Mar Caribe

Introducción geomorfológica

El mar Caribe es la región más antigua del mar «Mediterráneo Americano» y se formó por hundimiento a principios de la Era Paleozoica. E. Stress consideró el Caribe corrió un remanente del mar de Tethys, basándose en semejanzas existentes en la fauna marina, pero Ch. Schuchert afirma que no se ha probado que existan relaciones estructurales y geográficas entre ambos mares. Si se sigue a Karl Sapper, el fondo del mar Caribe es un bloque rígido de la corteza terrestre con límites al E y al O en las fracturas que han permitido el vulcanismo cenozoico del arco ístmico centroamericano y del insular pequeño antillano; el centroamericano se extiende desde los cerros San Luis, Chiquinchaque, Boquerón, Rancho Quemado y Tacaná, los tres primeros chiapanecos y el último en los límites de México con Guatemala, a cuyo sistema pertenecen los volcanes del de Guatemala, El Salvador, el oeste de Nicaragua y Costa Rica hasta terminar en el volcán de Chiriquí, en el oeste de Panamá: el antillano, que incluye los volcanes que se hallan entre las islas Saba y Granada. La actividad de los volcanes de ambos arcos es simultánea en ocasiones, según Karl Sapper. Al compararse los mapas sobre actividad volcánica en América Central (Karl Sapper) y en las Antillas Menores (Schuchert), se observa que los respectivos arcos volcánicos están al O de esas dos regiones y que al E de los mismos se localizan las regiones con forinaciones geológicas sedimentarias. También existe semejanza entre las fronteras N y S del mar Caribe; al S de Puerto Rico e islas Vírgenes el descenso en el mar, en 88 Km. de distancia, es de 4.987 m. como consecuencia de una falla, y al N de Venezuela en la fosa Tanner se alcanzan 5.687 m. de profundidad en otra discordancia, que está relacionada con los bloques de falla que constituyen las islas Aruba, Curazao, Bonaire, Los Roques y Blanquilla. En el mar Caribe se originan muchos de los ciclones tropicales, o huracanes como les llamaban los mayas, que afectan a las regiones situadas a su alrededor; y también atraviesa por dicho mar la Corriente Ecuatorial cálida que después se denomina Corriente del Golfo. Con frecuencia se ha establecido erróneamente una llamada región Caribe en la que se incluyen todas las Antillas, América Central, Colombia y Venezuela, y además se ha considerado que el mar Caribe es una zona oceánica que sirve de vínculo entre los países que se alinean a su alrededor; pero, si bien es absurdo extender el área de dicho mar más allá de los límites geomorfológicos establecidos en este artículo, también es equivocado atribuirle la de ser un factor de unión entre los pueblos ribereños, pues en el pasado fue más bien una región propicia a conquistas de extraños y en el presente a la penetración económica de las grandes potencias.

Este sitio web utiliza cookies, propias y de terceros con la finalidad de obtener información estadística en base a los datos de navegación. Si continúa navegando, se entiende que acepta su uso y en caso de no aceptar su instalación deberá visitar el apartado de información, donde le explicamos la forma de eliminarlas o rechazarlas.
Aceptar | Más información