adecuar la teor\u00eda del equilibrio a la realidad del capitalismo reformado que surge de la guerra: 1) la teor\u00eda de la competencia monopol\u00edstica de Piero Sraffa, Joan Robinson y Edward H. Chamberlain; 2) la generalizaci\u00f3n de la teor\u00eda del equilibrio para las situaciones de subempleo, formulada por John Maynard Keynes; 3) el an\u00e1lisis macroecon\u00f3mico e hist\u00f3rico del capitalismo, llevado a cabo por Joseph A. Schumpeter; 4) el intento de obtenci\u00f3n de un \u00f3ptimo social: la econom\u00eda del bienestar; 5) las teor\u00edas y modelos de desarrollo capitalista (Walt Witman Rostow, por ejemplo). El desarrollo del capitalismo contempor\u00e1neo, los problemas de la construcci\u00f3n del socialismo y el subdesarrollo econ\u00f3mico han sido objeto de an\u00e1lisis por parte de una serie de economistas (Nikol\u00e1i Bujarin, Hilferding, Leonid Kantor\u00f3vich, Dobb, Lange).\n

Tras la II Guerra Mundial (1939-1945) el panorama de la ciencia econ\u00f3mica estuvo especialmente dominado por la teor\u00eda keynesiana y su insistencia en la regulaci\u00f3n macroecon\u00f3mica, aunque hubo un esfuerzo importante por parte de la corriente de la teor\u00eda subjetiva del valor (escuela neocl\u00e1sica) por integrar la teor\u00eda keynesiana (tarea realizada fundamentalmente por John Richard Hicks y Paul Samuelson). A principios de la d\u00e9cada de 1970 se produjo un renacimiento te\u00f3rico de los modelos neocl\u00e1sicos, basado fundamentalmente en un importante esfuerzo de formalizaci\u00f3n matem\u00e1tica y favorecido por los fracasos sucesivos de las pol\u00edticas econ\u00f3micas keynesianas y de la planificaci\u00f3n sovi\u00e9tica; estos modelos neocl\u00e1sicos se han convertido en el modelo te\u00f3rico dominante en los c\u00edrculos acad\u00e9micos, por m\u00e1s que en su interior coexisten corrientes diversas (monetaristas, te\u00f3ricos de las \u201cexpectativas racionales\u201d, neokeynesianos, etc.). Sin embargo, persisten a\u00fan muchas corrientes heterodoxas que han realizado importantes aportaciones te\u00f3ricas en el campo de la reproducci\u00f3n econ\u00f3mica y los modelos din\u00e1micos (Piero Sraffa, L. Pasinetti), en el campo del institucionalismo econ\u00f3mico y particularmente la nueva corriente de econom\u00eda ecol\u00f3gica que, bas\u00e1ndose en conocimientos provenientes de las ciencias naturales, impugna la validez del concepto tradicional de producci\u00f3n y crecimiento econ\u00f3mico, fundamentales para el resto de las escuelas te\u00f3ricas.\n

\n

J. M. Keynes

\n
\"\"
Wall Street, centro financiero de Nueva York, en 1929.

La obra del brit\u00e1nico John Maynard Keynes signific\u00f3 el retorno de la econom\u00eda pol\u00edtica a un primer plano. La Gran Depresi\u00f3n iniciada en 1929 supuso, entre otras graves y numerosas consecuencias, una profunda crisis del liberalismo econ\u00f3mico, tal como hasta entonces se hab\u00eda formulado, y de las teor\u00edas econ\u00f3micas de las d\u00e9cadas anteriores. Ello constituy\u00f3 el marco propicio para que Keynes desarrollara un pensamiento econ\u00f3mico que influy\u00f3 poderosamente en las d\u00e9cadas siguientes.\n

En su obra The General Theory of Employment, Interest and Money (1935-1936; Teor\u00eda general del empleo, el inter\u00e9s y el dinero), Keynes realiz\u00f3 un trabajo de cr\u00edtica y s\u00edntesis de las anteriores escuelas econ\u00f3micas y afirm\u00f3 que el equilibrio al que tiende la libre interacci\u00f3n entre los diversos factores econ\u00f3micos no conlleva el pleno empleo de los medios de producci\u00f3n. No es el alza o la baja de los salarios lo que determina la mayor o menor ocupaci\u00f3n de la mano de obra, sino el nivel de producci\u00f3n que los empresarios hayan decidido realizar. La inversi\u00f3n y el ahorro son, igualmente, dos elementos independientes. Cuando existe un desequilibrio entre ahorro e inversi\u00f3n, puede existir tambi\u00e9n un desempleo involuntario y permanente dentro de un equilibrio econ\u00f3mico no deseado. Esa situaci\u00f3n es, en el fondo, consecuencia de una insuficiente comunicaci\u00f3n entre los diversos agentes econ\u00f3micos. As\u00ed, Keynes concedi\u00f3 a la inversi\u00f3n p\u00fablica y, en general, a la intervenci\u00f3n del estado en la pol\u00edtica econ\u00f3mica un papel de primer rango, que deb\u00eda hacer posible una pol\u00edtica de crecimiento econ\u00f3mico y de pleno empleo y una actuaci\u00f3n eficaz contra los desajustes c\u00edclicos del sistema.\n

\n

El poskeynesiananismo

\n

En las d\u00e9cadas siguientes a la II Guerra Mundial, la teor\u00eda econ\u00f3mica, que sigui\u00f3 profundamente marcada por la obra de Keynes, experiment\u00f3 una intensa evoluci\u00f3n. En primer lugar, se generaliz\u00f3 definitivamente el recurso a las matem\u00e1ticas, que pr\u00e1cticamente se introdujeron en todas las ramas de la econom\u00eda. Con anterioridad, algunos economistas hab\u00edan hecho uso del c\u00e1lculo diferencial y del c\u00e1lculo integral, pero, con las tablas de entrada-salida de Wassily Leontief, el \u00e1lgebra matricial se convirti\u00f3 en el m\u00e9todo emp\u00edrico privilegiado para reducir las interrelaciones entre industrias y sectores econ\u00f3micos a un sistema manejable y coherente de ecuaciones simult\u00e1neas.\n

Junto con la generalizaci\u00f3n del uso de las matem\u00e1ticas se desarrollaron los estudios econom\u00e9tricos y se concedi\u00f3 una importancia creciente a la planificaci\u00f3n econ\u00f3mica, necesaria en diversas medidas no s\u00f3lo en cada uno de los estados, sino tambi\u00e9n, y de manera creciente, para reducir las grandes diferencias entre pa\u00edses ricos y pa\u00edses pobres. La consideraci\u00f3n prestada a la econom\u00eda regional y a la urbana, a la de la salud y a la de la educaci\u00f3n, es tambi\u00e9n una manifestaci\u00f3n de la relevancia de la ciencia econ\u00f3mica en las sociedades modernas.\n

\n

Ramas y variables de la ciencia econ\u00f3mica

\n

Econom\u00eda del bienestar

\n

La econom\u00eda del bienestar es una corriente de la ciencia econ\u00f3mica cuyo objetivo es valorar, ante distintos estados econ\u00f3micos alternativos, cu\u00e1l de ellos resulta socialmente m\u00e1s deseable. Por estado econ\u00f3mico se entiende una determinada forma de organizar las actividades econ\u00f3micas en la sociedad; se diferencian entre s\u00ed, fundamentalmente, por la distinta asignaci\u00f3n de recursos y la diferente distribuci\u00f3n de las remuneraciones. La investigaci\u00f3n, dentro de la econom\u00eda del bienestar, ha recibido variados enfoques y no puede hablarse de uniformidad fuera de la tem\u00e1tica com\u00fan. \n

El tratamiento de estos problemas se remonta a los utilitaristas ingleses, concretamente a Jeremy Bentham, escuela que culmina con la obra de Arthur Cecil Pigou, The Economics of Welfare, publicada en 1920. Por otra parte, sobre las aportaciones de Vilfredo Pareto se desarroll\u00f3 (1934) una nueva rama que, en oposici\u00f3n a los tratamientos utilitaristas, se llam\u00f3 \u201cnueva econom\u00eda del bienestar\u201d, cuyos principales valedores fueron John Richard Hicks, Lerner, Kalder, Henri Bergson, Paul Samuelson, Kenneth Arrow, etc., y que intentaba encontrar criterios objetivos para la pol\u00edtica econ\u00f3mica. Aunque los resultados no parecen hasta ahora muy importantes, se pueden se\u00f1alar como aportaciones b\u00e1sicas: 1) haber aclarado la multiplicidad de factores que impiden la acci\u00f3n espont\u00e1nea de las fuerzas naturales para obtener el mejor empleo de los recursos disponibles; 2) se\u00f1alar que el uso racional de los recursos productivos no est\u00e1 ligado a una organizaci\u00f3n de la sociedad; 3) demostrar que la observaci\u00f3n de los principios de ecuanimidad, desde el punto de vista social, no siempre exige la cobertura de los costes medios, y 4) los m\u00e9ritos relativos de las medidas alternativas de pol\u00edtica econ\u00f3mica o de las formas de organizaci\u00f3n econ\u00f3mica deben basarse en consideraciones de eficiencia y equidad.\n

\n

Econom\u00eda de mercado

\n
\"\"
Anuncio publicitario del dent\u00edfrico Orive (1939).

Forma econ\u00f3mica en la cual los recursos, de acuerdo con las necesidades, se asignan seg\u00fan el mercado, mediante el mecanismo de variaciones del precio. Es lo contrario de la econom\u00eda planificada. La escuela cl\u00e1sica consider\u00f3 la econom\u00eda libre de mercado, en la cual no existe ninguna intervenci\u00f3n por parte del Estado en el sistema competitivo, como una condici\u00f3n necesaria para la existencia de un orden social justo. A pesar de ello, el desarrollo hist\u00f3rico ha conducido a cambios en las formas de organizaci\u00f3n de la econom\u00eda y ha suscitado aspectos sociales negativos. Por ello, \u00faltimamente se defiende la econom\u00eda social de mercado.\n

Econom\u00eda dirigida o econom\u00eda centralizada

\n

Sistema por el que los acontecimientos econ\u00f3micos son planificados centralmente (econom\u00eda planificada) y dirigidos por una autoridad superior (normalmente el Estado), la cual por s\u00ed sola decide qu\u00e9, cu\u00e1nto, c\u00f3mo y d\u00f3nde debe ser producido y, a su vez, c\u00f3mo se ha de distribuir el producto social. Existen diferentes formas de econom\u00eda centralizada: 1) econom\u00edas totalmente centralizadas; 2) econom\u00edas centralizadas con libertad de elecci\u00f3n de consumo; 3) econom\u00edas centralizadas con libertad de elecci\u00f3n de consumo y la profesi\u00f3n y lugar de trabajo; 4) econom\u00edas centralizadas con libertad de elecci\u00f3n del consumo y la profesi\u00f3n, as\u00ed como con la libre posibilidad de ahorrar. La econom\u00eda centralizada tiene la ventaja de que posibilita el pleno empleo y una estabilidad frente a las crisis. En contrapartida, aparecen las limitaciones a la libertad de los agentes econ\u00f3micos, los cuales son considerados objetos de planificaci\u00f3n central. Seg\u00fan las circunstancias, no existe la b\u00fasqueda del objetivo de consecuci\u00f3n de bienestar. Debido a las dificultades del dirigismo y de la planificaci\u00f3n central, recientemente se han introducido en la econom\u00eda centralizada elementos de econom\u00eda de mercado en un intento de s\u00edntesis de ambas econom\u00edas. \n

\n

Econom\u00eda planificada

\n

Estructura econ\u00f3mica de un Estado, con arreglo a normas o planes de direcci\u00f3n, organizaci\u00f3n e intervenci\u00f3n, con objeto de sustituir la situaci\u00f3n an\u00e1rquica de la producci\u00f3n por un desarrollo org\u00e1nico sistem\u00e1tico y meditado por los \u00f3rganos t\u00e9cnicos y profesionales del Estado o Gobierno. Es la proyecci\u00f3n, en un futuro m\u00e1s o menos remoto (planes bienales, trienales, quinquenales, etc.), de un estado de m\u00e1xima satisfacci\u00f3n o por lo menos de una tendencia a alcanzarla, respecto a los medios disponibles o a los que se pueden lograr para realizar dicha aspiraci\u00f3n. \n

\n

Econom\u00eda pol\u00edtica

\n

T\u00e9rmino utilizado por primera vez en 1615 por Antoine de Montchr\u00e9tien, como t\u00edtulo de su obra Trait\u00e9 d\u2019\u00e9conomie politique, en la que argumenta la necesidad de a\u00f1adir el calificativo pol\u00edtica a la palabra econom\u00eda, porque la administraci\u00f3n del patrimonio no es exclusiva del sector p\u00fablico sino que tambi\u00e9n ata\u00f1e al sector privado. As\u00ed, pues, se entiende que la econom\u00eda pol\u00edtica estudiar\u00e1 la forma de administrar los bienes p\u00fablicos y privados. El t\u00e9rmino cay\u00f3 luego en desuso durante alg\u00fan tiempo, y posteriormente fue utilizado por los autores m\u00e1s significativos de los ss. XVIII y XIX; as\u00ed, en 1770, por James Stewart Denham en su obra Inquiry into the principles of political economy, en 1771, por Pietro Verri en Meditazionni sull\u2019economia politica, y en 1773, por Pierre-Samuel Dupont de Nemours en Table raisonn\u00e9e des principes d\u2019\u00e9conomie politique. Hoy designa una disciplina que estudia las relaciones sociales derivadas de la producci\u00f3n, consumo y distribuci\u00f3n de los bienes y servicios econ\u00f3micos.\n

\n

Econom\u00eda pol\u00edtica cl\u00e1sica

\n

Teor\u00eda econ\u00f3mica de finales del s. XVIII. Analizaba la econom\u00eda de mercado y propugnaba la libre competencia en la econom\u00eda y en el comercio internacional. La econom\u00eda no deber\u00eda estar dirigida por el Estado, sino por los propios mecanismos de mercado. Seg\u00fan los economistas cl\u00e1sicos, gracias a los principios de la propiedad privada, y a la libertad de contrato y de libre competencia, el orden econ\u00f3mico resultante deber\u00eda ser arm\u00f3nico y conducir, a su vez, a un bienestar creciente. En general, la econom\u00eda pol\u00edtica cl\u00e1sica se caracterizaba por su optimismo e individualismo, as\u00ed como por su talante liberal. Sus representantes m\u00e1s significativos son Adam Smith, David Ricardo, Thomas Robert Malthus y Jean-Baptiste Say.\n

\n

Econom\u00eda mundial

\n

V\u00ednculos interestatales de las distintas econom\u00edas nacionales. Seg\u00fan el liberalismo conduce al incremento del bienestar nacional. Aunque en la Antig\u00fcedad ya se conoc\u00eda el comercio internacional, hasta finales del s. XVIII no apareci\u00f3 una econom\u00eda mundial, limitada a Europa, cuyo centro fue Inglaterra. Los avances producidos en el s. XIX, junto con el desarrollo de los transportes, de la t\u00e9cnica, de la r\u00e1pida colonizaci\u00f3n de ultramar, de la pol\u00edtica colonial y de la econom\u00eda liberal, originaron una continua expansi\u00f3n de la econom\u00eda mundial. Sin embargo, la crisis econ\u00f3mica de 1929 provoc\u00f3 el colapso de \u00e9sta, tal como se la hab\u00eda considerado hasta entonces. A pesar de los intentos aut\u00e1rquicos (control de divisas), pronto surgieron v\u00ednculos econ\u00f3micos mundiales m\u00e1s estrechos, basados sobre todo en la formaci\u00f3n de los bloques (por ejemplo, bloque Sterling). El conflicto pol\u00edtico entre Este y Oeste, aparecido despu\u00e9s de 1945, represent\u00f3 un nuevo obst\u00e1culo. En los pa\u00edses occidentales se cre\u00f3 el Acuerdo General sobre Aranceles y Comercio (GATT) para evitar esta situaci\u00f3n y facilitar el retorno a la econom\u00eda mundial liberal.\n

\n

Econom\u00eda dom\u00e9stica

\n

Figura hist\u00f3rico-econ\u00f3mica (etapa de la econom\u00eda) cuya unidad de producci\u00f3n y consumo era la familia, junto con sus siervos y esclavos. La producci\u00f3n y el consumo total de la unidad dom\u00e9stica cerrada se realizan bajo la direcci\u00f3n del pater familias (jefe o cabeza de familia). No se lleva a cabo comercio alguno con el exterior. La econom\u00eda feudal y la de los conventos de la Edad Media corresponden a una de las formas m\u00e1s puras de econom\u00eda dom\u00e9stica. 2. Administraci\u00f3n del hogar de una familia bajo la direcci\u00f3n de uno de sus miembros. Aunque aparentemente el hogar es una comunidad de consumo, el trabajo casero puede considerarse productivo en sentido econ\u00f3mico. La econom\u00eda dom\u00e9stica engloba todas las actividades y medidas necesarias para la administraci\u00f3n organizada del hogar. \n

\n

Econom\u00eda energ\u00e9tica

\n
\"\"
Corros de contrataci\u00f3n en la Bolsa de Barcelona.

La que tiene como finalidad el aprovechamiento de formas y reservas de energ\u00eda. Actualmente la forma de energ\u00eda m\u00e1s importante la constituye la electricidad, que se obtiene a partir del carb\u00f3n, crudo o fuerza hidr\u00e1ulica. En el sector industrial, el gas, que se consigue del carb\u00f3n y parcialmente del gas natural, desempe\u00f1a un papel decisivo. Por ahora, la energ\u00eda nuclear representa una baja proporci\u00f3n del abastecimiento energ\u00e9tico. Las posibilidades de utilizaci\u00f3n a gran escala de energ\u00edas alternativas como la solar, e\u00f3lica, geot\u00e9rmica y de las mareas, est\u00e1n, hoy por hoy, todav\u00eda en investigaci\u00f3n.\n

Econom\u00eda agr\u00edcola o agronom\u00eda

\n

La econom\u00eda agraria como doctrina cient\u00edfica independiente nace en la primera mitad o a mediados del siglo XIX y se refiere al \"estudio de la ordenaci\u00f3n de la empresa agr\u00edcola, de la direcci\u00f3n y organizaci\u00f3n de la labranza, orientado hacia la investigaci\u00f3n de los medios productivos empleados en la explotaci\u00f3n agr\u00edcola y su combinaci\u00f3n, al objeto de conseguir el mejor resultado\". Se trata de un planteamiento dirigido exclusivamente a la empresa agraria, es decir sin considerar aspectos m\u00e1s amplios como los de pol\u00edtica agraria, mercados, estructura agraria, etc. Se puede interpretar que la econom\u00eda agraria es una parte de la agronom\u00eda, pudiendo considerarse como el c\u00e1lculo \u00faltimo que sirve para determinar la rentabilidad de las distintas actividades agrarias.\n

\n

Econom\u00eda p\u00fablica

\n

Gesti\u00f3n de ingresos y gastos, y administraci\u00f3n del patrimonio y de las deudas de las corporaciones p\u00fablicas (referidas especialmente al Estado y a las corporaciones de car\u00e1cter regional o local). La econom\u00eda p\u00fablica es en esencia una econom\u00eda presupuestaria; todas las medidas financieras se hallan reflejadas en un presupuesto. Organizativamente est\u00e1 a cargo de la administraci\u00f3n de Hacienda o de finanzas. Su objetivo no es la obtenci\u00f3n de beneficios, ni la satisfacci\u00f3n de necesidades individuales, sino el desarrollo de un programa, en el que, como medio, se utilizan los ingresos y gastos p\u00fablicos. \n

\n

Econom\u00eda social de mercado

\n

Orden econ\u00f3mico que, basado en la econom\u00eda liberal, y mediante la competencia eficaz, persigue armonizar la libre iniciativa de los individuos con la intervenci\u00f3n del Estado para corregir ciertas deficiencias. Ello se pretende conseguir con el establecimiento de una pol\u00edtica coyuntural encaminada a lograr el pleno empleo, y con una pol\u00edtica de rentas y de fomento de la propiedad para proteger y asegurar a las clases econ\u00f3micamente m\u00e1s d\u00e9biles. Asimismo intenta crear un marco en defensa de las limitaciones a la competencia. \n

\n

Econom\u00eda aplicada

\n

La que se ocupa de analizar situaciones concretas y de facilitar consejos pr\u00e1cticos sobre las medidas que pueden adoptarse para modificar determinadas situaciones. Le corresponde idear tambi\u00e9n m\u00e9todos destinados a proporcionar descripciones lo m\u00e1s exactas posible de la realidad. \n

\n

Econom\u00eda cerealista

\n

Forma de explotaci\u00f3n agr\u00edcola en la que se emplea preferentemente, por razones clim\u00e1ticas, el cultivo de cereales. El porcentaje de la superficie cultivable dedicada a los cereales supone un 60-70 % del total. \n

\n

Econom\u00eda compleja

\n

Disposici\u00f3n de las naciones a explotar todos los recursos de su territorio y todas las actitudes de su poblaci\u00f3n; a extraer del suelo los elementos minerales y agr\u00edcolas que \u00e9ste es capaz de proporcionar y a transformar materias primas en productos fabricados; a importar del exterior las materias y los \u00fatiles susceptibles de hacer funcionar con rendimiento, sobre el territorio nacional, otras industrias m\u00e1s o menos complementarias, de las que viven exclusivamente de \u00e9l. \n

\n

Econom\u00eda de guerra

\n

Econom\u00eda dirigida especialmente a cubrir las necesidades que origina una guerra; a menudo se traduce en una econom\u00eda coercitiva. Su objetivo principal se centra en la satisfacci\u00f3n de las necesidades militares, lo que supone una restricci\u00f3n en la satisfacci\u00f3n de las civiles y la existencia de una administraci\u00f3n coercitiva, incluso de los bienes de primera necesidad (cartillas de racionamiento, vales). Normalmente, la econom\u00eda de guerra se caracteriza por su carencia de fuerza de trabajo, escasez de materias primas y restricci\u00f3n del comercio exterior. \n

\n

Econom\u00eda de la alimentaci\u00f3n

\n

Rama de la econom\u00eda cuyo objeto es el estudio de los fen\u00f3menos relativos al consumo de productos alimenticios. Parte de la hip\u00f3tesis de que estos fen\u00f3menos no escapan al determinismo cient\u00edfico y de que es posible deducir de su estudio las leyes que parece seguir el consumo de los diversos grupos de productos, en funci\u00f3n del nivel de vida, de la renta o de otros factores. No hay que confundirla con la econom\u00eda diet\u00e9tica, puesto que esta \u00faltima es esencialmente normativa. \n

\n

Econom\u00eda de la empresa

\n

Rama de la ciencia econ\u00f3mica que tiene por objeto el estudio del funcionamiento de la empresa como ente aut\u00f3nomo, y cuyo objeto consiste en la determinaci\u00f3n de las leyes de equilibrio de \u00e9sta.\n

\n
\"\"
Reuni\u00f3n de dirigentes de los pa\u00edses beneficiados por el Plan Marshall.
\n

Econom\u00eda exterior

\n

Relaciones econ\u00f3micas de un Estado con otros pa\u00edses. Comprende la entrada y salida de mercanc\u00edas (o comercio exterior), de servicios y el tr\u00e1fico de capitales. \n

\n

Econom\u00eda integrada

\n

V\u00ednculos organizativos y t\u00e9cnicos, entre la producci\u00f3n de distintas empresas, que persiguen el incremento de la productividad y de la rentabilidad. Aparece sobre todo en las industrias del acero y del carb\u00f3n (conjunto de minas, f\u00e1brica de coque, altos hornos, f\u00e1bricas de acero y de laminados).\n

\n

Econom\u00eda intervenida

\n

Serie de actos de la administraci\u00f3n p\u00fablica que tienden a ordenar el r\u00e9gimen del comercio exterior e interior, seguidos de un procedimiento coactivo para obligar a su cumplimiento. \n

\n

Econom\u00eda monetaria o econom\u00eda de tr\u00e1fico

\n

Forma de organizaci\u00f3n econ\u00f3mica en la que se trata de obtener un excedente de producci\u00f3n para su intercambio. Se utiliza el dinero como medio de pago. El consumo propio y el intercambio natural constituyen una excepci\u00f3n. \n

\n

Econom\u00eda nacional matem\u00e1tica

\n

Tendencia de la teor\u00eda econ\u00f3mica que, con el objetivo de alcanzar la exactitud, preconiza el tratamiento matem\u00e1tico de los problemas. La aplicaci\u00f3n en la econom\u00eda de las matem\u00e1ticas, y sobre todo de los modelos matem\u00e1ticos, se halla limitada porque la realidad s\u00f3lo puede ser representada cuantitativamente de forma parcial. \n

\n

Econom\u00eda natural

\n

Aquella en la que el uso del dinero como medio de pago o intercambio es desconocido o limitado. Las operaciones de intercambio se realizan en el marco de la econom\u00eda de trueque (cambio de una mercanc\u00eda por otra) o de la econom\u00eda dom\u00e9stica cerrada. En las culturas avanzadas, la econom\u00eda natural es sustituida por la econom\u00eda monetaria de tr\u00e1fico. \n

\n

Econom\u00eda perif\u00e9rica

\n

Concepto debido al profesor argentino Ra\u00fal Prebisch, quien se\u00f1al\u00f3 que existe necesariamente una estrecha interdependencia entre la coyuntura de las naciones del centro (pa\u00edses desarrollados) y las de la perfieria (pa\u00edses subdesarrollados, dependientes de los primeros). Seg\u00fan esta teor\u00eda los pa\u00edses perif\u00e9ricos son particularmente sensibles a los fen\u00f3menos de depresi\u00f3n. \n

\n

Econom\u00eda sumergida

\n

Llamada tambi\u00e9n subterr\u00e1nea, es la actividad lucrativa clandestina, no declarada a efectos de censos laborales, de impuestos o de contratos legales de trabajo. \n

\n

Econom\u00eda supranacional

\n

Aquella cuyo \u00e1mbito de acci\u00f3n excede las fronteras de una econom\u00eda nacional. El intercambio de bienes, fuerza de trabajo y capital con otros estados, se realiza sin ning\u00fan obst\u00e1culo. La econom\u00eda supranacional incrementa la competitividad de toda la econom\u00eda mundial, y a su vez aumenta el nivel de vida de las econom\u00edas nacionales que la forman, aunque existe el peligro de que los Estados fuertes dominen a los d\u00e9biles. La Uni\u00f3n Europea (UE) es un ejemplo de econom\u00eda supranacional. \n

\n

Econom\u00eda te\u00f3rica

\n

La que trata de la formulaci\u00f3n e interpretaci\u00f3n de generalidades concernientes a la conducta econ\u00f3mica. No le incumbe la descripci\u00f3n de ninguna situaci\u00f3n espec\u00edfica, sino el suministrar elementos de investigaci\u00f3n que puedan ser utilizados para analizar determinadas situaciones; la validez de cualquier hip\u00f3tesis se comprueba por su utilidad para describir con exactitud las situaciones pr\u00e1cticas. \n

\n

Econom\u00edas de escala

\n

Ganancias en la producci\u00f3n y/o en los costes, resultantes del aumento del tama\u00f1o de la planta, empresa o industria. \n

\n

Econom\u00edas externas

\n

Econom\u00edas de escala resultantes de una industria en particular, o de la industria en general. Son un resultado del aumento en el tama\u00f1o y de una mayor divisi\u00f3n del trabajo, y del mejor uso de grandes factores de producci\u00f3n que poseen un car\u00e1cter indivisible.\n

\n

Econom\u00edas internas

\n

Cambios en la escala de producci\u00f3n dentro de una empresa que llevan a reducciones en el coste de producci\u00f3n unitario. En general surgen del empleo de factores fijos de producci\u00f3n, de car\u00e1cter indivisible, que se emplean de una forma m\u00e1s eficiente a mayores niveles de producci\u00f3n, y para los cuales no existen sustitutos que puedan emplearse para obtener producciones inferiores.\n

\n

Bibliograf\u00eda

\n\n\n\n
\n

- R. DORNBUSCH, S. FISCHER. Macroeconom\u00eda. Ed. McGraw-Hill, 1996.
\n- R. G. LIPSEY. Introducci\u00f3n a la econom\u00eda positiva. Vicens-Vives, Barcelona, 1992.
\n- F. MOCHON. Principios de Econom\u00eda. McGraw-Hill, 1995.
\n- M. PARKIN. Macroeconom\u00eda. Ed. Addison-Wesley, 1995.
\n- M. PARKIN. Microeconom\u00eda. Ed. Addison-Wesley, 1995.
\n- P. A. SAMUELSON Y W. D. NORDHAUS. Econom\u00eda. Ed. McGraw-Hill, 1998.
\n- H. R. VARIAN. Microeconom\u00eda intermedia. Ed. Antoni Bosch, Barcelona, 1992.
\n- Juan Carlos ZAPATERO. Lecciones de microeconom\u00eda. Consumo, producci\u00f3n y costes. Ed. Nerea, Madrid, 1998. \n

\n
\n


\n

\n
\n\n


\n
\n

\n
\u00a9 Hisp\u00e1nica Universal
\n
\n
\n

\nAviso Legal: \nEl contenido de los Servicios es propiedad de Mienciclo, o de sus compa\u00f1\u00edas afiliadas o licenciantes y est\u00e1 protegido por derechos de autor internacionales, patentes y leyes de marca registrada. Prohibida su copia y reproducci\u00f3n total o parcial por cualquier medio (electr\u00f3nico, inform\u00e1tico, mec\u00e1nico, fotocopia, etc.)\n

\n
© Grupo Enciclo\n
\n
\n

\n

\n
\n
\"Media.jpg\"
\n
\n\n\n\n\n\n"},"categories":[{"sortkey":"","*":"Econom\u00eda"},{"sortkey":"","*":"Ciencias_sociales"},{"sortkey":"","*":"Articulos_enciclo"},{"sortkey":"","*":"Articulos_destacados"},{"sortkey":"","*":"Mediateca"}],"links":[{"ns":0,"exists":"","*":"Acero"},{"ns":0,"exists":"","*":"Acuerdo General sobre Aranceles y Comercio (GATT)"},{"ns":0,"exists":"","*":"Adam Smith"},{"ns":0,"exists":"","*":"Administraci\u00f3n"},{"ns":0,"exists":"","*":"Agricultura"},{"ns":0,"exists":"","*":"Agronom\u00eda"},{"ns":0,"exists":"","*":"Ahorro"},{"ns":0,"exists":"","*":"Aire"},{"ns":0,"exists":"","*":"Alem\u00e1n"},{"ns":0,"exists":"","*":"Alexander Hamilton"},{"ns":0,"exists":"","*":"Alfred Marshall"},{"ns":0,"exists":"","*":"\u00c1lgebra"},{"ns":0,"exists":"","*":"Alimentaci\u00f3n"},{"ns":0,"exists":"","*":"Alimento"},{"ns":0,"exists":"","*":"Alto horno"},{"ns":0,"exists":"","*":"An\u00e1lisis econ\u00f3mico"},{"ns":0,"exists":"","*":"Anglosajones"},{"ns":0,"exists":"","*":"Antoine de Montchrestien"},{"ns":0,"exists":"","*":"Arancel"},{"ns":0,"exists":"","*":"Arist\u00f3teles"},{"ns":0,"exists":"","*":"Arte egipcio"},{"ns":0,"exists":"","*":"Arthur Cecil Pigou"},{"ns":0,"exists":"","*":"Autarqu\u00eda"},{"ns":0,"exists":"","*":"Autom\u00f3vil"},{"ns":0,"exists":"","*":"Balanza de pagos"},{"ns":0,"exists":"","*":"Banca"},{"ns":0,"exists":"","*":"Barcelona"},{"ns":0,"exists":"","*":"Bolsa (econom\u00eda)"},{"ns":0,"exists":"","*":"C\u00e1lculo"},{"ns":0,"exists":"","*":"Cambridge (Reino Unido)"},{"ns":0,"exists":"","*":"Capital"},{"ns":0,"exists":"","*":"Capitalismo"},{"ns":0,"exists":"","*":"Carb\u00f3n"},{"ns":0,"exists":"","*":"Carl Menger"},{"ns":0,"exists":"","*":"Cereal"},{"ns":0,"exists":"","*":"Ciencia"},{"ns":0,"exists":"","*":"Colonizaci\u00f3n"},{"ns":0,"exists":"","*":"Comercio"},{"ns":0,"exists":"","*":"Consumo"},{"ns":0,"exists":"","*":"Convento"},{"ns":0,"exists":"","*":"Coque"},{"ns":0,"exists":"","*":"Crack de 1929"},{"ns":0,"exists":"","*":"Cultura"},{"ns":0,"exists":"","*":"David Ricardo"},{"ns":0,"exists":"","*":"Depresi\u00f3n (econom\u00eda)"},{"ns":0,"exists":"","*":"Descubrimiento"},{"ns":0,"exists":"","*":"Desempleo"},{"ns":0,"exists":"","*":"Deuda"},{"ns":0,"exists":"","*":"Diccionario Enciclop\u00e9dico"},{"ns":0,"exists":"","*":"Dinero"},{"ns":0,"exists":"","*":"Divisa"},{"ns":0,"exists":"","*":"Econometr\u00eda"},{"ns":0,"exists":"","*":"Ecuaci\u00f3n"},{"ns":0,"exists":"","*":"Edad Media"},{"ns":0,"exists":"","*":"Educaci\u00f3n"},{"ns":0,"exists":"","*":"EE.UU."},{"ns":0,"exists":"","*":"Egipto"},{"ns":0,"exists":"","*":"Electricidad"},{"ns":0,"exists":"","*":"El Capital"},{"ns":0,"exists":"","*":"Energ\u00eda"},{"ns":0,"exists":"","*":"Energ\u00edas renovables"},{"ns":0,"exists":"","*":"Energ\u00eda nuclear"},{"ns":0,"exists":"","*":"Energ\u00eda solar"},{"ns":0,"exists":"","*":"Esclavo"},{"ns":0,"exists":"","*":"Escol\u00e1stica"},{"ns":0,"exists":"","*":"Escuela"},{"ns":0,"exists":"","*":"Espa\u00f1a"},{"ns":0,"exists":"","*":"Estad\u00edstica"},{"ns":0,"exists":"","*":"Estado"},{"ns":0,"exists":"","*":"Europa"},{"ns":0,"exists":"","*":"Exportaci\u00f3n"},{"ns":0,"exists":"","*":"F\u00e1brica"},{"ns":0,"exists":"","*":"Familia"},{"ns":0,"exists":"","*":"Feudalismo"},{"ns":0,"exists":"","*":"Filosof\u00eda"},{"ns":0,"exists":"","*":"Finanzas"},{"ns":0,"exists":"","*":"Fisiocracia"},{"ns":0,"exists":"","*":"Fondo Monetario Internacional (FMI)"},{"ns":0,"exists":"","*":"Franc\u00e9s"},{"ns":0,"exists":"","*":"Francia"},{"ns":0,"exists":"","*":"Fran\u00e7ois Quesnay"},{"ns":0,"exists":"","*":"Friedrich Engels"},{"ns":0,"exists":"","*":"Friedrich Hayek"},{"ns":0,"exists":"","*":"Friedrich List"},{"ns":0,"exists":"","*":"Ganader\u00eda"},{"ns":0,"exists":"","*":"Gas"},{"ns":0,"exists":"","*":"Georgia (EE.UU.)"},{"ns":0,"exists":"","*":"Geotermia"},{"ns":0,"exists":"","*":"Gran Breta\u00f1a"},{"ns":0,"exists":"","*":"Grecia antigua"},{"ns":0,"exists":"","*":"Griego"},{"ns":0,"exists":"","*":"Hacienda"},{"ns":0,"exists":"","*":"Hambre"},{"ns":0,"exists":"","*":"Henri Bergson"},{"ns":0,"exists":"","*":"Historia"},{"ns":0,"exists":"","*":"Hombre"},{"ns":0,"exists":"","*":"Idioma espa\u00f1ol"},{"ns":0,"exists":"","*":"II Guerra Mundial"},{"ns":0,"exists":"","*":"Industria"},{"ns":0,"exists":"","*":"Inglaterra"},{"ns":0,"exists":"","*":"Ingl\u00e9s"},{"ns":0,"exists":"","*":"Italiano"},{"ns":0,"exists":"","*":"I Guerra Mundial"},{"ns":0,"exists":"","*":"Jean-Baptiste Say"},{"ns":0,"exists":"","*":"Jeremy Bentham"},{"ns":0,"exists":"","*":"Joan Robinson"},{"ns":0,"exists":"","*":"John Maynard Keynes"},{"ns":0,"exists":"","*":"John Richard Hicks"},{"ns":0,"exists":"","*":"Joseph A. Schumpeter"},{"ns":0,"exists":"","*":"Karl Marx"},{"ns":0,"exists":"","*":"Kenneth Arrow"},{"ns":0,"exists":"","*":"Keynesianismo"},{"ns":0,"exists":"","*":"Laminado"},{"ns":0,"exists":"","*":"Lat\u00edn"},{"ns":0,"exists":"","*":"Lausana"},{"ns":0,"exists":"","*":"Leonid Kantor\u00f3vich"},{"ns":0,"exists":"","*":"L\u00e9on Walras"},{"ns":0,"exists":"","*":"Liberalismo"},{"ns":0,"exists":"","*":"Libro"},{"ns":0,"exists":"","*":"Literatura"},{"ns":0,"exists":"","*":"Londres"},{"ns":0,"exists":"","*":"Ludwig von Mises"},{"ns":0,"exists":"","*":"Macroeconom\u00eda"},{"ns":0,"exists":"","*":"Maquinaria"},{"ns":0,"exists":"","*":"Marea"},{"ns":0,"exists":"","*":"Marginalismo"},{"ns":0,"exists":"","*":"Marxismo"},{"ns":0,"exists":"","*":"Matem\u00e1ticas"},{"ns":0,"exists":"","*":"Medio ambiente"},{"ns":0,"exists":"","*":"Mercado"},{"ns":0,"exists":"","*":"Mercanc\u00eda"},{"ns":0,"exists":"","*":"Mercantilismo"},{"ns":0,"exists":"","*":"Microeconom\u00eda"},{"ns":0,"exists":"","*":"Milton Friedman"},{"ns":0,"exists":"","*":"Mina"},{"ns":0,"exists":"","*":"Mineral"},{"ns":0,"exists":"","*":"Miner\u00eda"},{"ns":0,"exists":"","*":"Miseria"},{"ns":0,"exists":"","*":"Monetarismo"},{"ns":0,"exists":"","*":"Naci\u00f3n"},{"ns":0,"exists":"","*":"Naturaleza"},{"ns":0,"exists":"","*":"Nikol\u00e1i Bujarin"},{"ns":0,"exists":"","*":"Nueva York"},{"ns":0,"exists":"","*":"Ocio"},{"ns":0,"exists":"","*":"Oferta y demanda"},{"ns":0,"exists":"","*":"Opini\u00f3n p\u00fablica"},{"ns":0,"exists":"","*":"Par\u00eds"},{"ns":0,"exists":"","*":"Paul Samuelson"},{"ns":0,"exists":"","*":"Pesca"},{"ns":0,"exists":"","*":"Piero Sraffa"},{"ns":0,"exists":"","*":"Pierre-Samuel Dupont de Nemours"},{"ns":0,"exists":"","*":"Pintura"},{"ns":0,"exists":"","*":"Plan Marshall"},{"ns":0,"exists":"","*":"Plusval\u00eda"},{"ns":0,"exists":"","*":"Poblaci\u00f3n"},{"ns":0,"exists":"","*":"Pol\u00edtica"},{"ns":0,"exists":"","*":"Precio"},{"ns":0,"exists":"","*":"Producto Interior Bruto (PIB)"},{"ns":0,"exists":"","*":"Proteccionismo"},{"ns":0,"exists":"","*":"Ra\u00fal Prebisch"},{"ns":0,"exists":"","*":"Recursos naturales"},{"ns":0,"exists":"","*":"Reino Unido"},{"ns":0,"exists":"","*":"Renta"},{"ns":0,"exists":"","*":"Retrato"},{"ns":0,"exists":"","*":"Revoluci\u00f3n Industrial"},{"ns":0,"exists":"","*":"Richard de Cantillon"},{"ns":0,"exists":"","*":"Riqueza"},{"ns":0,"exists":"","*":"Salario"},{"ns":0,"exists":"","*":"Salud"},{"ns":0,"exists":"","*":"Savannah"},{"ns":0,"exists":"","*":"Siervo"},{"ns":0,"exists":"","*":"Sir William Petty"},{"ns":0,"exists":"","*":"Socialismo"},{"ns":0,"exists":"","*":"Sociedad"},{"ns":0,"exists":"","*":"Sociolog\u00eda"},{"ns":0,"exists":"","*":"Subdesarrollo"},{"ns":0,"exists":"","*":"Suelo"},{"ns":0,"exists":"","*":"Tecnolog\u00eda"},{"ns":0,"exists":"","*":"Thomas Malthus"},{"ns":0,"exists":"","*":"Thomas Robert Malthus"},{"ns":0,"exists":"","*":"Tokio"},{"ns":0,"exists":"","*":"Trabajo"},{"ns":0,"exists":"","*":"Transporte"},{"ns":0,"exists":"","*":"Trigo"},{"ns":0,"exists":"","*":"Trueque"},{"ns":0,"exists":"","*":"Tumba"},{"ns":0,"exists":"","*":"Ultramar"},{"ns":0,"exists":"","*":"Uni\u00f3n Europea (UE)"},{"ns":0,"exists":"","*":"Utilitarismo"},{"ns":0,"exists":"","*":"Valor (econom\u00eda)"},{"ns":0,"exists":"","*":"Viena"},{"ns":0,"exists":"","*":"Vilfredo Pareto"},{"ns":0,"exists":"","*":"Vocablo"},{"ns":0,"exists":"","*":"Wall Street"},{"ns":0,"exists":"","*":"Walt Witman Rostow"},{"ns":0,"exists":"","*":"Wassily Leontief"},{"ns":0,"*":"La riqueza de las naciones"},{"ns":0,"*":"Uni\u00f3n Sovi\u00e9tica"},{"ns":0,"*":"Gran Depresi\u00f3n"}],"images":["Keynes.JPG","La_riqueza_de_las_naciones.jpg","Bolsa.JPG","Marx_capital.jpg","Smith.JPG","Whitea_y_Keynes.jpg","Econo_quesnay.jpg","Econo_egipto.jpg","Hgxx_0001_0003_0_img1179.jpg","Econo_dientes.jpg","Econo_bolsa.jpg","Hgxx_0001_0005_0_img1901.jpg","Media.jpg"],"externallinks":[],"sections":[{"toclevel":1,"level":"2","line":"Introducci\u00f3n","number":"1","index":"1","fromtitle":"Econom\u00eda","byteoffset":793,"anchor":"Introducci.C3.B3n"},{"toclevel":1,"level":"2","line":"El proceso econ\u00f3mico","number":"2","index":"2","fromtitle":"Econom\u00eda","byteoffset":1109,"anchor":"El_proceso_econ.C3.B3mico"},{"toclevel":1,"level":"2","line":"La ciencia de la econom\u00eda","number":"3","index":"3","fromtitle":"Econom\u00eda","byteoffset":4506,"anchor":"La_ciencia_de_la_econom.C3.ADa"},{"toclevel":2,"level":"3","line":"El objeto de la econom\u00eda","number":"3.1","index":"4","fromtitle":"Econom\u00eda","byteoffset":4536,"anchor":"El_objeto_de_la_econom.C3.ADa"},{"toclevel":2,"level":"3","line":"Relaci\u00f3n de la econom\u00eda con otras ciencias sociales","number":"3.2","index":"5","fromtitle":"Econom\u00eda","byteoffset":8213,"anchor":"Relaci.C3.B3n_de_la_econom.C3.ADa_con_otras_ciencias_sociales"},{"toclevel":2,"level":"3","line":"Los bienes econ\u00f3micos","number":"3.3","index":"6","fromtitle":"Econom\u00eda","byteoffset":9574,"anchor":"Los_bienes_econ.C3.B3micos"},{"toclevel":2,"level":"3","line":"Los sectores econ\u00f3micos","number":"3.4","index":"7","fromtitle":"Econom\u00eda","byteoffset":10761,"anchor":"Los_sectores_econ.C3.B3micos"},{"toclevel":2,"level":"3","line":"Microeconom\u00eda y macroeconom\u00eda","number":"3.5","index":"8","fromtitle":"Econom\u00eda","byteoffset":11907,"anchor":"Microeconom.C3.ADa_y_macroeconom.C3.ADa"},{"toclevel":2,"level":"3","line":"El producto nacional","number":"3.6","index":"9","fromtitle":"Econom\u00eda","byteoffset":14241,"anchor":"El_producto_nacional"},{"toclevel":1,"level":"2","line":"Historia del pensamiento econ\u00f3mico","number":"4","index":"10","fromtitle":"Econom\u00eda","byteoffset":15644,"anchor":"Historia_del_pensamiento_econ.C3.B3mico"},{"toclevel":2,"level":"3","line":"Or\u00edgenes y desarrollo","number":"4.1","index":"11","fromtitle":"Econom\u00eda","byteoffset":15683,"anchor":"Or.C3.ADgenes_y_desarrollo"},{"toclevel":2,"level":"3","line":"Econom\u00eda pol\u00edtica, econom\u00eda social, o simplemente econom\u00eda","number":"4.2","index":"12","fromtitle":"Econom\u00eda","byteoffset":18850,"anchor":"Econom.C3.ADa_pol.C3.ADtica.2C_econom.C3.ADa_social.2C_o_simplemente_econom.C3.ADa"},{"toclevel":1,"level":"2","line":"Escuelas","number":"5","index":"13","fromtitle":"Econom\u00eda","byteoffset":22408,"anchor":"Escuelas"},{"toclevel":2,"level":"3","line":"Fase precient\u00edfica","number":"5.1","index":"14","fromtitle":"Econom\u00eda","byteoffset":22538,"anchor":"Fase_precient.C3.ADfica"},{"toclevel":2,"level":"3","line":"Primera etapa de la fase cient\u00edfica","number":"5.2","index":"15","fromtitle":"Econom\u00eda","byteoffset":23473,"anchor":"Primera_etapa_de_la_fase_cient.C3.ADfica"},{"toclevel":3,"level":"4","line":"La escuela cl\u00e1sica","number":"5.2.1","index":"16","fromtitle":"Econom\u00eda","byteoffset":24269,"anchor":"La_escuela_cl.C3.A1sica"},{"toclevel":3,"level":"4","line":"La teor\u00eda econ\u00f3mica marxista","number":"5.2.2","index":"17","fromtitle":"Econom\u00eda","byteoffset":27027,"anchor":"La_teor.C3.ADa_econ.C3.B3mica_marxista"},{"toclevel":2,"level":"3","line":"Segunda etapa de la fase cient\u00edfica","number":"5.3","index":"18","fromtitle":"Econom\u00eda","byteoffset":28610,"anchor":"Segunda_etapa_de_la_fase_cient.C3.ADfica"},{"toclevel":3,"level":"4","line":"El marginalismo","number":"5.3.1","index":"19","fromtitle":"Econom\u00eda","byteoffset":29928,"anchor":"El_marginalismo"},{"toclevel":2,"level":"3","line":"Esfuerzos contempor\u00e1neos","number":"5.4","index":"20","fromtitle":"Econom\u00eda","byteoffset":31700,"anchor":"Esfuerzos_contempor.C3.A1neos"},{"toclevel":3,"level":"4","line":"J. M. Keynes","number":"5.4.1","index":"21","fromtitle":"Econom\u00eda","byteoffset":34245,"anchor":"J._M._Keynes"},{"toclevel":3,"level":"4","line":"El poskeynesiananismo","number":"5.4.2","index":"22","fromtitle":"Econom\u00eda","byteoffset":36163,"anchor":"El_poskeynesiananismo"},{"toclevel":1,"level":"2","line":"Ramas y variables de la ciencia econ\u00f3mica","number":"6","index":"23","fromtitle":"Econom\u00eda","byteoffset":37522,"anchor":"Ramas_y_variables_de_la_ciencia_econ.C3.B3mica"},{"toclevel":2,"level":"3","line":"Econom\u00eda del bienestar","number":"6.1","index":"24","fromtitle":"Econom\u00eda","byteoffset":37568,"anchor":"Econom.C3.ADa_del_bienestar"},{"toclevel":2,"level":"3","line":"Econom\u00eda de mercado","number":"6.2","index":"25","fromtitle":"Econom\u00eda","byteoffset":39572,"anchor":"Econom.C3.ADa_de_mercado"},{"toclevel":2,"level":"3","line":"Econom\u00eda dirigida o econom\u00eda centralizada","number":"6.3","index":"26","fromtitle":"Econom\u00eda","byteoffset":40366,"anchor":"Econom.C3.ADa_dirigida_o_econom.C3.ADa_centralizada"},{"toclevel":2,"level":"3","line":"Econom\u00eda planificada","number":"6.4","index":"27","fromtitle":"Econom\u00eda","byteoffset":41679,"anchor":"Econom.C3.ADa_planificada"},{"toclevel":2,"level":"3","line":"Econom\u00eda pol\u00edtica","number":"6.5","index":"28","fromtitle":"Econom\u00eda","byteoffset":42279,"anchor":"Econom.C3.ADa_pol.C3.ADtica"},{"toclevel":2,"level":"3","line":"Econom\u00eda pol\u00edtica cl\u00e1sica","number":"6.6","index":"29","fromtitle":"Econom\u00eda","byteoffset":43366,"anchor":"Econom.C3.ADa_pol.C3.ADtica_cl.C3.A1sica"},{"toclevel":2,"level":"3","line":"Econom\u00eda mundial","number":"6.7","index":"30","fromtitle":"Econom\u00eda","byteoffset":44163,"anchor":"Econom.C3.ADa_mundial"},{"toclevel":2,"level":"3","line":"Econom\u00eda dom\u00e9stica","number":"6.8","index":"31","fromtitle":"Econom\u00eda","byteoffset":45398,"anchor":"Econom.C3.ADa_dom.C3.A9stica"},{"toclevel":2,"level":"3","line":"Econom\u00eda energ\u00e9tica","number":"6.9","index":"32","fromtitle":"Econom\u00eda","byteoffset":46269,"anchor":"Econom.C3.ADa_energ.C3.A9tica"},{"toclevel":2,"level":"3","line":"Econom\u00eda agr\u00edcola o agronom\u00eda","number":"6.10","index":"33","fromtitle":"Econom\u00eda","byteoffset":47112,"anchor":"Econom.C3.ADa_agr.C3.ADcola_o_agronom.C3.ADa"},{"toclevel":2,"level":"3","line":"Econom\u00eda p\u00fablica","number":"6.11","index":"34","fromtitle":"Econom\u00eda","byteoffset":47933,"anchor":"Econom.C3.ADa_p.C3.BAblica"},{"toclevel":2,"level":"3","line":"Econom\u00eda social de mercado","number":"6.12","index":"35","fromtitle":"Econom\u00eda","byteoffset":48583,"anchor":"Econom.C3.ADa_social_de_mercado"},{"toclevel":2,"level":"3","line":"Econom\u00eda aplicada","number":"6.13","index":"36","fromtitle":"Econom\u00eda","byteoffset":49155,"anchor":"Econom.C3.ADa_aplicada"},{"toclevel":2,"level":"3","line":"Econom\u00eda cerealista","number":"6.14","index":"37","fromtitle":"Econom\u00eda","byteoffset":49461,"anchor":"Econom.C3.ADa_cerealista"},{"toclevel":2,"level":"3","line":"Econom\u00eda compleja","number":"6.15","index":"38","fromtitle":"Econom\u00eda","byteoffset":49703,"anchor":"Econom.C3.ADa_compleja"},{"toclevel":2,"level":"3","line":"Econom\u00eda de guerra","number":"6.16","index":"39","fromtitle":"Econom\u00eda","byteoffset":50220,"anchor":"Econom.C3.ADa_de_guerra"},{"toclevel":2,"level":"3","line":"Econom\u00eda de la alimentaci\u00f3n","number":"6.17","index":"40","fromtitle":"Econom\u00eda","byteoffset":50815,"anchor":"Econom.C3.ADa_de_la_alimentaci.C3.B3n"},{"toclevel":2,"level":"3","line":"Econom\u00eda de la empresa","number":"6.18","index":"41","fromtitle":"Econom\u00eda","byteoffset":51331,"anchor":"Econom.C3.ADa_de_la_empresa"},{"toclevel":2,"level":"3","line":"Econom\u00eda exterior","number":"6.19","index":"42","fromtitle":"Econom\u00eda","byteoffset":51687,"anchor":"Econom.C3.ADa_exterior"},{"toclevel":2,"level":"3","line":"Econom\u00eda integrada","number":"6.20","index":"43","fromtitle":"Econom\u00eda","byteoffset":51885,"anchor":"Econom.C3.ADa_integrada"},{"toclevel":2,"level":"3","line":"Econom\u00eda intervenida","number":"6.21","index":"44","fromtitle":"Econom\u00eda","byteoffset":52253,"anchor":"Econom.C3.ADa_intervenida"},{"toclevel":2,"level":"3","line":"Econom\u00eda monetaria o econom\u00eda de tr\u00e1fico","number":"6.22","index":"45","fromtitle":"Econom\u00eda","byteoffset":52471,"anchor":"Econom.C3.ADa_monetaria_o_econom.C3.ADa_de_tr.C3.A1fico"},{"toclevel":2,"level":"3","line":"Econom\u00eda nacional matem\u00e1tica","number":"6.23","index":"46","fromtitle":"Econom\u00eda","byteoffset":52745,"anchor":"Econom.C3.ADa_nacional_matem.C3.A1tica"},{"toclevel":2,"level":"3","line":"Econom\u00eda natural","number":"6.24","index":"47","fromtitle":"Econom\u00eda","byteoffset":53115,"anchor":"Econom.C3.ADa_natural"},{"toclevel":2,"level":"3","line":"Econom\u00eda perif\u00e9rica","number":"6.25","index":"48","fromtitle":"Econom\u00eda","byteoffset":53499,"anchor":"Econom.C3.ADa_perif.C3.A9rica"},{"toclevel":2,"level":"3","line":"Econom\u00eda sumergida","number":"6.26","index":"49","fromtitle":"Econom\u00eda","byteoffset":53927,"anchor":"Econom.C3.ADa_sumergida"},{"toclevel":2,"level":"3","line":"Econom\u00eda supranacional","number":"6.27","index":"50","fromtitle":"Econom\u00eda","byteoffset":54114,"anchor":"Econom.C3.ADa_supranacional"},{"toclevel":2,"level":"3","line":"Econom\u00eda te\u00f3rica","number":"6.28","index":"51","fromtitle":"Econom\u00eda","byteoffset":54653,"anchor":"Econom.C3.ADa_te.C3.B3rica"},{"toclevel":2,"level":"3","line":"Econom\u00edas de escala","number":"6.29","index":"52","fromtitle":"Econom\u00eda","byteoffset":55076,"anchor":"Econom.C3.ADas_de_escala"},{"toclevel":2,"level":"3","line":"Econom\u00edas externas","number":"6.30","index":"53","fromtitle":"Econom\u00eda","byteoffset":55224,"anchor":"Econom.C3.ADas_externas"},{"toclevel":2,"level":"3","line":"Econom\u00edas internas","number":"6.31","index":"54","fromtitle":"Econom\u00eda","byteoffset":55513,"anchor":"Econom.C3.ADas_internas"},{"toclevel":1,"level":"2","line":"Bibliograf\u00eda","number":"7","index":"55","fromtitle":"Econom\u00eda","byteoffset":55918,"anchor":"Bibliograf.C3.ADa"}]}} ) [24] => Array ( [key] => images [value] => Array ( [0] => //img.mienciclo.com/thumb/5/5b/Keynes.JPG/340px-Keynes.JPG [1] => //img.mienciclo.com/thumb/7/7e/La_riqueza_de_las_naciones.jpg/340px-La_riqueza_de_las_naciones.jpg [2] => //img.mienciclo.com/thumb/2/28/Bolsa.JPG/340px-Bolsa.JPG [3] => //img.mienciclo.com/thumb/1/13/Marx_capital.jpg/220px-Marx_capital.jpg [4] => //img.mienciclo.com/thumb/5/52/Smith.JPG/270px-Smith.JPG [5] => //img.mienciclo.com/thumb/f/f7/Whitea_y_Keynes.jpg/280px-Whitea_y_Keynes.jpg [6] => http://img.irtve.es/imagenes/economia-islamica/1376210194315.JPG [7] => //img.mienciclo.com/thumb/5/58/Econo_quesnay.jpg/240px-Econo_quesnay.jpg [8] => //img.mienciclo.com/thumb/a/ac/Econo_egipto.jpg/300px-Econo_egipto.jpg [9] => //img.mienciclo.com/c/c4/Hgxx_0001_0003_0_img1179.jpg [10] => //img.mienciclo.com/thumb/0/06/Econo_dientes.jpg/240px-Econo_dientes.jpg [11] => //img.mienciclo.com/thumb/7/77/Econo_bolsa.jpg/240px-Econo_bolsa.jpg [12] => //img.mienciclo.com/thumb/3/33/Hgxx_0001_0005_0_img1901.jpg/400px-Hgxx_0001_0005_0_img1901.jpg ) ) [25] => Array ( [key] => svgs [value] => Array ( ) ) [26] => Array ( [key] => doPage [value] => Array ( [success] => 1 [page] => Array ( [title] => Economía [pageid] => 34420 [text] =>
El economista John Maynard Keynes, retrato de G. Raverat. National Portrait Gallery, Londres.
Portada del libro de Adam Smith, La riqueza de las naciones.
La bolsa de Tokio.

(Del latín oeconomía, y éste del griego oikonomía.) En alemán, Wirtschaftslehre; en francés, Économie; en inglés, Economy; en italiano, Economia. Ciencia que se ocupa en las leyes de producción y distribución de bienes para satisfacer las necesidades humanas más diversas: alimentación, vestido, alojamiento, educación, ocio, etc., que están condicionadas por el grado de desarrollo histórico.

Introducción

Aunque la ciencia económica no inició su desarrollo como tal hasta el siglo XVIII, su importancia para las modernas sociedades es tal que el conocimiento de sus conceptos fundamentales resulta hoy imprescindible para comprender los grandes problemas sociales y políticos de nuestro tiempo.

El proceso económico

Los objetos que satisfacen necesidades humanas (alimentación, vestidos, casa, carbón, libros, filmes, calles, escuelas, etc.) reciben el nombre de bienes. El hombre obtiene esos bienes de la naturaleza. La actividad humana que consiste en adaptar las fuerzas y las reservas naturales a las necesidades humanas a través de la creación de bienes recibe el nombre de producción. Ésta se compone de diversas clases de actividades, a las que se denomina trabajo.

La producción, por tanto, se funda en el trabajo y en los recursos naturales que proporcionan la base material y energética. En el proceso productivo el hombre utiliza objetos materiales creados por su propia actividad, los llamados medios de producción. La producción de bienes para satisfacer necesidades tiene carácter social. Éste es consecuencia a su vez del carácter social del trabajo, ya que los hombres que producen bienes no trabajan aisladamente. Los bienes son, pues, el fruto del trabajo social y sirven para satisfacer necesidades individuales o colectivas.

La tecnología constituye el conjunto de conocimientos (inmateriales, en unos casos, y materializados en los medios de producción, en otros) que se aplican al proceso productivo. El resultado es diverso, puesto que se producen bienes destinados al consumo humano, nuevos bienes de producción (que amplían o transforman el parque de medios de producción) y residuos (productos inexistentes en la naturaleza y que no tienen utilización humana directa). El producto obtenido se distribuye entre los individuos que forman la sociedad, atendiendo a determinadas pautas sociales.

En el proceso económico se establece un tipo esencial de relaciones sociales: las relaciones económicas, que son las que están ligadas a la actividad económica. La economía representa, por tanto, un área especial de la actividad humana, aunque lógicamente se trata de una actividad que mantiene una interrelación intensa con otras facetas de la vida social: con la política, la cultura, etc. Una larga tradición de economistas ha considerado que los únicos bienes importantes son los bienes escasos, que son objeto de apropiación privada y, eventualmente, de intercambio, y niegan el interés a aquellos bienes considerados “libres”, que no son objeto de apropiación (por ejemplo, el aire). Sin embargo, posteriormente, el reconocimiento de la interrelación creciente entre la actividad económica convencional (la de producción e intercambio) y el mundo externo de los bienes libres (como es el caso de determinados recursos naturales) ha tendido a ampliar el campo de consideración de la actividad económica.

Portada de una edición en español de El Capital, de Karl Marx.

El concepto de bienes escasos ha llevado también a confundir muchas veces economía con actividad mercantil, con producción de bienes que serán objeto posterior de intercambio (por otros bienes o por dinero); pero el mayor reconocimiento de las actividades no orientadas al mercado sino que sirven para satisfacer las necesidades humanas (trabajo doméstico, producción de autosubsistencia, trabajo comunitario, etc.) ha llevado también a reconocer la importancia de actividades económicas en ámbitos diferentes al de mercado.

La ciencia de la economía

El objeto de la economía

La sentencia del economista británico Alfred Marshall —«todas las afirmaciones sumarias sobre economía son falsas excepto, acaso, ésta»— resulta, a pesar de su deliberada exageración, ilustrativa de la complejidad de la ciencia económica. De hecho, son muy diversas las definiciones que de la misma se han propuesto. De modo general, sin embargo, puede afirmarse que la economía es la ciencia que se ocupa del estudio de la actividad económica, y en su nivel de análisis más abstracto, el de la economía teórica o teoría económica (o análisis económico), la economía tiene como objetivo el descubrir leyes generales del comportamiento económico, leyes que permitan reconocer las grandes regularidades y que sirvan tanto para entender su lógica de funcionamiento como para desarrollar aplicaciones prácticas de las mismas (al igual que sucede con las ciencias naturales), es decir, para la administración de los recursos que, siendo escasos, son también necesarios o deseados por el hombre, y, en concreto, para un correcto intercambio, producción, distribución y consumo de la riqueza.

Existen, sin embargo, muchos enfoques diferentes de la actividad económica. La corriente dominante en la ciencia económica a fines del s. XX tiende a considerar que las leyes económicas son de aplicación general, es decir, que todas las sociedades humanas se comportan de forma parecida y que el funcionamiento de la actividad económica es posible explicarlo, fundamentalmente, a partir de las decisiones de individuos particulares movidos por su propio interés. Para otra gran corriente de pensamiento económico la actividad económica es, sobre todo, una actividad social y, como tal, está sujeta a transformaciones provocadas por cambios en las instituciones (normas de propiedad, pautas culturales, organización política, etc.), que regulan la actividad económica. Desde este punto de vista la ciencia económica tiene un componente de ciencia histórica, en la medida en que sus características cambian cada vez que se producen transformaciones en el tiempo. Por ello, la mayor parte de las leyes económicas están “históricamente limitadas”.

El desarrollo de la ciencia económica se ha caracterizado por un creciente proceso de abstracción conceptual y de uso del instrumental matemático, no sólo en la construcción de modelos teóricos, sino también por el uso de la estadística como un medio de validación empírica de las teorías (lo que ha dado lugar a una rama particular: la econometría). Otra importante rama de aplicación se ha orientado a la prescripción de políticas (la política económica, la economía del sector público), basadas en los resultados obtenidos por los modelos teóricos; estas orientaciones se dirigen tanto a propuestas de gestión global de la actividad económica (políticas macroeconómicas), como a la solución de problemas particulares de determinadas áreas (políticas microeconómicas). Otras ramas de la ciencia económica se aplican al estudio de aspectos específicos de la actividad económica, tales como la economía internacional, la economía monetaria, la economía del desarrollo, la economía del medio ambiente y los recursos naturales, la economía laboral, etc. Obviamente, las diferencias de enfoque teórico y las propias ideologías de los economistas dan lugar a importantes diferencias visibles en todos los ámbitos de esta actividad, a pesar del esfuerzo por objetivizar el trabajo científico y por desarrollar métodos de evaluación que permitan detectar qué propuestas teóricas explican mejor la realidad.

Relación de la economía con otras ciencias sociales

A pesar de su recurso creciente y sistemático a las matemáticas, la economía sigue siendo fundamentalmente una ciencia social. Un hecho económico no es sino un aspecto particular de un hecho social más complejo y plural, con el que se encuentra en íntima interrelación y dependencia. Así, la economía interesa a todas las ciencias sociales, sociología, política, historia, etc., y recibe igualmente de ellas numerosas aportaciones teóricas.

Economía
Smith.JPG
Retrato del economista escocés Adam Smith

Ramas principales
Microeconomía
Macroeconomía
Econometría
Economía Internacional
Teoría del desarrollo

Economistas importantes
Adam Smith
Alexander Hamilton
David Ricardo
Friedrich List
Karl Marx
John Maynard Keynes
Ludwig von Mises
Milton Friedman
Friedrich Hayek
Léon Walras
Alfred Marshall



Temas relacionados
Economía política internacional
Historia del pensamiento económico

Los bienes económicos

Si el hombre encontrase en abundancia en la naturaleza todo cuanto desea, la economía no existiría como tal. Sin embargo, los bienes económicos son, por su propia definición, escasos en relación con las necesidades que de ellos existen.

Los bienes económicos pueden ser materiales —un automóvil, por ejemplo— o inmateriales, como los servicios que presta una institución financiera. Dentro de los materiales se distinguen los de consumo, así los alimentos, vestidos, etc., y los de producción o de capital, como las materias primas y la maquinaria industrial, que sirven para la creación de nuevos bienes económicos.

La producción de los bienes necesarios a una sociedad se organiza de manera diferente según se trate de una economía socialista o capitalista. La primera planifica la producción de cada bien, de acuerdo con la estimación de su necesidad o conveniencia, que se realiza a través de un aparato burocrático instituido a tal efecto. En las economías capitalistas, la cantidad por producir de cada bien se regula por el mercado, que sigue básicamente la ley de la oferta y demanda.

Los sectores económicos

Aunque se han propuesto diferentes divisiones de la actividad económica, la más utilizada de todas es la que el economista australiano Colin Clark sugirió en 1930, que considera la existencia de tres sectores básicos: primario, secundario y terciario.

El sector primario incluye la agricultura, ganadería y pesca, además de las industrias extractivas, es decir, mineras. El secundario integra todas las actividades de transformación y suele denominarse también industrial. El sector terciario, conocido igualmente como sector servicios, comprende todas las actividades económicas no relacionadas directamente con la producción de bienes físicos, como los transportes, la administración pública, la banca, etc.

Según sea el grado de desarrollo de los países, la participación de los diferentes sectores en su economía es diferente. Así, los países en vías de desarrollo suelen presentar un sector primario proporcionalmente muy importante, en tanto que en los países desarrollados, ese sector ha cedido su importancia en beneficio del industrial y del servicio.

Microeconomía y macroeconomía

La diferenciación de la economía en macro y microeconomía no se generalizó hasta el siglo XX, cuando, cada vez más, se hacía necesaria una reflexión generalizadora sobre la economía de los diferentes países o de las grandes áreas geoeconómicas.

Mientras la microeconomía centra su estudio en el análisis de las unidades elementales de la vida económica, la empresa y el consumidor, y se identifica así con la economía clásica, la macroeconomía se ocupa del estudio de los grandes fenómenos económicos como, por ejemplo, la producción nacional, la distribución de la renta, la evolución del ahorro y de las inversiones, etc.

A pesar de la citada modernidad de los análisis macroeconómicos, existen notables antecedentes de los mismos. El más célebre de ellos es el Tableau économique (1758; Tabla económica) del médico y economista francés François Quesnay, que estudiaba la distribución de los excedentes agrícolas entre las distintas clases sociales y ha sido considerado como un lejano precedente de las modernas tablas de entrada-salida (input-output).

Son precisamente esas tablas uno de los principales instrumentos macroeconómicos utilizados en la actualidad. Creación del economista estadounidense de origen ruso Wassily Leontief, se sistematizan en ellas las interrelaciones económicas de los diversos sectores productivos. Las tablas de entrada-salida constan de tres partes diferenciadas: el cuadro de transacciones interindustriales entre los diferentes sectores productivos; la tabla de las entradas primarias, constituida por el valor añadido que aporta un sector a los elementos adquiridos por él; y la tabla de demanda final, en la que se detallan y cuantifican los bienes y servicios totales producidos por cada sector.

Algunas de sus aplicaciones más significativas son el cálculo del efecto inflacionista de un producto cualquiera, la influencia en el sistema de una elevación de los salarios, el efecto de una variación de la demanda final sobre la totalidad del sistema económico, la estimación de crecimiento potencial de la economía y de sus posibilidades de creación de empleo, o el análisis de la estructura productiva de una economía, identificando separadamente sus dependencias y debilidades.

El producto nacional

El Subsecretario del Tesoro de EE.UU., Harry Dexter White (izquierda) y John Maynard Keynes, asesor honorario del Tesoro del Reino Unido, en la reunión inaugural de la Junta de Gobernadores del Fondo Monetario Internacional (FMI) en Savannah, Georgia (EE.UU.), 8 de marzo, 1946.

La magnitud macroeconómica esencial de un país es la producción total obtenida por el mismo a lo largo de un año. En ella se materializa el resultado de las actividades de todos los agentes económicos, y se mide a través de ella el crecimiento de la economía.

El Producto Interior Bruto (PIB) —o Interno— se obtiene mediante la suma del valor de todos los bienes finales —es decir, con exclusión de los llamados bienes intermedios, que sólo sirven a la creación de los bienes finales— producidos en el país durante un año. El PIB tiene, pues, una dimensión de territorialidad y prescinde de la nacionalidad de los agentes económicos. Cuando se considera la nacionalidad de los agentes económicos, residan éstos o no en el país, se obtiene el denominado Producto Nacional Bruto (PNB). Si en estas dos magnitudes se toman en consideración también los costos de la amortización del aparato productivo, es decir, su desgaste y depreciación, se obtienen el Producto Interior Neto (PIN) y el Producto Nacional Neto (PNN).

Historia del pensamiento económico

Orígenes y desarrollo

El desarrollo del pensamiento económico como esfuerzo con vistas a la constitución de una verdadera ciencia económica tiene unas raíces y unas incidencias históricas. La economía no se configuró como una ciencia diferenciada hasta el siglo XVIII, si no que, hasta entonces, fueron casi exclusivamente los filósofos y los teólogos quienes se interesaron por el tema y, de manera general, sólo en sus aspectos éticos y religiosos.

Así, el vocablo “economía” tiene su origen en Aristóteles y significó específicamente el estudio de las leyes de la economía doméstica. Aristóteles distinguió la existencia de dos «crematísticas» o modos de enriquecimiento, una natural o moralmente justa, que se basaba en la producción de bienes, en la que era lícita la utilización de esclavos, y otra no natural, que era la que conseguía sus beneficios en el préstamo de dinero con intereses y en los negocios en general.

En la Edad Media, la filosofía escolástica retomó las ideas de Aristóteles y desarrolló la teoría del justo precio para cada mercancía, en un intento de poner fin al lucro no productivo. Como consecuencia de los grandes descubrimientos geográficos y de la aparición de fuertes estados nacionales en Europa, los problemas políticos y económicos comenzaron a vincularse estrechamente y gobiernos y soberanos se interesaron cada vez más en el comercio internacional como principal vía para el enriquecimiento de sus respectivas naciones. Surgieron con ello las teorías mercantilistas que, mediante el proteccionismo económico, pretendían aumentar el poder de la propia nación a expensas de las rivales. Las medidas que los mercantilistas sugerían a sus gobiernos, y que éstos llevaron a la práctica en muchas ocasiones, consistían básicamente en la prohibición de la exportación de materias primas y en el fomento de la exportación de los bienes ya manufacturados.

La primera teoría económica propiamente dicha fue formulada por los fisiócratas, cuyo principal representante fue François Quesnay y a los que Karl Marx consideró los verdaderos creadores de la economía política. A diferencia de los mercantilistas, que consideraban el comercio y la naciente industria como el principal origen de la riqueza, los fisiócratas (fisiocracia = gobierno de la naturaleza) sostenían que la prosperidad y riqueza nacional dependían en última instancia de la agricultura, ya que sólo ella generaba nueva riqueza, y que el resto de bienes económicos se originaban por transformación de sus excedentes de forma más o menos directa.

Con el desarrollo de la industria, las ideas fisiocráticas perdieron vigencia y cedieron su lugar a una nueva teoría económica, desarrollada principalmente en la Gran Bretaña desde finales del siglo XVIII hasta principios del siglo XIX, y a la que se conoce con el nombre de escuela clásica. Sus principales representantes fueron Adam Smith, David Ricardo y Thomas Malthus.

Economía política, economía social, o simplemente economía

En el s. XVII se empezó a utilizar la expresión “economía política”; Antoine de Montchrestien la introdujo en el título de su libro Traité de l'économie politique (1613) y más tarde fue recogida por diversos autores, como Pietro Veni en 1771, Pierre-Samuel Dupont de Nemours en 1773, James D. Stewart en 1776, etc., y alcanzó uso general en el período llamado de la “escuela clásica” de la economía.

El adjetivo “política” surgió en oposición a “privada” o “doméstica” para indicar que el objeto de estudio de la economía no era el comportamiento del individuo en la gestión de su patrimonio doméstico, sino las leyes de la administración de los recursos disponibles en el seno de las sociedades humanas. En este sentido, “política” venía a ser sinónimo de “social”, y es significativo que en diversos países se utilizara “economía social” como sinónimo de “economía política”.

Sin embargo, en Francia desde Montchrestien y en Gran Bretaña desde Stewart se impuso la expresión “economía política”. Por el contrario, desde la aparición de los Principles of Economics (1890), de Alfred Marshall, el vocablo economics (“economía”, o, en rigor, “económica”) se ha impuesto en la literatura especializada anglosajona, sustituyendo la expresión “economía política”, y el ejemplo se ha extendido; en los países anglosajones únicamente los economistas marxistas oponen conscientemente la “economía política” heredera de la tradición clásica a la “economía” marshalliana y “moderna”; en Francia, en cambio, economistas de todas las tendencias políticas continúan fieles a la expresión “economía política”.

Escuelas

En el curso del tiempo las fases y escuelas que han marcado la historia de las ideas económicas son las siguientes:

Fase precientífica

Abarca desde las meditaciones sobre la sociedad de los filósofos griegos hasta el nacimiento de la ciencia económica en la segunda mitad del s. XIII. A partir del s. XVI el desarrollo del capitalismo comercial provoca, primero en España (Tomás de Mercado, Luis Ortiz) y luego en Francia, Inglaterra y otros países europeos, la aparición de una serie de aportaciones (concepto de riqueza nacional, de balanza de pagos, teoría cuantitativa, etc.), encaminadas a la formulación de medidas de una política económica monetarista y proteccionista, conocidas como doctrina mercantilista. En la primera mitad del s. XVIII sobresalen dos autores, sir William Petty y Richard de Cantillon, que sistematizan los análisis económicos anteriores y anuncian la llegada de la fase científica de la economía.

Primera etapa de la fase científica

Comprende a los fisiócratas (François Quesnay y seguidores), clásicos (Adam Smith, Thomas Malthus, David Ricardo) y socialistas científicos (Karl Marx, Friedrich Engels), que tienen en común una serie de notas fundamentales: 1) la actitud científica, analítica, que se traduce en la formulación de leyes y teorías para explicar la realidad económica del capitalismo ascendente; 2) la concepción del proceso económico capitalista: utilización del trabajo con el fin de obtener un excedente, que se realiza como valor sobre un mercado; 3) la teoría del valor-trabajo, que explica conjuntamente dos fenómenos: el del excedente y el del valor.

La escuela clásica

Essay physique sur l'economie animale, de François Quesnay. Frontispicio del tomo primero. Segunda edición ampliada editada en París por Guillaume Cavelier.

Con su obra An Inquiry into the Nature and Causes of the Wealth of Nations (1776; Investigación sobre la naturaleza y causas de la riqueza de las naciones), Adam Smith sentó las bases de la moderna economía. Criticó y descalificó en ella las políticas proteccionistas y arancelarias del mercantilismo y defendió la libertad de comercio. Muchas de sus ideas fueron sintetizadas, formalizadas y desarrolladas por David Ricardo, parlamentario británico que gozó de gran influencia sobre la opinión pública y el gobierno de su país y describió por primera vez el concepto de modelo económico como abstracción simplificadora de la realidad económica.

El tercero de los grandes clásicos británicos fue Thomas Malthus, autor de Essay on Population (1798; Ensayo sobre la población), obra en la que predijo un crecimiento aritmético de la producción de alimentos y demás bienes, y otro geométrico, por tanto mucho más rápido, de la población y de sus necesidades, lo que debería llevar, al cabo de generaciones, al hambre y la miseria generalizadas.

Las principales aportaciones de la escuela clásica a la teoría económica fueron su afirmación de la identidad entre los intereses particulares de los individuos y el interés general de la sociedad, así como la teoría del valor-trabajo. La afirmación de la identidad entre intereses particulares y generales lleva necesariamente a otra nueva afirmación: si se asegura la no intervención del estado y de grupos que interfieran la espontánea actividad económica, el libre juego de la oferta y de la demanda tiende necesariamente a alcanzar el equilibrio económico. La escuela clásica sentaba así las bases del liberalismo, doctrina que influiría poderosamente en los siglos posteriores.

Frente a los fisiócratas, que, como se ha visto, consideraban que sólo la tierra podía generar un producto neto, los clásicos británicos opusieron la ya mencionada teoría del valor-trabajo, según la cual todo trabajo productivo generaba un excedente económico, es decir, riqueza. Siendo el valor la cantidad de trabajo invertida en la producción de un bien, David Ricardo llegó a afirmar que la tierra no poseía influencia alguna en la determinación del valor y consideró el capital como cristalización del trabajo, es decir, una reserva de trabajo anteriormente realizado.

La teoría económica marxista

Los excesos de las primeras fases de la Revolución Industrial, que hacinaron en fábricas, minas y talleres a hombres, mujeres y niños durante jornadas de trabajo de hasta doce y catorce horas, en condiciones laborales y sanitarias deplorables, favorecieron el nacimiento de una corriente económica preocupada no sólo ya por el estudio de la ciencia económica como tal, sino también por la transformación global de la sociedad.

Partiendo de la teoría del valor en David Ricardo, Karl Marx, su principal representante, precisó que el valor de un bien está determinado por la cantidad de trabajo socialmente necesario para su producción. Según Marx, el beneficio no se realiza en el intercambio de mercancías, que se intercambian generalmente por su valor, sino en la producción de las mismas. Los trabajadores no reciben el valor correspondiente a su trabajo, sino sólo lo necesario para su supervivencia. Nacía así el concepto de plusvalía, diferencia entre el valor incorporado a un bien y la remuneración del trabajo que ha sido necesario para ello. No es ésta, sin embargo, para Marx, la característica esencial del sistema capitalista, sino, precisamente, la apropiación privada de esa plusvalía. A partir de esas consideraciones, Marx elaboró su crítica del capitalismo en una obra que trascendió los límites de la pura economía y se convirtió en una reflexión general sobre el hombre, la sociedad y la historia.

Segunda etapa de la fase científica

Abarca desde el “giro” de 1870 hasta la I Guerra Mundial (1914-1918). A partir de 1870 se inicia una escisión muy profunda en el seno de la ciencia económica. Por una parte, los continuadores de la tradición iniciada por los fisiócratas y culminada por los clásicos y Karl Marx. Por otra, toda una serie de autores que rompen con lo que constituye el núcleo de esta tradición: la teoría del valor-trabajo. La ruptura con la tradición clásica se produce en dos sentidos: por uno, la escuela histórica alemana y sus continuadores que niegan el carácter científico de la economía, su impotencia para formular leyes y teoremas; las escuelas neoclásica y marginalista, por su parte, niegan la teoría del valor-trabajo y la aparición de un excedente al término del proceso productivo. En su lugar crean una teoría subjetiva del valor y una teoría del equilibrio (general y parcial). Al margen de esta separación de la tradición clásica, las aportaciones de ese período son claras: en la primera dirección, el surgimiento de la historia económica, con cierto grado de autonomía; en la segunda dirección, el desarrollo conceptual y matemático que significa la teoría del equilibrio.

El marginalismo

Escena de la recogida del trigo. Pintura en la tumba de Menna (Valle de los Nobles, Deir el-Bahari, Egipto). Arte egipcio. Imperio Nuevo.

Con excepción del marxismo, a partir de 1870 los economistas se alejaron progresivamente de la consideración de la economía como una disciplina eminentemente política y centraron su reflexión en el estudio de la teoría y de los problemas prácticos, dejando además de lado cualquier incursión en el terreno de la ideología. La teoría económica sería su campo específico y natural de trabajo, en tanto que a la economía política correspondería la aplicación de sus análisis y aportaciones.

El marginalismo constituye la corriente teórica más importante de este período. Fue su principal característica el abandono de la teoría clásica del valor-trabajo y su sustitución por el concepto de utilidad. Según los marginalistas, el valor de un bien no depende en último extremo de la cantidad de trabajo incorporado al mismo, sino de la utilidad de la última unidad producida de ese bien (utilidad marginal). Las teorías marginalistas hicieron posible un conocimiento profundo de las economías de libre mercado y constituyeron el nexo de unión entre la escuela clásica y la moderna economía.

Las principales escuelas marginalistas fueron la de Viena, representada principalmente por el austriaco Carl Menger; la de Lausana, con el francés Léon Walras y el italiano Vilfredo Pareto como principales teóricos; y la de Cambridge, cuyo fundador, el británico Alfred Marshall, intentó conciliar las teorías clásicas y las marginalistas.

Esfuerzos contemporáneos

A partir de la I Guerra Mundial (1914-1918) hay que señalar diversos intentos de adecuar la teoría del equilibrio a la realidad del capitalismo reformado que surge de la guerra: 1) la teoría de la competencia monopolística de Piero Sraffa, Joan Robinson y Edward H. Chamberlain; 2) la generalización de la teoría del equilibrio para las situaciones de subempleo, formulada por John Maynard Keynes; 3) el análisis macroeconómico e histórico del capitalismo, llevado a cabo por Joseph A. Schumpeter; 4) el intento de obtención de un óptimo social: la economía del bienestar; 5) las teorías y modelos de desarrollo capitalista (Walt Witman Rostow, por ejemplo). El desarrollo del capitalismo contemporáneo, los problemas de la construcción del socialismo y el subdesarrollo económico han sido objeto de análisis por parte de una serie de economistas (Nikolái Bujarin, Hilferding, Leonid Kantoróvich, Dobb, Lange).

Tras la II Guerra Mundial (1939-1945) el panorama de la ciencia económica estuvo especialmente dominado por la teoría keynesiana y su insistencia en la regulación macroeconómica, aunque hubo un esfuerzo importante por parte de la corriente de la teoría subjetiva del valor (escuela neoclásica) por integrar la teoría keynesiana (tarea realizada fundamentalmente por John Richard Hicks y Paul Samuelson). A principios de la década de 1970 se produjo un renacimiento teórico de los modelos neoclásicos, basado fundamentalmente en un importante esfuerzo de formalización matemática y favorecido por los fracasos sucesivos de las políticas económicas keynesianas y de la planificación soviética; estos modelos neoclásicos se han convertido en el modelo teórico dominante en los círculos académicos, por más que en su interior coexisten corrientes diversas (monetaristas, teóricos de las “expectativas racionales”, neokeynesianos, etc.). Sin embargo, persisten aún muchas corrientes heterodoxas que han realizado importantes aportaciones teóricas en el campo de la reproducción económica y los modelos dinámicos (Piero Sraffa, L. Pasinetti), en el campo del institucionalismo económico y particularmente la nueva corriente de economía ecológica que, basándose en conocimientos provenientes de las ciencias naturales, impugna la validez del concepto tradicional de producción y crecimiento económico, fundamentales para el resto de las escuelas teóricas.

J. M. Keynes

Wall Street, centro financiero de Nueva York, en 1929.

La obra del británico John Maynard Keynes significó el retorno de la economía política a un primer plano. La Gran Depresión iniciada en 1929 supuso, entre otras graves y numerosas consecuencias, una profunda crisis del liberalismo económico, tal como hasta entonces se había formulado, y de las teorías económicas de las décadas anteriores. Ello constituyó el marco propicio para que Keynes desarrollara un pensamiento económico que influyó poderosamente en las décadas siguientes.

En su obra The General Theory of Employment, Interest and Money (1935-1936; Teoría general del empleo, el interés y el dinero), Keynes realizó un trabajo de crítica y síntesis de las anteriores escuelas económicas y afirmó que el equilibrio al que tiende la libre interacción entre los diversos factores económicos no conlleva el pleno empleo de los medios de producción. No es el alza o la baja de los salarios lo que determina la mayor o menor ocupación de la mano de obra, sino el nivel de producción que los empresarios hayan decidido realizar. La inversión y el ahorro son, igualmente, dos elementos independientes. Cuando existe un desequilibrio entre ahorro e inversión, puede existir también un desempleo involuntario y permanente dentro de un equilibrio económico no deseado. Esa situación es, en el fondo, consecuencia de una insuficiente comunicación entre los diversos agentes económicos. Así, Keynes concedió a la inversión pública y, en general, a la intervención del estado en la política económica un papel de primer rango, que debía hacer posible una política de crecimiento económico y de pleno empleo y una actuación eficaz contra los desajustes cíclicos del sistema.

El poskeynesiananismo

En las décadas siguientes a la II Guerra Mundial, la teoría económica, que siguió profundamente marcada por la obra de Keynes, experimentó una intensa evolución. En primer lugar, se generalizó definitivamente el recurso a las matemáticas, que prácticamente se introdujeron en todas las ramas de la economía. Con anterioridad, algunos economistas habían hecho uso del cálculo diferencial y del cálculo integral, pero, con las tablas de entrada-salida de Wassily Leontief, el álgebra matricial se convirtió en el método empírico privilegiado para reducir las interrelaciones entre industrias y sectores económicos a un sistema manejable y coherente de ecuaciones simultáneas.

Junto con la generalización del uso de las matemáticas se desarrollaron los estudios econométricos y se concedió una importancia creciente a la planificación económica, necesaria en diversas medidas no sólo en cada uno de los estados, sino también, y de manera creciente, para reducir las grandes diferencias entre países ricos y países pobres. La consideración prestada a la economía regional y a la urbana, a la de la salud y a la de la educación, es también una manifestación de la relevancia de la ciencia económica en las sociedades modernas.

Ramas y variables de la ciencia económica

Economía del bienestar

La economía del bienestar es una corriente de la ciencia económica cuyo objetivo es valorar, ante distintos estados económicos alternativos, cuál de ellos resulta socialmente más deseable. Por estado económico se entiende una determinada forma de organizar las actividades económicas en la sociedad; se diferencian entre sí, fundamentalmente, por la distinta asignación de recursos y la diferente distribución de las remuneraciones. La investigación, dentro de la economía del bienestar, ha recibido variados enfoques y no puede hablarse de uniformidad fuera de la temática común.

El tratamiento de estos problemas se remonta a los utilitaristas ingleses, concretamente a Jeremy Bentham, escuela que culmina con la obra de Arthur Cecil Pigou, The Economics of Welfare, publicada en 1920. Por otra parte, sobre las aportaciones de Vilfredo Pareto se desarrolló (1934) una nueva rama que, en oposición a los tratamientos utilitaristas, se llamó “nueva economía del bienestar”, cuyos principales valedores fueron John Richard Hicks, Lerner, Kalder, Henri Bergson, Paul Samuelson, Kenneth Arrow, etc., y que intentaba encontrar criterios objetivos para la política económica. Aunque los resultados no parecen hasta ahora muy importantes, se pueden señalar como aportaciones básicas: 1) haber aclarado la multiplicidad de factores que impiden la acción espontánea de las fuerzas naturales para obtener el mejor empleo de los recursos disponibles; 2) señalar que el uso racional de los recursos productivos no está ligado a una organización de la sociedad; 3) demostrar que la observación de los principios de ecuanimidad, desde el punto de vista social, no siempre exige la cobertura de los costes medios, y 4) los méritos relativos de las medidas alternativas de política económica o de las formas de organización económica deben basarse en consideraciones de eficiencia y equidad.

Economía de mercado

Anuncio publicitario del dentífrico Orive (1939).

Forma económica en la cual los recursos, de acuerdo con las necesidades, se asignan según el mercado, mediante el mecanismo de variaciones del precio. Es lo contrario de la economía planificada. La escuela clásica consideró la economía libre de mercado, en la cual no existe ninguna intervención por parte del Estado en el sistema competitivo, como una condición necesaria para la existencia de un orden social justo. A pesar de ello, el desarrollo histórico ha conducido a cambios en las formas de organización de la economía y ha suscitado aspectos sociales negativos. Por ello, últimamente se defiende la economía social de mercado.

Economía dirigida o economía centralizada

Sistema por el que los acontecimientos económicos son planificados centralmente (economía planificada) y dirigidos por una autoridad superior (normalmente el Estado), la cual por sí sola decide qué, cuánto, cómo y dónde debe ser producido y, a su vez, cómo se ha de distribuir el producto social. Existen diferentes formas de economía centralizada: 1) economías totalmente centralizadas; 2) economías centralizadas con libertad de elección de consumo; 3) economías centralizadas con libertad de elección de consumo y la profesión y lugar de trabajo; 4) economías centralizadas con libertad de elección del consumo y la profesión, así como con la libre posibilidad de ahorrar. La economía centralizada tiene la ventaja de que posibilita el pleno empleo y una estabilidad frente a las crisis. En contrapartida, aparecen las limitaciones a la libertad de los agentes económicos, los cuales son considerados objetos de planificación central. Según las circunstancias, no existe la búsqueda del objetivo de consecución de bienestar. Debido a las dificultades del dirigismo y de la planificación central, recientemente se han introducido en la economía centralizada elementos de economía de mercado en un intento de síntesis de ambas economías.

Economía planificada

Estructura económica de un Estado, con arreglo a normas o planes de dirección, organización e intervención, con objeto de sustituir la situación anárquica de la producción por un desarrollo orgánico sistemático y meditado por los órganos técnicos y profesionales del Estado o Gobierno. Es la proyección, en un futuro más o menos remoto (planes bienales, trienales, quinquenales, etc.), de un estado de máxima satisfacción o por lo menos de una tendencia a alcanzarla, respecto a los medios disponibles o a los que se pueden lograr para realizar dicha aspiración.

Economía política

Término utilizado por primera vez en 1615 por Antoine de Montchrétien, como título de su obra Traité d’économie politique, en la que argumenta la necesidad de añadir el calificativo política a la palabra economía, porque la administración del patrimonio no es exclusiva del sector público sino que también atañe al sector privado. Así, pues, se entiende que la economía política estudiará la forma de administrar los bienes públicos y privados. El término cayó luego en desuso durante algún tiempo, y posteriormente fue utilizado por los autores más significativos de los ss. XVIII y XIX; así, en 1770, por James Stewart Denham en su obra Inquiry into the principles of political economy, en 1771, por Pietro Verri en Meditazionni sull’economia politica, y en 1773, por Pierre-Samuel Dupont de Nemours en Table raisonnée des principes d’économie politique. Hoy designa una disciplina que estudia las relaciones sociales derivadas de la producción, consumo y distribución de los bienes y servicios económicos.

Economía política clásica

Teoría económica de finales del s. XVIII. Analizaba la economía de mercado y propugnaba la libre competencia en la economía y en el comercio internacional. La economía no debería estar dirigida por el Estado, sino por los propios mecanismos de mercado. Según los economistas clásicos, gracias a los principios de la propiedad privada, y a la libertad de contrato y de libre competencia, el orden económico resultante debería ser armónico y conducir, a su vez, a un bienestar creciente. En general, la economía política clásica se caracterizaba por su optimismo e individualismo, así como por su talante liberal. Sus representantes más significativos son Adam Smith, David Ricardo, Thomas Robert Malthus y Jean-Baptiste Say.

Economía mundial

Vínculos interestatales de las distintas economías nacionales. Según el liberalismo conduce al incremento del bienestar nacional. Aunque en la Antigüedad ya se conocía el comercio internacional, hasta finales del s. XVIII no apareció una economía mundial, limitada a Europa, cuyo centro fue Inglaterra. Los avances producidos en el s. XIX, junto con el desarrollo de los transportes, de la técnica, de la rápida colonización de ultramar, de la política colonial y de la economía liberal, originaron una continua expansión de la economía mundial. Sin embargo, la crisis económica de 1929 provocó el colapso de ésta, tal como se la había considerado hasta entonces. A pesar de los intentos autárquicos (control de divisas), pronto surgieron vínculos económicos mundiales más estrechos, basados sobre todo en la formación de los bloques (por ejemplo, bloque Sterling). El conflicto político entre Este y Oeste, aparecido después de 1945, representó un nuevo obstáculo. En los países occidentales se creó el Acuerdo General sobre Aranceles y Comercio (GATT) para evitar esta situación y facilitar el retorno a la economía mundial liberal.

Economía doméstica

Figura histórico-económica (etapa de la economía) cuya unidad de producción y consumo era la familia, junto con sus siervos y esclavos. La producción y el consumo total de la unidad doméstica cerrada se realizan bajo la dirección del pater familias (jefe o cabeza de familia). No se lleva a cabo comercio alguno con el exterior. La economía feudal y la de los conventos de la Edad Media corresponden a una de las formas más puras de economía doméstica. 2. Administración del hogar de una familia bajo la dirección de uno de sus miembros. Aunque aparentemente el hogar es una comunidad de consumo, el trabajo casero puede considerarse productivo en sentido económico. La economía doméstica engloba todas las actividades y medidas necesarias para la administración organizada del hogar.

Economía energética

Corros de contratación en la Bolsa de Barcelona.

La que tiene como finalidad el aprovechamiento de formas y reservas de energía. Actualmente la forma de energía más importante la constituye la electricidad, que se obtiene a partir del carbón, crudo o fuerza hidráulica. En el sector industrial, el gas, que se consigue del carbón y parcialmente del gas natural, desempeña un papel decisivo. Por ahora, la energía nuclear representa una baja proporción del abastecimiento energético. Las posibilidades de utilización a gran escala de energías alternativas como la solar, eólica, geotérmica y de las mareas, están, hoy por hoy, todavía en investigación.

Economía agrícola o agronomía

La economía agraria como doctrina científica independiente nace en la primera mitad o a mediados del siglo XIX y se refiere al "estudio de la ordenación de la empresa agrícola, de la dirección y organización de la labranza, orientado hacia la investigación de los medios productivos empleados en la explotación agrícola y su combinación, al objeto de conseguir el mejor resultado". Se trata de un planteamiento dirigido exclusivamente a la empresa agraria, es decir sin considerar aspectos más amplios como los de política agraria, mercados, estructura agraria, etc. Se puede interpretar que la economía agraria es una parte de la agronomía, pudiendo considerarse como el cálculo último que sirve para determinar la rentabilidad de las distintas actividades agrarias.

Economía pública

Gestión de ingresos y gastos, y administración del patrimonio y de las deudas de las corporaciones públicas (referidas especialmente al Estado y a las corporaciones de carácter regional o local). La economía pública es en esencia una economía presupuestaria; todas las medidas financieras se hallan reflejadas en un presupuesto. Organizativamente está a cargo de la administración de Hacienda o de finanzas. Su objetivo no es la obtención de beneficios, ni la satisfacción de necesidades individuales, sino el desarrollo de un programa, en el que, como medio, se utilizan los ingresos y gastos públicos.

Economía social de mercado

Orden económico que, basado en la economía liberal, y mediante la competencia eficaz, persigue armonizar la libre iniciativa de los individuos con la intervención del Estado para corregir ciertas deficiencias. Ello se pretende conseguir con el establecimiento de una política coyuntural encaminada a lograr el pleno empleo, y con una política de rentas y de fomento de la propiedad para proteger y asegurar a las clases económicamente más débiles. Asimismo intenta crear un marco en defensa de las limitaciones a la competencia.

Economía aplicada

La que se ocupa de analizar situaciones concretas y de facilitar consejos prácticos sobre las medidas que pueden adoptarse para modificar determinadas situaciones. Le corresponde idear también métodos destinados a proporcionar descripciones lo más exactas posible de la realidad.

Economía cerealista

Forma de explotación agrícola en la que se emplea preferentemente, por razones climáticas, el cultivo de cereales. El porcentaje de la superficie cultivable dedicada a los cereales supone un 60-70 % del total.

Economía compleja

Disposición de las naciones a explotar todos los recursos de su territorio y todas las actitudes de su población; a extraer del suelo los elementos minerales y agrícolas que éste es capaz de proporcionar y a transformar materias primas en productos fabricados; a importar del exterior las materias y los útiles susceptibles de hacer funcionar con rendimiento, sobre el territorio nacional, otras industrias más o menos complementarias, de las que viven exclusivamente de él.

Economía de guerra

Economía dirigida especialmente a cubrir las necesidades que origina una guerra; a menudo se traduce en una economía coercitiva. Su objetivo principal se centra en la satisfacción de las necesidades militares, lo que supone una restricción en la satisfacción de las civiles y la existencia de una administración coercitiva, incluso de los bienes de primera necesidad (cartillas de racionamiento, vales). Normalmente, la economía de guerra se caracteriza por su carencia de fuerza de trabajo, escasez de materias primas y restricción del comercio exterior.

Economía de la alimentación

Rama de la economía cuyo objeto es el estudio de los fenómenos relativos al consumo de productos alimenticios. Parte de la hipótesis de que estos fenómenos no escapan al determinismo científico y de que es posible deducir de su estudio las leyes que parece seguir el consumo de los diversos grupos de productos, en función del nivel de vida, de la renta o de otros factores. No hay que confundirla con la economía dietética, puesto que esta última es esencialmente normativa.

Economía de la empresa

Rama de la ciencia económica que tiene por objeto el estudio del funcionamiento de la empresa como ente autónomo, y cuyo objeto consiste en la determinación de las leyes de equilibrio de ésta.

Reunión de dirigentes de los países beneficiados por el Plan Marshall.

Economía exterior

Relaciones económicas de un Estado con otros países. Comprende la entrada y salida de mercancías (o comercio exterior), de servicios y el tráfico de capitales.

Economía integrada

Vínculos organizativos y técnicos, entre la producción de distintas empresas, que persiguen el incremento de la productividad y de la rentabilidad. Aparece sobre todo en las industrias del acero y del carbón (conjunto de minas, fábrica de coque, altos hornos, fábricas de acero y de laminados).

Economía intervenida

Serie de actos de la administración pública que tienden a ordenar el régimen del comercio exterior e interior, seguidos de un procedimiento coactivo para obligar a su cumplimiento.

Economía monetaria o economía de tráfico

Forma de organización económica en la que se trata de obtener un excedente de producción para su intercambio. Se utiliza el dinero como medio de pago. El consumo propio y el intercambio natural constituyen una excepción.

Economía nacional matemática

Tendencia de la teoría económica que, con el objetivo de alcanzar la exactitud, preconiza el tratamiento matemático de los problemas. La aplicación en la economía de las matemáticas, y sobre todo de los modelos matemáticos, se halla limitada porque la realidad sólo puede ser representada cuantitativamente de forma parcial.

Economía natural

Aquella en la que el uso del dinero como medio de pago o intercambio es desconocido o limitado. Las operaciones de intercambio se realizan en el marco de la economía de trueque (cambio de una mercancía por otra) o de la economía doméstica cerrada. En las culturas avanzadas, la economía natural es sustituida por la economía monetaria de tráfico.

Economía periférica

Concepto debido al profesor argentino Raúl Prebisch, quien señaló que existe necesariamente una estrecha interdependencia entre la coyuntura de las naciones del centro (países desarrollados) y las de la perfieria (países subdesarrollados, dependientes de los primeros). Según esta teoría los países periféricos son particularmente sensibles a los fenómenos de depresión.

Economía sumergida

Llamada también subterránea, es la actividad lucrativa clandestina, no declarada a efectos de censos laborales, de impuestos o de contratos legales de trabajo.

Economía supranacional

Aquella cuyo ámbito de acción excede las fronteras de una economía nacional. El intercambio de bienes, fuerza de trabajo y capital con otros estados, se realiza sin ningún obstáculo. La economía supranacional incrementa la competitividad de toda la economía mundial, y a su vez aumenta el nivel de vida de las economías nacionales que la forman, aunque existe el peligro de que los Estados fuertes dominen a los débiles. La Unión Europea (UE) es un ejemplo de economía supranacional.

Economía teórica

La que trata de la formulación e interpretación de generalidades concernientes a la conducta económica. No le incumbe la descripción de ninguna situación específica, sino el suministrar elementos de investigación que puedan ser utilizados para analizar determinadas situaciones; la validez de cualquier hipótesis se comprueba por su utilidad para describir con exactitud las situaciones prácticas.

Economías de escala

Ganancias en la producción y/o en los costes, resultantes del aumento del tamaño de la planta, empresa o industria.

Economías externas

Economías de escala resultantes de una industria en particular, o de la industria en general. Son un resultado del aumento en el tamaño y de una mayor división del trabajo, y del mejor uso de grandes factores de producción que poseen un carácter indivisible.

Economías internas

Cambios en la escala de producción dentro de una empresa que llevan a reducciones en el coste de producción unitario. En general surgen del empleo de factores fijos de producción, de carácter indivisible, que se emplean de una forma más eficiente a mayores niveles de producción, y para los cuales no existen sustitutos que puedan emplearse para obtener producciones inferiores.

Bibliografía

- R. DORNBUSCH, S. FISCHER. Macroeconomía. Ed. McGraw-Hill, 1996.
- R. G. LIPSEY. Introducción a la economía positiva. Vicens-Vives, Barcelona, 1992.
- F. MOCHON. Principios de Economía. McGraw-Hill, 1995.
- M. PARKIN. Macroeconomía. Ed. Addison-Wesley, 1995.
- M. PARKIN. Microeconomía. Ed. Addison-Wesley, 1995.
- P. A. SAMUELSON Y W. D. NORDHAUS. Economía. Ed. McGraw-Hill, 1998.
- H. R. VARIAN. Microeconomía intermedia. Ed. Antoni Bosch, Barcelona, 1992.
- Juan Carlos ZAPATERO. Lecciones de microeconomía. Consumo, producción y costes. Ed. Nerea, Madrid, 1998.


[categories] => Array ( [0] => Array ( [sortkey] => [friendly] => economia [title] => Economía ) [1] => Array ( [sortkey] => [friendly] => ciencias-sociales [title] => Ciencias sociales ) [2] => Array ( [sortkey] => [friendly] => articulos-enciclo [title] => Articulos enciclo ) [3] => Array ( [sortkey] => [friendly] => articulos-destacados [title] => Articulos destacados ) [4] => Array ( [sortkey] => [friendly] => mediateca [title] => Mediateca ) ) [links] => Array ( [0] => Array ( [url] => Acero [friendly] => acero ) [1] => Array ( [url] => Acuerdo General sobre Aranceles y Comercio (GATT) [friendly] => acuerdo-general-sobre-aranceles-y-comercio-gatt ) [2] => Array ( [url] => Adam Smith [friendly] => adam-smith ) [3] => Array ( [url] => Administración [friendly] => administracion ) [4] => Array ( [url] => Agricultura [friendly] => agricultura ) [5] => Array ( [url] => Agronomía [friendly] => agronomia ) [6] => Array ( [url] => Ahorro [friendly] => ahorro ) [7] => Array ( [url] => Aire [friendly] => aire ) [8] => Array ( [url] => Alemán [friendly] => aleman ) [9] => Array ( [url] => Alexander Hamilton [friendly] => alexander-hamilton ) [10] => Array ( [url] => Alfred Marshall [friendly] => alfred-marshall ) [11] => Array ( [url] => Álgebra [friendly] => algebra ) [12] => Array ( [url] => Alimentación [friendly] => alimentacion ) [13] => Array ( [url] => Alimento [friendly] => alimento ) [14] => Array ( [url] => Alto horno [friendly] => alto-horno ) [15] => Array ( [url] => Análisis económico [friendly] => analisis-economico ) [16] => Array ( [url] => Anglosajones [friendly] => anglosajones ) [17] => Array ( [url] => Antoine de Montchrestien [friendly] => antoine-de-montchrestien ) [18] => Array ( [url] => Arancel [friendly] => arancel ) [19] => Array ( [url] => Aristóteles [friendly] => aristoteles ) [20] => Array ( [url] => Arte egipcio [friendly] => arte-egipcio ) [21] => Array ( [url] => Arthur Cecil Pigou [friendly] => arthur-cecil-pigou ) [22] => Array ( [url] => Autarquía [friendly] => autarquia ) [23] => Array ( [url] => Automóvil [friendly] => automovil ) [24] => Array ( [url] => Balanza de pagos [friendly] => balanza-de-pagos ) [25] => Array ( [url] => Banca [friendly] => banca ) [26] => Array ( [url] => Barcelona [friendly] => barcelona ) [27] => Array ( [url] => Bolsa (economía) [friendly] => bolsa-economia ) [28] => Array ( [url] => Cálculo [friendly] => calculo ) [29] => Array ( [url] => Cambridge (Reino Unido) [friendly] => cambridge-reino-unido ) [30] => Array ( [url] => Capital [friendly] => capital ) [31] => Array ( [url] => Capitalismo [friendly] => capitalismo ) [32] => Array ( [url] => Carbón [friendly] => carbon ) [33] => Array ( [url] => Carl Menger [friendly] => carl-menger ) [34] => Array ( [url] => Cereal [friendly] => cereal ) [35] => Array ( [url] => Ciencia [friendly] => ciencia ) [36] => Array ( [url] => Colonización [friendly] => colonizacion ) [37] => Array ( [url] => Comercio [friendly] => comercio ) [38] => Array ( [url] => Consumo [friendly] => consumo ) [39] => Array ( [url] => Convento [friendly] => convento ) [40] => Array ( [url] => Coque [friendly] => coque ) [41] => Array ( [url] => Crack de 1929 [friendly] => crack-de-1929 ) [42] => Array ( [url] => Cultura [friendly] => cultura ) [43] => Array ( [url] => David Ricardo [friendly] => david-ricardo ) [44] => Array ( [url] => Depresión (economía) [friendly] => depresion-economia ) [45] => Array ( [url] => Descubrimiento [friendly] => descubrimiento ) [46] => Array ( [url] => Desempleo [friendly] => desempleo ) [47] => Array ( [url] => Deuda [friendly] => deuda ) [48] => Array ( [url] => Diccionario Enciclopédico [friendly] => diccionario-enciclopedico ) [49] => Array ( [url] => Dinero [friendly] => dinero ) [50] => Array ( [url] => Divisa [friendly] => divisa ) [51] => Array ( [url] => Econometría [friendly] => econometria ) [52] => Array ( [url] => Ecuación [friendly] => ecuacion ) [53] => Array ( [url] => Edad Media [friendly] => edad-media ) [54] => Array ( [url] => Educación [friendly] => educacion ) [55] => Array ( [url] => EE.UU. [friendly] => ee-uu ) [56] => Array ( [url] => Egipto [friendly] => egipto ) [57] => Array ( [url] => Electricidad [friendly] => electricidad ) [58] => Array ( [url] => El Capital [friendly] => el-capital ) [59] => Array ( [url] => Energía [friendly] => energia ) [60] => Array ( [url] => Energías renovables [friendly] => energias-renovables ) [61] => Array ( [url] => Energía nuclear [friendly] => energia-nuclear ) [62] => Array ( [url] => Energía solar [friendly] => energia-solar ) [63] => Array ( [url] => Esclavo [friendly] => esclavo ) [64] => Array ( [url] => Escolástica [friendly] => escolastica ) [65] => Array ( [url] => Escuela [friendly] => escuela ) [66] => Array ( [url] => España [friendly] => espana ) [67] => Array ( [url] => Estadística [friendly] => estadistica ) [68] => Array ( [url] => Estado [friendly] => estado ) [69] => Array ( [url] => Europa [friendly] => europa ) [70] => Array ( [url] => Exportación [friendly] => exportacion ) [71] => Array ( [url] => Fábrica [friendly] => fabrica ) [72] => Array ( [url] => Familia [friendly] => familia ) [73] => Array ( [url] => Feudalismo [friendly] => feudalismo ) [74] => Array ( [url] => Filosofía [friendly] => filosofia ) [75] => Array ( [url] => Finanzas [friendly] => finanzas ) [76] => Array ( [url] => Fisiocracia [friendly] => fisiocracia ) [77] => Array ( [url] => Fondo Monetario Internacional (FMI) [friendly] => fondo-monetario-internacional-fmi ) [78] => Array ( [url] => Francés [friendly] => frances ) [79] => Array ( [url] => Francia [friendly] => francia ) [80] => Array ( [url] => François Quesnay [friendly] => francois-quesnay ) [81] => Array ( [url] => Friedrich Engels [friendly] => friedrich-engels ) [82] => Array ( [url] => Friedrich Hayek [friendly] => friedrich-hayek ) [83] => Array ( [url] => Friedrich List [friendly] => friedrich-list ) [84] => Array ( [url] => Ganadería [friendly] => ganaderia ) [85] => Array ( [url] => Gas [friendly] => gas ) [86] => Array ( [url] => Georgia (EE.UU.) [friendly] => georgia-ee-uu ) [87] => Array ( [url] => Geotermia [friendly] => geotermia ) [88] => Array ( [url] => Gran Bretaña [friendly] => gran-bretana ) [89] => Array ( [url] => Grecia antigua [friendly] => grecia-antigua ) [90] => Array ( [url] => Griego [friendly] => griego ) [91] => Array ( [url] => Hacienda [friendly] => hacienda ) [92] => Array ( [url] => Hambre [friendly] => hambre ) [93] => Array ( [url] => Henri Bergson [friendly] => henri-bergson ) [94] => Array ( [url] => Historia [friendly] => historia ) [95] => Array ( [url] => Hombre [friendly] => hombre ) [96] => Array ( [url] => Idioma español [friendly] => idioma-espanol ) [97] => Array ( [url] => II Guerra Mundial [friendly] => ii-guerra-mundial ) [98] => Array ( [url] => Industria [friendly] => industria ) [99] => Array ( [url] => Inglaterra [friendly] => inglaterra ) [100] => Array ( [url] => Inglés [friendly] => ingles ) [101] => Array ( [url] => Italiano [friendly] => italiano ) [102] => Array ( [url] => I Guerra Mundial [friendly] => i-guerra-mundial ) [103] => Array ( [url] => Jean-Baptiste Say [friendly] => jean-baptiste-say ) [104] => Array ( [url] => Jeremy Bentham [friendly] => jeremy-bentham ) [105] => Array ( [url] => Joan Robinson [friendly] => joan-robinson ) [106] => Array ( [url] => John Maynard Keynes [friendly] => john-maynard-keynes ) [107] => Array ( [url] => John Richard Hicks [friendly] => john-richard-hicks ) [108] => Array ( [url] => Joseph A. Schumpeter [friendly] => joseph-a-schumpeter ) [109] => Array ( [url] => Karl Marx [friendly] => karl-marx ) [110] => Array ( [url] => Kenneth Arrow [friendly] => kenneth-arrow ) [111] => Array ( [url] => Keynesianismo [friendly] => keynesianismo ) [112] => Array ( [url] => Laminado [friendly] => laminado ) [113] => Array ( [url] => Latín [friendly] => latin ) [114] => Array ( [url] => Lausana [friendly] => lausana ) [115] => Array ( [url] => Leonid Kantoróvich [friendly] => leonid-kantorovich ) [116] => Array ( [url] => Léon Walras [friendly] => leon-walras ) [117] => Array ( [url] => Liberalismo [friendly] => liberalismo ) [118] => Array ( [url] => Libro [friendly] => libro ) [119] => Array ( [url] => Literatura [friendly] => literatura ) [120] => Array ( [url] => Londres [friendly] => londres ) [121] => Array ( [url] => Ludwig von Mises [friendly] => ludwig-von-mises ) [122] => Array ( [url] => Macroeconomía [friendly] => macroeconomia ) [123] => Array ( [url] => Maquinaria [friendly] => maquinaria ) [124] => Array ( [url] => Marea [friendly] => marea ) [125] => Array ( [url] => Marginalismo [friendly] => marginalismo ) [126] => Array ( [url] => Marxismo [friendly] => marxismo ) [127] => Array ( [url] => Matemáticas [friendly] => matematicas ) [128] => Array ( [url] => Medio ambiente [friendly] => medio-ambiente ) [129] => Array ( [url] => Mercado [friendly] => mercado ) [130] => Array ( [url] => Mercancía [friendly] => mercancia ) [131] => Array ( [url] => Mercantilismo [friendly] => mercantilismo ) [132] => Array ( [url] => Microeconomía [friendly] => microeconomia ) [133] => Array ( [url] => Milton Friedman [friendly] => milton-friedman ) [134] => Array ( [url] => Mina [friendly] => mina ) [135] => Array ( [url] => Mineral [friendly] => mineral ) [136] => Array ( [url] => Minería [friendly] => mineria ) [137] => Array ( [url] => Miseria [friendly] => miseria ) [138] => Array ( [url] => Monetarismo [friendly] => monetarismo ) [139] => Array ( [url] => Nación [friendly] => nacion ) [140] => Array ( [url] => Naturaleza [friendly] => naturaleza ) [141] => Array ( [url] => Nikolái Bujarin [friendly] => nikolai-bujarin ) [142] => Array ( [url] => Nueva York [friendly] => nueva-york ) [143] => Array ( [url] => Ocio [friendly] => ocio ) [144] => Array ( [url] => Oferta y demanda [friendly] => oferta-y-demanda ) [145] => Array ( [url] => Opinión pública [friendly] => opinion-publica ) [146] => Array ( [url] => París [friendly] => paris ) [147] => Array ( [url] => Paul Samuelson [friendly] => paul-samuelson ) [148] => Array ( [url] => Pesca [friendly] => pesca ) [149] => Array ( [url] => Piero Sraffa [friendly] => piero-sraffa ) [150] => Array ( [url] => Pierre-Samuel Dupont de Nemours [friendly] => pierre-samuel-dupont-de-nemours ) [151] => Array ( [url] => Pintura [friendly] => pintura ) [152] => Array ( [url] => Plan Marshall [friendly] => plan-marshall ) [153] => Array ( [url] => Plusvalía [friendly] => plusvalia ) [154] => Array ( [url] => Población [friendly] => poblacion ) [155] => Array ( [url] => Política [friendly] => politica ) [156] => Array ( [url] => Precio [friendly] => precio ) [157] => Array ( [url] => Producto Interior Bruto (PIB) [friendly] => producto-interior-bruto-pib ) [158] => Array ( [url] => Proteccionismo [friendly] => proteccionismo ) [159] => Array ( [url] => Raúl Prebisch [friendly] => raul-prebisch ) [160] => Array ( [url] => Recursos naturales [friendly] => recursos-naturales ) [161] => Array ( [url] => Reino Unido [friendly] => reino-unido ) [162] => Array ( [url] => Renta [friendly] => renta ) [163] => Array ( [url] => Retrato [friendly] => retrato ) [164] => Array ( [url] => Revolución Industrial [friendly] => revolucion-industrial ) [165] => Array ( [url] => Richard de Cantillon [friendly] => richard-de-cantillon ) [166] => Array ( [url] => Riqueza [friendly] => riqueza ) [167] => Array ( [url] => Salario [friendly] => salario ) [168] => Array ( [url] => Salud [friendly] => salud ) [169] => Array ( [url] => Savannah [friendly] => savannah ) [170] => Array ( [url] => Siervo [friendly] => siervo ) [171] => Array ( [url] => Sir William Petty [friendly] => sir-william-petty ) [172] => Array ( [url] => Socialismo [friendly] => socialismo ) [173] => Array ( [url] => Sociedad [friendly] => sociedad ) [174] => Array ( [url] => Sociología [friendly] => sociologia ) [175] => Array ( [url] => Subdesarrollo [friendly] => subdesarrollo ) [176] => Array ( [url] => Suelo [friendly] => suelo ) [177] => Array ( [url] => Tecnología [friendly] => tecnologia ) [178] => Array ( [url] => Thomas Malthus [friendly] => thomas-malthus ) [179] => Array ( [url] => Thomas Robert Malthus [friendly] => thomas-robert-malthus ) [180] => Array ( [url] => Tokio [friendly] => tokio ) [181] => Array ( [url] => Trabajo [friendly] => trabajo ) [182] => Array ( [url] => Transporte [friendly] => transporte ) [183] => Array ( [url] => Trigo [friendly] => trigo ) [184] => Array ( [url] => Trueque [friendly] => trueque ) [185] => Array ( [url] => Tumba [friendly] => tumba ) [186] => Array ( [url] => Ultramar [friendly] => ultramar ) [187] => Array ( [url] => Unión Europea (UE) [friendly] => union-europea-ue ) [188] => Array ( [url] => Utilitarismo [friendly] => utilitarismo ) [189] => Array ( [url] => Valor (economía) [friendly] => valor-economia ) [190] => Array ( [url] => Viena [friendly] => viena ) [191] => Array ( [url] => Vilfredo Pareto [friendly] => vilfredo-pareto ) [192] => Array ( [url] => Vocablo [friendly] => vocablo ) [193] => Array ( [url] => Wall Street [friendly] => wall-street ) [194] => Array ( [url] => Walt Witman Rostow [friendly] => walt-witman-rostow ) [195] => Array ( [url] => Wassily Leontief [friendly] => wassily-leontief ) [196] => Array ( [url] => La riqueza de las naciones [friendly] => la-riqueza-de-las-naciones ) [197] => Array ( [url] => Unión Soviética [friendly] => union-sovietica ) [198] => Array ( [url] => Gran Depresión [friendly] => gran-depresion ) ) [images] => Array ( [0] => Keynes.JPG [1] => La_riqueza_de_las_naciones.jpg [2] => Bolsa.JPG [3] => Marx_capital.jpg [4] => Smith.JPG [5] => Whitea_y_Keynes.jpg [6] => Econo_quesnay.jpg [7] => Econo_egipto.jpg [8] => Hgxx_0001_0003_0_img1179.jpg [9] => Econo_dientes.jpg [10] => Econo_bolsa.jpg [11] => Hgxx_0001_0005_0_img1901.jpg [12] => Media.jpg ) [externallinks] => Array ( ) [sections] => Array ( [0] => Array ( [toclevel] => 1 [level] => 2 [line] => Introducción [number] => 1 [index] => 1 [fromtitle] => Economía [byteoffset] => 793 [anchor] => Introducci.C3.B3n ) [1] => Array ( [toclevel] => 1 [level] => 2 [line] => El proceso económico [number] => 2 [index] => 2 [fromtitle] => Economía [byteoffset] => 1109 [anchor] => El_proceso_econ.C3.B3mico ) [2] => Array ( [toclevel] => 1 [level] => 2 [line] => La ciencia de la economía [number] => 3 [index] => 3 [fromtitle] => Economía [byteoffset] => 4506 [anchor] => La_ciencia_de_la_econom.C3.ADa ) [3] => Array ( [toclevel] => 2 [level] => 3 [line] => El objeto de la economía [number] => 3.1 [index] => 4 [fromtitle] => Economía [byteoffset] => 4536 [anchor] => El_objeto_de_la_econom.C3.ADa ) [4] => Array ( [toclevel] => 2 [level] => 3 [line] => Relación de la economía con otras ciencias sociales [number] => 3.2 [index] => 5 [fromtitle] => Economía [byteoffset] => 8213 [anchor] => Relaci.C3.B3n_de_la_econom.C3.ADa_con_otras_ciencias_sociales ) [5] => Array ( [toclevel] => 2 [level] => 3 [line] => Los bienes económicos [number] => 3.3 [index] => 6 [fromtitle] => Economía [byteoffset] => 9574 [anchor] => Los_bienes_econ.C3.B3micos ) [6] => Array ( [toclevel] => 2 [level] => 3 [line] => Los sectores económicos [number] => 3.4 [index] => 7 [fromtitle] => Economía [byteoffset] => 10761 [anchor] => Los_sectores_econ.C3.B3micos ) [7] => Array ( [toclevel] => 2 [level] => 3 [line] => Microeconomía y macroeconomía [number] => 3.5 [index] => 8 [fromtitle] => Economía [byteoffset] => 11907 [anchor] => Microeconom.C3.ADa_y_macroeconom.C3.ADa ) [8] => Array ( [toclevel] => 2 [level] => 3 [line] => El producto nacional [number] => 3.6 [index] => 9 [fromtitle] => Economía [byteoffset] => 14241 [anchor] => El_producto_nacional ) [9] => Array ( [toclevel] => 1 [level] => 2 [line] => Historia del pensamiento económico [number] => 4 [index] => 10 [fromtitle] => Economía [byteoffset] => 15644 [anchor] => Historia_del_pensamiento_econ.C3.B3mico ) [10] => Array ( [toclevel] => 2 [level] => 3 [line] => Orígenes y desarrollo [number] => 4.1 [index] => 11 [fromtitle] => Economía [byteoffset] => 15683 [anchor] => Or.C3.ADgenes_y_desarrollo ) [11] => Array ( [toclevel] => 2 [level] => 3 [line] => Economía política, economía social, o simplemente economía [number] => 4.2 [index] => 12 [fromtitle] => Economía [byteoffset] => 18850 [anchor] => Econom.C3.ADa_pol.C3.ADtica.2C_econom.C3.ADa_social.2C_o_simplemente_econom.C3.ADa ) [12] => Array ( [toclevel] => 1 [level] => 2 [line] => Escuelas [number] => 5 [index] => 13 [fromtitle] => Economía [byteoffset] => 22408 [anchor] => Escuelas ) [13] => Array ( [toclevel] => 2 [level] => 3 [line] => Fase precientífica [number] => 5.1 [index] => 14 [fromtitle] => Economía [byteoffset] => 22538 [anchor] => Fase_precient.C3.ADfica ) [14] => Array ( [toclevel] => 2 [level] => 3 [line] => Primera etapa de la fase científica [number] => 5.2 [index] => 15 [fromtitle] => Economía [byteoffset] => 23473 [anchor] => Primera_etapa_de_la_fase_cient.C3.ADfica ) [15] => Array ( [toclevel] => 3 [level] => 4 [line] => La escuela clásica [number] => 5.2.1 [index] => 16 [fromtitle] => Economía [byteoffset] => 24269 [anchor] => La_escuela_cl.C3.A1sica ) [16] => Array ( [toclevel] => 3 [level] => 4 [line] => La teoría económica marxista [number] => 5.2.2 [index] => 17 [fromtitle] => Economía [byteoffset] => 27027 [anchor] => La_teor.C3.ADa_econ.C3.B3mica_marxista ) [17] => Array ( [toclevel] => 2 [level] => 3 [line] => Segunda etapa de la fase científica [number] => 5.3 [index] => 18 [fromtitle] => Economía [byteoffset] => 28610 [anchor] => Segunda_etapa_de_la_fase_cient.C3.ADfica ) [18] => Array ( [toclevel] => 3 [level] => 4 [line] => El marginalismo [number] => 5.3.1 [index] => 19 [fromtitle] => Economía [byteoffset] => 29928 [anchor] => El_marginalismo ) [19] => Array ( [toclevel] => 2 [level] => 3 [line] => Esfuerzos contemporáneos [number] => 5.4 [index] => 20 [fromtitle] => Economía [byteoffset] => 31700 [anchor] => Esfuerzos_contempor.C3.A1neos ) [20] => Array ( [toclevel] => 3 [level] => 4 [line] => J. M. Keynes [number] => 5.4.1 [index] => 21 [fromtitle] => Economía [byteoffset] => 34245 [anchor] => J._M._Keynes ) [21] => Array ( [toclevel] => 3 [level] => 4 [line] => El poskeynesiananismo [number] => 5.4.2 [index] => 22 [fromtitle] => Economía [byteoffset] => 36163 [anchor] => El_poskeynesiananismo ) [22] => Array ( [toclevel] => 1 [level] => 2 [line] => Ramas y variables de la ciencia económica [number] => 6 [index] => 23 [fromtitle] => Economía [byteoffset] => 37522 [anchor] => Ramas_y_variables_de_la_ciencia_econ.C3.B3mica ) [23] => Array ( [toclevel] => 2 [level] => 3 [line] => Economía del bienestar [number] => 6.1 [index] => 24 [fromtitle] => Economía [byteoffset] => 37568 [anchor] => Econom.C3.ADa_del_bienestar ) [24] => Array ( [toclevel] => 2 [level] => 3 [line] => Economía de mercado [number] => 6.2 [index] => 25 [fromtitle] => Economía [byteoffset] => 39572 [anchor] => Econom.C3.ADa_de_mercado ) [25] => Array ( [toclevel] => 2 [level] => 3 [line] => Economía dirigida o economía centralizada [number] => 6.3 [index] => 26 [fromtitle] => Economía [byteoffset] => 40366 [anchor] => Econom.C3.ADa_dirigida_o_econom.C3.ADa_centralizada ) [26] => Array ( [toclevel] => 2 [level] => 3 [line] => Economía planificada [number] => 6.4 [index] => 27 [fromtitle] => Economía [byteoffset] => 41679 [anchor] => Econom.C3.ADa_planificada ) [27] => Array ( [toclevel] => 2 [level] => 3 [line] => Economía política [number] => 6.5 [index] => 28 [fromtitle] => Economía [byteoffset] => 42279 [anchor] => Econom.C3.ADa_pol.C3.ADtica ) [28] => Array ( [toclevel] => 2 [level] => 3 [line] => Economía política clásica [number] => 6.6 [index] => 29 [fromtitle] => Economía [byteoffset] => 43366 [anchor] => Econom.C3.ADa_pol.C3.ADtica_cl.C3.A1sica ) [29] => Array ( [toclevel] => 2 [level] => 3 [line] => Economía mundial [number] => 6.7 [index] => 30 [fromtitle] => Economía [byteoffset] => 44163 [anchor] => Econom.C3.ADa_mundial ) [30] => Array ( [toclevel] => 2 [level] => 3 [line] => Economía doméstica [number] => 6.8 [index] => 31 [fromtitle] => Economía [byteoffset] => 45398 [anchor] => Econom.C3.ADa_dom.C3.A9stica ) [31] => Array ( [toclevel] => 2 [level] => 3 [line] => Economía energética [number] => 6.9 [index] => 32 [fromtitle] => Economía [byteoffset] => 46269 [anchor] => Econom.C3.ADa_energ.C3.A9tica ) [32] => Array ( [toclevel] => 2 [level] => 3 [line] => Economía agrícola o agronomía [number] => 6.10 [index] => 33 [fromtitle] => Economía [byteoffset] => 47112 [anchor] => Econom.C3.ADa_agr.C3.ADcola_o_agronom.C3.ADa ) [33] => Array ( [toclevel] => 2 [level] => 3 [line] => Economía pública [number] => 6.11 [index] => 34 [fromtitle] => Economía [byteoffset] => 47933 [anchor] => Econom.C3.ADa_p.C3.BAblica ) [34] => Array ( [toclevel] => 2 [level] => 3 [line] => Economía social de mercado [number] => 6.12 [index] => 35 [fromtitle] => Economía [byteoffset] => 48583 [anchor] => Econom.C3.ADa_social_de_mercado ) [35] => Array ( [toclevel] => 2 [level] => 3 [line] => Economía aplicada [number] => 6.13 [index] => 36 [fromtitle] => Economía [byteoffset] => 49155 [anchor] => Econom.C3.ADa_aplicada ) [36] => Array ( [toclevel] => 2 [level] => 3 [line] => Economía cerealista [number] => 6.14 [index] => 37 [fromtitle] => Economía [byteoffset] => 49461 [anchor] => Econom.C3.ADa_cerealista ) [37] => Array ( [toclevel] => 2 [level] => 3 [line] => Economía compleja [number] => 6.15 [index] => 38 [fromtitle] => Economía [byteoffset] => 49703 [anchor] => Econom.C3.ADa_compleja ) [38] => Array ( [toclevel] => 2 [level] => 3 [line] => Economía de guerra [number] => 6.16 [index] => 39 [fromtitle] => Economía [byteoffset] => 50220 [anchor] => Econom.C3.ADa_de_guerra ) [39] => Array ( [toclevel] => 2 [level] => 3 [line] => Economía de la alimentación [number] => 6.17 [index] => 40 [fromtitle] => Economía [byteoffset] => 50815 [anchor] => Econom.C3.ADa_de_la_alimentaci.C3.B3n ) [40] => Array ( [toclevel] => 2 [level] => 3 [line] => Economía de la empresa [number] => 6.18 [index] => 41 [fromtitle] => Economía [byteoffset] => 51331 [anchor] => Econom.C3.ADa_de_la_empresa ) [41] => Array ( [toclevel] => 2 [level] => 3 [line] => Economía exterior [number] => 6.19 [index] => 42 [fromtitle] => Economía [byteoffset] => 51687 [anchor] => Econom.C3.ADa_exterior ) [42] => Array ( [toclevel] => 2 [level] => 3 [line] => Economía integrada [number] => 6.20 [index] => 43 [fromtitle] => Economía [byteoffset] => 51885 [anchor] => Econom.C3.ADa_integrada ) [43] => Array ( [toclevel] => 2 [level] => 3 [line] => Economía intervenida [number] => 6.21 [index] => 44 [fromtitle] => Economía [byteoffset] => 52253 [anchor] => Econom.C3.ADa_intervenida ) [44] => Array ( [toclevel] => 2 [level] => 3 [line] => Economía monetaria o economía de tráfico [number] => 6.22 [index] => 45 [fromtitle] => Economía [byteoffset] => 52471 [anchor] => Econom.C3.ADa_monetaria_o_econom.C3.ADa_de_tr.C3.A1fico ) [45] => Array ( [toclevel] => 2 [level] => 3 [line] => Economía nacional matemática [number] => 6.23 [index] => 46 [fromtitle] => Economía [byteoffset] => 52745 [anchor] => Econom.C3.ADa_nacional_matem.C3.A1tica ) [46] => Array ( [toclevel] => 2 [level] => 3 [line] => Economía natural [number] => 6.24 [index] => 47 [fromtitle] => Economía [byteoffset] => 53115 [anchor] => Econom.C3.ADa_natural ) [47] => Array ( [toclevel] => 2 [level] => 3 [line] => Economía periférica [number] => 6.25 [index] => 48 [fromtitle] => Economía [byteoffset] => 53499 [anchor] => Econom.C3.ADa_perif.C3.A9rica ) [48] => Array ( [toclevel] => 2 [level] => 3 [line] => Economía sumergida [number] => 6.26 [index] => 49 [fromtitle] => Economía [byteoffset] => 53927 [anchor] => Econom.C3.ADa_sumergida ) [49] => Array ( [toclevel] => 2 [level] => 3 [line] => Economía supranacional [number] => 6.27 [index] => 50 [fromtitle] => Economía [byteoffset] => 54114 [anchor] => Econom.C3.ADa_supranacional ) [50] => Array ( [toclevel] => 2 [level] => 3 [line] => Economía teórica [number] => 6.28 [index] => 51 [fromtitle] => Economía [byteoffset] => 54653 [anchor] => Econom.C3.ADa_te.C3.B3rica ) [51] => Array ( [toclevel] => 2 [level] => 3 [line] => Economías de escala [number] => 6.29 [index] => 52 [fromtitle] => Economía [byteoffset] => 55076 [anchor] => Econom.C3.ADas_de_escala ) [52] => Array ( [toclevel] => 2 [level] => 3 [line] => Economías externas [number] => 6.30 [index] => 53 [fromtitle] => Economía [byteoffset] => 55224 [anchor] => Econom.C3.ADas_externas ) [53] => Array ( [toclevel] => 2 [level] => 3 [line] => Economías internas [number] => 6.31 [index] => 54 [fromtitle] => Economía [byteoffset] => 55513 [anchor] => Econom.C3.ADas_internas ) [54] => Array ( [toclevel] => 1 [level] => 2 [line] => Bibliografía [number] => 7 [index] => 55 [fromtitle] => Economía [byteoffset] => 55918 [anchor] => Bibliograf.C3.ADa ) ) [img] => //img.mienciclo.com/thumb/5/5b/Keynes.JPG/340px-Keynes.JPG ) [cached] => [key] => enciclo.es/editor.page.5.ibero.Economía.s:51:"text|categories|links|externallinks|sections|images"; [ts4] => 0.60589003562927 [ts5] => 0.9628050327301 ) ) [27] => Array ( [key] => isLoggedIn [value] => Array ( [0] => 1 [1] => [2] => 1 ) ) ) -->