Río

Introducción

A lo largo de la historia, los ríos han constituido importantísimas vías de comunicación, por las que han accedido al interior de los continentes exploradores, mercaderes y conquistadores.

Este sitio web utiliza cookies, propias y de terceros con la finalidad de obtener información estadística en base a los datos de navegación. Si continúa navegando, se entiende que acepta su uso y en caso de no aceptar su instalación deberá visitar el apartado de información, donde le explicamos la forma de eliminarlas o rechazarlas.
Aceptar | Más información
\n\n\n\n"},"categories":[{"sortkey":"","*":"R\u00edos"},{"sortkey":"","*":"Geograf\u00eda_f\u00edsica"},{"sortkey":"","*":"Articulos_enciclo"},{"sortkey":"","*":"Mediateca"}],"links":[{"ns":0,"exists":"","*":"\u00c1frica"},{"ns":0,"exists":"","*":"Agricultura"},{"ns":0,"exists":"","*":"Agua"},{"ns":0,"exists":"","*":"Alpes"},{"ns":0,"exists":"","*":"Aluvi\u00f3n"},{"ns":0,"exists":"","*":"Amazonas"},{"ns":0,"exists":"","*":"Amazon\u00eda"},{"ns":0,"exists":"","*":"Am\u00e9rica del Norte"},{"ns":0,"exists":"","*":"Am\u00e9rica del Sur"},{"ns":0,"exists":"","*":"Amur"},{"ns":0,"exists":"","*":"\u00c1ngulo"},{"ns":0,"exists":"","*":"\u00c1rbol"},{"ns":0,"exists":"","*":"Arena"},{"ns":0,"exists":"","*":"Arroyo"},{"ns":0,"exists":"","*":"Artesa"},{"ns":0,"exists":"","*":"As\u00edntota"},{"ns":0,"exists":"","*":"Avi\u00f3n"},{"ns":0,"exists":"","*":"Bot\u00e1nica"},{"ns":0,"exists":"","*":"Brasil"},{"ns":0,"exists":"","*":"Canal"},{"ns":0,"exists":"","*":"Cauce"},{"ns":0,"exists":"","*":"Caudal"},{"ns":0,"exists":"","*":"China"},{"ns":0,"exists":"","*":"Cin\u00e9tica"},{"ns":0,"exists":"","*":"Ciudad"},{"ns":0,"exists":"","*":"Clima"},{"ns":0,"exists":"","*":"Climatolog\u00eda"},{"ns":0,"exists":"","*":"Colmataci\u00f3n"},{"ns":0,"exists":"","*":"Comunicaci\u00f3n"},{"ns":0,"exists":"","*":"Concavidad"},{"ns":0,"exists":"","*":"Concha"},{"ns":0,"exists":"","*":"Congo"},{"ns":0,"exists":"","*":"Continente"},{"ns":0,"exists":"","*":"Cordillera"},{"ns":0,"exists":"","*":"Corriente"},{"ns":0,"exists":"","*":"Corrosi\u00f3n"},{"ns":0,"exists":"","*":"Crecida"},{"ns":0,"exists":"","*":"Cuaternario"},{"ns":0,"exists":"","*":"Cuenca hidrogr\u00e1fica"},{"ns":0,"exists":"","*":"Delta"},{"ns":0,"exists":"","*":"Dendrita"},{"ns":0,"exists":"","*":"Desecaci\u00f3n"},{"ns":0,"exists":"","*":"Desfiladero"},{"ns":0,"exists":"","*":"Diccionario Enciclop\u00e9dico"},{"ns":0,"exists":"","*":"Drenaje"},{"ns":0,"exists":"","*":"Duero"},{"ns":0,"exists":"","*":"Ecuador"},{"ns":0,"exists":"","*":"Ecuatorial"},{"ns":0,"exists":"","*":"Elipse"},{"ns":0,"exists":"","*":"Embalse"},{"ns":0,"exists":"","*":"Energ\u00eda"},{"ns":0,"exists":"","*":"Erosi\u00f3n"},{"ns":0,"exists":"","*":"Escorrent\u00eda"},{"ns":0,"exists":"","*":"Espa\u00f1a"},{"ns":0,"exists":"","*":"Estados Unidos de Am\u00e9rica"},{"ns":0,"exists":"","*":"Estiaje"},{"ns":0,"exists":"","*":"Estrato"},{"ns":0,"exists":"","*":"Estuario"},{"ns":0,"exists":"","*":"\u00c9ufrates"},{"ns":0,"exists":"","*":"Eustatismo"},{"ns":0,"exists":"","*":"Evaporaci\u00f3n"},{"ns":0,"exists":"","*":"F\u00f3sil"},{"ns":0,"exists":"","*":"Fosilizaci\u00f3n"},{"ns":0,"exists":"","*":"Geolog\u00eda"},{"ns":0,"exists":"","*":"Geomorfolog\u00eda"},{"ns":0,"exists":"","*":"Glaciaci\u00f3n"},{"ns":0,"exists":"","*":"Glaciar"},{"ns":0,"exists":"","*":"Golfo de M\u00e9xico"},{"ns":0,"exists":"","*":"Gradiente"},{"ns":0,"exists":"","*":"Hemisferio"},{"ns":0,"exists":"","*":"Hidr\u00e1ulica"},{"ns":0,"exists":"","*":"Hielo"},{"ns":0,"exists":"","*":"Hip\u00e9rbola"},{"ns":0,"exists":"","*":"Hombre"},{"ns":0,"exists":"","*":"Huang-ho"},{"ns":0,"exists":"","*":"Hueso"},{"ns":0,"exists":"","*":"Idioma chino"},{"ns":0,"exists":"","*":"Idioma espa\u00f1ol"},{"ns":0,"exists":"","*":"Indo"},{"ns":0,"exists":"","*":"Interglaciar"},{"ns":0,"exists":"","*":"Is\u00f3tropo"},{"ns":0,"exists":"","*":"Kagera"},{"ns":0,"exists":"","*":"Lago"},{"ns":0,"exists":"","*":"Lago Constanza"},{"ns":0,"exists":"","*":"Latitud"},{"ns":0,"exists":"","*":"Leman"},{"ns":0,"exists":"","*":"Lena"},{"ns":0,"exists":"","*":"Licuaci\u00f3n"},{"ns":0,"exists":"","*":"Limo"},{"ns":0,"exists":"","*":"Litolog\u00eda"},{"ns":0,"exists":"","*":"Llanura"},{"ns":0,"exists":"","*":"Lluvia"},{"ns":0,"exists":"","*":"Madeira"},{"ns":0,"exists":"","*":"Mamor\u00e9"},{"ns":0,"exists":"","*":"Manch\u00faes"},{"ns":0,"exists":"","*":"Mar"},{"ns":0,"exists":"","*":"Mar Mediterr\u00e1neo"},{"ns":0,"exists":"","*":"Masa"},{"ns":0,"exists":"","*":"Matem\u00e1tica"},{"ns":0,"exists":"","*":"Material"},{"ns":0,"exists":"","*":"Meandro"},{"ns":0,"exists":"","*":"Mediterr\u00e1neo"},{"ns":0,"exists":"","*":"Meseta"},{"ns":0,"exists":"","*":"Meteorizaci\u00f3n"},{"ns":0,"exists":"","*":"Minnesota"},{"ns":0,"exists":"","*":"Mississippi"},{"ns":0,"exists":"","*":"Moluscos"},{"ns":0,"exists":"","*":"Monz\u00f3n"},{"ns":0,"exists":"","*":"Morfog\u00e9nesis"},{"ns":0,"exists":"","*":"Morfolog\u00eda"},{"ns":0,"exists":"","*":"Naturaleza"},{"ns":0,"exists":"","*":"Navegaci\u00f3n"},{"ns":0,"exists":"","*":"Nilo"},{"ns":0,"exists":"","*":"Oc\u00e9ano"},{"ns":0,"exists":"","*":"Oc\u00e9ano Atl\u00e1ntico"},{"ns":0,"exists":"","*":"Paisaje"},{"ns":0,"exists":"","*":"Permeabilidad"},{"ns":0,"exists":"","*":"Per\u00fa"},{"ns":0,"exists":"","*":"Petrograf\u00eda"},{"ns":0,"exists":"","*":"Pluvionival"},{"ns":0,"exists":"","*":"Potencia"},{"ns":0,"exists":"","*":"Prehistoria"},{"ns":0,"exists":"","*":"Qu\u00edmica"},{"ns":0,"exists":"","*":"Recta"},{"ns":0,"exists":"","*":"Recursos naturales"},{"ns":0,"exists":"","*":"R\u00e9gimen fluvial"},{"ns":0,"exists":"","*":"Regi\u00f3n"},{"ns":0,"exists":"","*":"Relieve (geomorfolog\u00eda)"},{"ns":0,"exists":"","*":"Rhin"},{"ns":0,"exists":"","*":"Ribera"},{"ns":0,"exists":"","*":"Riego"},{"ns":0,"exists":"","*":"R\u00edo Madeira"},{"ns":0,"exists":"","*":"R\u00edo N\u00edger"},{"ns":0,"exists":"","*":"Rocas"},{"ns":0,"exists":"","*":"R\u00f3dano"},{"ns":0,"exists":"","*":"Rusia"},{"ns":0,"exists":"","*":"S\u00e3o Francisco"},{"ns":0,"exists":"","*":"Sedimentaci\u00f3n"},{"ns":0,"exists":"","*":"Sedimento"},{"ns":0,"exists":"","*":"Selva"},{"ns":0,"exists":"","*":"Siberia"},{"ns":0,"exists":"","*":"Subtropical"},{"ns":0,"exists":"","*":"Sudam\u00e9rica"},{"ns":0,"exists":"","*":"Tect\u00f3nica"},{"ns":0,"exists":"","*":"Terraza"},{"ns":0,"exists":"","*":"Tibetano"},{"ns":0,"exists":"","*":"Tierra"},{"ns":0,"exists":"","*":"Tonelada"},{"ns":0,"exists":"","*":"Torrente"},{"ns":0,"exists":"","*":"Tropical"},{"ns":0,"exists":"","*":"Valle"},{"ns":0,"exists":"","*":"Velocidad"},{"ns":0,"exists":"","*":"Vertebrados"},{"ns":0,"exists":"","*":"Yangts\u00e9"}],"images":["Rio_15791044.jpg","Rio_Venezuela_26117911.jpg","Amazonas_25294654.jpg","Amazona.JPG","116978.jpg","Yangtse_37109629.jpg","Madeira_rio.jpg","Hwang-ho.jpg","Amur_8975920.jpg","Congo_rio.jpg","Lena_15082831.jpg","Missitres.jpg","Media.jpg"],"externallinks":[],"sections":[{"toclevel":1,"level":"2","line":"Introducci\u00f3n","number":"1","index":"1","fromtitle":"R\u00edo","byteoffset":283,"anchor":"Introducci.C3.B3n"},{"toclevel":1,"level":"2","line":"Descripci\u00f3n general","number":"2","index":"2","fromtitle":"R\u00edo","byteoffset":1114,"anchor":"Descripci.C3.B3n_general"},{"toclevel":1,"level":"2","line":"Red fluvial","number":"3","index":"3","fromtitle":"R\u00edo","byteoffset":3668,"anchor":"Red_fluvial"},{"toclevel":1,"level":"2","line":"Erosi\u00f3n fluvial","number":"4","index":"4","fromtitle":"R\u00edo","byteoffset":4343,"anchor":"Erosi.C3.B3n_fluvial"},{"toclevel":1,"level":"2","line":"Perfil y tramos de un r\u00edo","number":"5","index":"5","fromtitle":"R\u00edo","byteoffset":6421,"anchor":"Perfil_y_tramos_de_un_r.C3.ADo"},{"toclevel":2,"level":"3","line":"R\u00edos m\u00e1s largos","number":"5.1","index":"6","fromtitle":"R\u00edo","byteoffset":10336,"anchor":"R.C3.ADos_m.C3.A1s_largos"},{"toclevel":1,"level":"2","line":"R\u00e9gimen fluvial","number":"6","index":"7","fromtitle":"R\u00edo","byteoffset":14775,"anchor":"R.C3.A9gimen_fluvial"},{"toclevel":1,"level":"2","line":"Modelado fluvial","number":"7","index":"8","fromtitle":"R\u00edo","byteoffset":17956,"anchor":"Modelado_fluvial"},{"toclevel":2,"level":"3","line":"Tramos de un r\u00edo","number":"7.1","index":"9","fromtitle":"R\u00edo","byteoffset":19522,"anchor":"Tramos_de_un_r.C3.ADo"},{"toclevel":2,"level":"3","line":"El valle fluvial","number":"7.2","index":"10","fromtitle":"R\u00edo","byteoffset":21599,"anchor":"El_valle_fluvial"},{"toclevel":2,"level":"3","line":"Redes fluviales","number":"7.3","index":"11","fromtitle":"R\u00edo","byteoffset":24916,"anchor":"Redes_fluviales"},{"toclevel":2,"level":"3","line":"Capturas y epigenias","number":"7.4","index":"12","fromtitle":"R\u00edo","byteoffset":28330,"anchor":"Capturas_y_epigenias"},{"toclevel":1,"level":"2","line":"Terrazas fluviales","number":"8","index":"13","fromtitle":"R\u00edo","byteoffset":31139,"anchor":"Terrazas_fluviales"},{"toclevel":1,"level":"2","line":"Perfil de equilibrio","number":"9","index":"14","fromtitle":"R\u00edo","byteoffset":36973,"anchor":"Perfil_de_equilibrio"}]}} ) [24] => Array ( [key] => images [value] => Array ( [0] => //img.mienciclo.com/thumb/a/a9/Rio_15791044.jpg/350px-Rio_15791044.jpg [1] => //img.mienciclo.com/thumb/8/86/Rio_Venezuela_26117911.jpg/230px-Rio_Venezuela_26117911.jpg [2] => //img.mienciclo.com/thumb/2/2c/Amazonas_25294654.jpg/350px-Amazonas_25294654.jpg [3] => //img.mienciclo.com/thumb/3/3d/Amazona.JPG/150px-Amazona.JPG [4] => //img.mienciclo.com/thumb/6/63/116978.jpg/150px-116978.jpg [5] => //img.mienciclo.com/thumb/a/a2/Yangtse_37109629.jpg/150px-Yangtse_37109629.jpg [6] => //img.mienciclo.com/thumb/b/b7/Madeira_rio.jpg/150px-Madeira_rio.jpg [7] => //img.mienciclo.com/thumb/5/50/Hwang-ho.jpg/150px-Hwang-ho.jpg [8] => //img.mienciclo.com/thumb/7/78/Amur_8975920.jpg/150px-Amur_8975920.jpg [9] => //img.mienciclo.com/thumb/7/77/Congo_rio.jpg/150px-Congo_rio.jpg [10] => //img.mienciclo.com/thumb/5/55/Lena_15082831.jpg/150px-Lena_15082831.jpg [11] => //img.mienciclo.com/thumb/a/ad/Missitres.jpg/150px-Missitres.jpg [12] => https://img2.rtve.es/css/rtve.commons/rtve.header.footer/i/logoRTVEes.png [14] => http://img.irtve.es/css/rtve.commons/rtve.header.footer/i/logoRTVEes.png ) ) [25] => Array ( [key] => svgs [value] => Array ( ) ) [26] => Array ( [key] => doPage [value] => Array ( [success] => 1 [page] => Array ( [title] => Río [pageid] => 63910 [text] =>

Corriente de agua dulce permanente con un cauce fijo, aunque no inmutable, que tiene un origen o lugar de nacimiento, llamado vulgarmente fuentes, y un fin o desembocadura.

Vista aérea de un paisaje selvático con río.

Introducción

A lo largo de la historia, los ríos han constituido importantísimas vías de comunicación, por las que han accedido al interior de los continentes exploradores, mercaderes y conquistadores.

En algunas regiones, como la Amazonía, han sido el único medio de penetración humana hasta el reciente empleo del avión.

Las corrientes de agua han determinado en muchas ocasiones los asentamientos humanos; hasta el punto de que un número muy significativo de ciudades se ha edificado a orillas de ríos importantes.

El hombre se hizo sedentario cuando descubrió la agricultura y perfeccionó las técnicas de riego con las aguas de algunos grandes ríos (Nilo, Éufrates, Indo), lo que motivó que surgieran a sus orillas las primeras grandes civilizaciones.

Descripción general

El origen de un río, que en algunos casos puede ser simple y claro (por ejemplo, una fuente, un lago o una lengua glaciar), es generalmente complejo, consecuencia de la confluencia de una serie de arroyos o torrentes, fruto a su vez de la reunión de los pequeños regatos que se forman al llover sobre el terreno. Por consiguiente, un río es el resultado de una circulación jerarquizada de las aguas de escorrentía de una cuenca formada por la concurrencia de diversas vertientes.

El río, una vez formado, se orienta en sentido de la pendiente, abriendo un cauce cuyo curso acaba al desembocar al mar, a un lago o a otro río. En el primer caso se tiene el río por antonomasia, en el segundo el río inmisario y en el tercero el afluente. Cada uno de estos ríos recibe aportaciones de otros o afluentes, que a su vez tienen también su propia red de afluentes o subafluentes respecto al colector definitivo, nombre que recibe un río respecto a su cuenca, que es la suma de la propia más la de todos sus afluentes y subafluentes.

El discurrir perezoso de un río por la Amazonía venezolana.

Las características hídricas y morfológicas de un río dependen de las características climáticas, morfológicas, petrográficas e, incluso, botánicas de su cuenca.

Del clima dependen el régimen fluvial y el caudal, mientras que la morfología (trazado y pendiente) es fruto de las posibilidades de erosión y aluvionamiento de las aguas, según el relieve y el roquedo.

Los ríos realizan las funciones geológicas de erosión, transporte y sedimentación, en mayor o menor grado dependiendo de su capacidad y su carga. La velocidad del agua y el tamaño de los materiales determinan que éstos sean elevados, transportados o sedimentados.

Durante el transporte los materiales son desgastados y redondeados por el roce entre unos y otros y con el fondo del cauce. Como consecuencia de que la velocidad del agua disminuye progresivamente río abajo, los fragmentos de mayor tamaño son abandonados y sólo continúan su camino hacia la desembocadura los más finos. Por consiguiente, un sedimento es tanto más maduro texturalmente cuanto más redondeadas y menores sean las partículas que lo integran.

Red fluvial

Junto con sus afluentes, un río forma una red fluvial o red de drenaje, por la que se deslizan las aguas caídas sobre una superficie terrestre denominada cuenca fluvial. En las redes fluviales se efectúa una jerarquización que determina cuál es el río principal y cuáles los afluentes y subafluentes, de acuerdo con el caudal de cada uno de ellos, su posición física en la cuenca y otras características. Generalmente, las redes fluviales tienen forma arborescente o dendrítica, pero a veces producen otras formas, como las de las redes en paralelo, en enrejado, centrípetas, etc.

Erosión fluvial

Los ríos constituyen uno de los elementos más importantes en el modelado geológico. El flujo de un río altera constantemente la fisonomía de la cuenca cuyas aguas recoge. Su labor erosiva, muy lenta a escala humana, es capaz de rebajar el nivel del terreno, como media, un metro cada treinta mil años. Cada año, las corrientes fluviales descargan en el océano unos ocho billones de toneladas de materiales sedimentarios. A lo largo de millones de años, la lenta labor de los ríos va modificando el relieve, aplanando las cordilleras, formando llanuras aluviales y rellenando con sus sedimentos los lagos y los fondos marinos próximos a los continentes.

La acción de las aguas puede alterar químicamente las rocas, descomponiéndolas o disolviéndolas. Además, debido a la energía cinética que adquieren las aguas del río en su movimiento, los materiales de su lecho y orillas pueden ser disgregados y arrastrados, labor en la que colaboran muy eficazmente los materiales sólidos que ya arrastran las aguas, procedentes de tramos superiores del río. La labor erosiva del río actúa en sentido vertical, profundizando su lecho, o bien en sentido horizontal, tendiendo a desmoronar las riberas y a ensanchar el lecho. La labor erosiva sobre las riberas tiende a curvar repetidamente la corriente del río, que forma meandros cada vez más pronunciados los cuales, al divagar, ensanchan el valle.

Un modesto bote surca las aguas del Amazonas.

La sedimentación de materiales ocurre cuando la corriente del río pierde velocidad. Al desembocar en un lago o en el mar, las partículas en suspensión acaban depositándose en el fondo, formándose en muchos casos deltas. También una brusca pérdida de gradiente, con el consiguiente remansamiento de las aguas, puede originar la creación de una terraza aluvial.

Perfil y tramos de un río

El trazado de un río desde su nacimiento hasta su desembocadura recibe el nombre de perfil longitudinal. Si las condiciones climáticas, marinas y tectónicas de la zona permanecieran constantes durante un período de tiempo suficientemente prolongado, el río alcanzaría su perfil de equilibrio; es decir, su perfil longitudinal llegaría a ser una línea recta con sólo la pendiente indispensable para permitir el transporte del agua, pero sin excedente de energía aplicable al transporte o la erosión. Esta situación es un concepto teórico, que nunca se alcanza en la realidad.

Según sus características morfológicas e hídricas, en una corriente fluvial se suelen apreciar tres tramos bien diferenciados: superior, medio e inferior (o cursos alto, medio y bajo). En el tramo superior, que corresponde a las zonas próximas al nacimiento, el río es «joven»; la pendiente del lecho es pronunciada, la corriente vigorosa y la erosión muy activa. El río arranca y transporta materiales sólidos, y deposita muy pocos. El valle es estrecho y de perfil transversal en forma de ‘V’.

En el tramo medio, la pendiente del valle fluvial es mucho menos acusada, se aproxima a la horizontalidad y el río abandona las características torrenciales del tramo superior. El cauce es más ancho y el caudal y la carga mayores, por el aporte de agua y sedimentos de los afluentes, aunque la erosión sea menos activa que en el tramo superior; las aguas discurren más reposadamente, y continúa la labor de transporte, sobre todo de partículas de pequeño diámetro, en un perfil transversal de su valle y cauce en forma de artesa.

El tramo inferior del río transcurre muy próximo al nivel de base. La pendiente es muy escasa, las aguas se mueven perezosamente y no pueden sostener las partículas que llevan en suspensión, que quedan depositadas en el fondo y en las orillas. Predomina, pues, la labor de sedimentación. Corresponde a la desembocadura y zonas próximas. La estructura más característica se origina en la desembocadura, que puede ser libre de sedimentos (estuario) o caracterizada por el acúmulo de éstos (delta). El tramo alto es de fácil utilización como fuente energética, incluso sin recurrir a la construcción de embalses; el tramo medio requiere en general la construcción de éstos, tanto para su aprovechamiento para energía como para riego; y, por último, el tramo inferior permite en general la navegación y el riego axial mediante canales y la construcción de grandes embalses.

En la realidad, muchas corrientes no se ajustan a este modelo. Ríos como el Duero, en España, el Congo, en África, o el São Francisco, en Brasil, que en su tramo medio atraviesan una amplia meseta, se rejuvenecen bruscamente al verse obligados a dar un salto hasta alcanzar un nivel próximo al del mar. Otros, como el Nilo y el Níger, reanudan su recorrido después de haberse dispersado en un delta interno. Para el Ródano y el Rhin, los lagos de Ginebra y de Constanza, respectivamente, suponen un nivel de base, tras el que reanudan su curso buscando su nivel de base principal, el mar. En conjunto, todo río tiende a alcanzar su perfil de equilibrio, que sería una rama de hipérbola asintótica a la horizontal en el nivel de base. En aquellos puntos en que el perfil real del río se aleja más del ideal es donde se producen con mayor intensidad procesos de erosión (caso de los desfiladeros del Duero y del São Francisco al descender de sus mesetas respectivas) o bien, por el contrario, de sedimentación (casos de los deltas lacustres del Rhin y el Ródano, que acabarán por colmar a sus respectivos lagos).

Ríos más largos

Amazona.JPG Amazonas
Longitud: 6.800 km

Río de América del Sur (Perú y Brasil), tributario del océano Atlántico. El mayor curso fluvial de Sudamérica y el más importante del mundo por su caudal. 6.800 kilómetros aproximados de curso. 225.000 m3/s, caudal en la desembocadura...

116978.jpg Nilo
Longitud: 6.756 km

Río de África, el más largo de la Tierra, con una longitud aproximada de 6.670 kilómetros desde el nacimiento de su afluente de cabecera, el río Kagera, hasta su desembocadura en el mar Mediterráneo oriental...

Yangtse 37109629.jpg Yangtsé
Longitud: 6.380 km

También Yangzi Jiang, Yang-tsé, Yangzi, Changjiang o “río Azul”, según las transliteraciones. En chino tradicional, 長江; en chino simplificado, 长江; en pinyin, Cháng Jiāng. Significa “río largo”, mientras que en tibetano es Bri-chu...

Madeira rio.jpg Madeira
Longitud: 5.908 km

En idioma español, Madera. Río de América del Sur, el principal afluente del Amazonas por su margen derecha. El sistema fluvial del MadeiraMamoré—Grande, con una longitud de 4.207 km (que si se contara el tramo correspondiente del Amazonas, llegarían a los 6.018 km), lo hacen uno de los principales cursos de agua de América del Sur y está entre los 20 más largos del mundo

Hwang-ho.jpg Río Amarillo o Huang-ho
Longitud: 5.464 km

Ningún otro río del mundo transporta una cantidad de aluviones tan grande como el Amarillo, cuyo nombre chino, Huanghe (en la transliteración pinyin) o Huang-ho, describe el color limoso de sus aguas. Tiene una longitud de 4.845 km y ocupa una cuenca de 745.000 km2...

Amur 8975920.jpg Amur
Longitud: 4.410 km

Denominado Heilong Viang («río del dragón negro») por los chinos y Sajalín Ula («río negro») por los manchúes, el río Amur sirve de frontera entre Rusia y China en gran parte de su recorrido. Situado en el nordeste asiático, tiene una longitud de 2.824 km, una cuenca de 1.855.000 km2 y un caudal medio en su desembocadura de 10.900 m3 por segundo...

Congo rio.jpg Congo
Longitud: (4.380 km o 4.670 km, según se considere el lugar de inicio de este río).

Río de África, cuya cuenca abarca y caracteriza la región conocida por África ecuatorial. Es uno de los ríos más caudalosos del mundo —caudal medio de 41.800 m3/s—, tributario del océano Atlántico, con una cuenca de unos 3,7 millones de km2, sólo inferior en el mundo a la del Amazonas. Con sus 4.380 km es el segundo río más largo de África, después del Nilo..

Lena 15082831.jpg Lena
Longitud: 4.260 km

El mayor río de Siberia y uno de los más largos del mundo, el Lena posee considerables recursos naturales a lo largo de su valle, aunque los rigores del clima y su lejanía de centros económicos importantes han retardado su explotación...

Missitres.jpg Misisipi
Longitud: 3.770 km

También transliterado al idioma español como Misisipí. Río de Estados Unidos de América, el más importante de América del Norte. Discurre entre el norte de Minnesota y el golfo de México y su curso tiene una orientación meridiana.


Régimen fluvial

La cantidad de agua transportada por un río varía, normalmente, de unas estaciones a otras. La periodicidad y forma de las crecidas y estiajes queda definida por el régimen fluvial. Este depende de muchas características, como la latitud a que se encuentra, la climatología de su cuenca, la permeabilidad del terreno, la altitud, la forma de la cuenca, y otras muchas. Puede ser, además, simple o complejo. Los grandes ríos suelen ser de régimen complejo, a causa de las circunstancias muy variables que concurren en los diversos puntos de su cuenca.

Pueden diferenciarse varios regímenes simples, de cuya combinación surgen los regímenes reales de los ríos del mundo. El régimen ecuatorial es el propio de los ríos que discurren por las regiones de selva húmeda, próximas al ecuador terrestre. Las lluvias son constantes, por lo que el flujo es regular.

El régimen tropical se da en los ríos que transcurren por las regiones tropicales, en las que las lluvias caen preferentemente en verano. El caudal presenta un fuerte contraste entre el período de aguas altas, que se produce al final del verano, y el estiaje de invierno, que puede llegar, en las regiones más secas, a la desecación total del cauce.

El régimen mediterráneo se da, no sólo en la cuenca de este mar, sino también, en las fachadas occidentales de los continentes, en latitudes subtropicales. La irregularidad del caudal es muy grande, produciéndose el estiaje más pronunciado en verano. El régimen monzónico se da en los ríos que drenan territorios sometidos a la acción de los monzones. Tienen un máximo muy pronunciado en verano.

El régimen pluvial es el de los ríos situados en latitudes templadas bajo la influencia de los océanos. Las lluvias se distribuyen por todo el año, y los caudales son regulares, aunque con un máximo invernal a causa de la menor evaporación. El régimen nival es el de los ríos situados a latitudes elevadas o grandes altitudes, que presentan su cuenca helada durante una parte del año. En invierno disminuye o incluso se interrumpe el flujo del agua a causa del hielo, y al final de la primavera o principios de verano se produce una gran crecida motivada por la licuación de aquél.

Los grandes ríos suelen presentar regímenes complejos, a causa de la gran extensión y diversidad de condiciones de su cuenca, así como de sus afluentes. El Amazonas, por ejemplo, presenta un régimen ecuatorial modificado por el régimen tropical de sus afluentes, tanto del hemisferio norte como del hemisferio sur, por lo que presenta dos máximos opuestos anuales al recoger alternativamente las crecidas de unos y otros. El régimen del río Rhin es nival en su curso alto, de recorrido alpino, para convertirse en pluvionival en su curso medio y bajo, a causa de la menor altitud de su cuenca.

Modelado fluvial

Todo río posee una facultad de erosión de las rocas por las cuales discurre, así como una facultad de transportar, en mayor o menor grado, los materiales erosionados. Para realizar las dos cosas, utiliza la energía cinética de su masa movediza, la cual depende del caudal de la corriente y de la altura sobre el nivel de base. La tendencia a procurarse un perfil equilibrado obliga al río a erosionar en algunos puntos, colmatando otros y generando, de un modo continuado y cambiante, todo un conjunto de formas de relieve, las cuales tienen todas las características comunes que les hacen ser reconocidas como de origen fluvial.

Puede, por tanto, hablarse, en sentido amplio, de un modelado fluvial; pero no cabe duda de que el factor predominante a largo plazo, en el proceso de la morfogénesis, no es el agente erosivo en sí (agua, hielo, etc.), ni la estructura geológica, ni aun la naturaleza litológica, sino el factor climático. Éste ha de considerarse como la causa principal, y de ahí la tendencia de la moderna geomorfología a establecer modelados climáticos, y no de agentes de erosión, ya que cada clima utiliza varios agentes erosivos simultáneamente, los cuales al combinarse producen un único paisaje. En este sentido, el término modelado fluvial resulta impreciso, pues los ríos existen en latitudes y climas variados, generando modelados diversos.

Tramos de un río

Teóricamente, en un río bien desarrollado se distinguen tres tramos diferentes:


1) Alto o de cabecera. El poder erosivo es grande, incluso torrencial. El transporte es eficaz y la sedimentación casi nula, limitada a las zonas de estancamiento brusco. El tramo de cabecera va clásicamente asociado a los relieves juveniles.

2) Tramo medio. Presenta pendiente menor que el anterior, acercándose la corriente a sus condiciones de equilibrio; predomina, por tanto, el transporte. Este tramo corresponde a la zona de los relieves maduros.

3) Tramo de desembocadura. Tiene una pendiente mínima, y la corriente se hace perezosa, depositando grandes cantidades de limos en amplias llanuras aluviales, que se asientan en un paisaje marcadamente senil.


Este esquema tan arraigado no deja de ser una abstracción, y requiere condiciones que se aproximen, al menos en el tramo del centro, a las de equilibrio.

A la par de la división espacial del río, hay que pensar en la evolución de éste en el tiempo, y su relación con la evolución de los relieves que rodean el curso. No siempre ambos grados de evolución son iguales; un río juvenil puede deslizarse entre relieves seniles, y al revés. La realidad es que cada río tiene una evolución muy compleja, en la que intervienen a la vez factores diversos, como la variación climática, a lo largo de la historia del río, la estructura geológica local, los movimientos tectónicos de la región, la variación litológica en superficie y profundidad, etc. Por ello hay que tener buen cuidado de no aplicar un rígido esquema del comportamiento abstracto de un río a un caso concreto.

El valle fluvial

En el modelado que la corriente fluvial establece, la forma mayor y principal es el valle; las demás son detalles dentro de él. De hecho, la corriente de agua indica el grado de evolución del río, cuál es su poder erosivo, su caudal en un punto, etc.; pero la historia del río, anterior a este momento, sólo se refleja, y parcialmente, en el valle que ha excavado el río. Éste se vale de tres mecanismos para excavar su valle: erosión en la vertical, ensanchamiento lateral y acción remontante de la cabecera. Para efectuar el primero, se suman las acciones de la acción hidráulica, la abrasión del lecho por las partículas arrastradas, la corrosión química y la meteorización del lecho, si el agua deja de fluir en alguna época del año.

El encajamiento del cauce deja más en saledizo a las vertientes, favoreciendo su derrumbe. El ensanchamiento del valle se debe tanto a la acción de la meteorización, que desprende enormes cantidades de material de las vertientes, como a la acción de zapa que ejerce el río contra las paredes del valle. Muy pronto, éste es más ancho que el lecho mojado, y entonces el ensanchamiento se realiza gracias a la amplitud de la faja de meandros, y posteriormente con ayuda del movimiento de divagación lateral de la propia banda de meandros. En condiciones extraordinarias, pero frecuentes, el río tiende a ensanchar su valle sólo por una margen, formando un valle asimétrico. El alargamiento del valle desde la desembocadura hacia la cabecera constituye la acción remontante de la cabecera. Supongamos un río equilibrado; un brusco descenso de su nivel de base origina una ola de erosión remontante. Su velocidad es lenta, y durante cierto tiempo la zona de cabecera permanece en las condiciones primitivas, hasta que es alcanzada por la onda de perturbación.


RTVE.es estrena el tráiler de 'Guadalquivir', el espectacular documental sobre el río


Redes fluviales

Hasta aquí, hemos considerado el río aisladamente; pero esto no sucede en la naturaleza. En el momento que un ciclo morfológico se establece en una región, aparece, no un río, sino un conjunto de ellos. Al principio pueden actuar independientemente unos de otros, pero rápidamente se agrupan, surgiendo entonces la red fluvial o red de drenaje. En el conjunto de ríos que la constituyen, se inicia inmediatamente una jerarquización; no toda corriente de la red es equivalente a otra, sino que se establecen categorías de caudal, transporte y posición relativa.

La idea de red va estrechamente ligada a la de cuenca fluvial o de drenaje, que es el terreno sometido a la influencia de la red fluvial; su límite es la línea de divisoria de aguas, y separa unas cuencas de otras. El agua caída dentro de la cuenca es drenada por la red. En una red de drenaje, el río principal, colector del agua de todos los demás, sigue la pendiente general del país; es el río consecuente. El establecimiento del valle consecuente origina pendientes perpendiculares a la pendiente general, y en ellas se excavan los primeros afluentes; por el mismo procedimiento, se independizan afluentes de segundo orden, etc.

Se llaman ríos subsecuentes los que excavan su valle aprovechando las fajas de rocas fácilmente erosionables, aun a despecho del trazado que pudiera suponerse, sin tener en cuenta el factor geológico estructural. También se dice que son ríos de control estructural. Una serie de afluentes tienen dirección paralela al río principal; si su sentido de desagüe coincide con el de éste, se llaman ríos resecuentes, mientras que si es opuesto se les denomina obsecuentes. Por último, los ríos cuyo trazado no obedece, aparentemente, a ninguna circunstancia en particular, son insecuentes.

Vistas en planta, las redes de drenaje presentan aspectos variados, de acuerdo con los tipos de rocas y la estructura geológica. Se distinguen los siguientes tipos:


a) Redes arborescentes o dendríticas, de aspecto ramificado como un árbol; se producen en terrenos blandos y homogéneos.

b) Redes en enrejado, el terreno manifiesta dos o más direcciones estructurales, que condicionan en gran parte el trazado de los ríos; una de ellas suele actuar como dirección de consecuencia, que acostumbra a ser forzada.

c) Redes en paralelo, en las que la mayor parte de los ríos secundarios tienen la misma dirección y desagüe que el principal.

d) Redes radiales centrífugas, que no hace falta describir. Se dan alrededor de relieves montañosos aislados.

e) Redes radiales centrípetas, los ríos convergen todos en un punto o una zona.


El análisis de las redes de drenaje puede dar muchas orientaciones sobre la constitución del terreno. A menudo, una red presenta estructura diferente de un sitio a otro; la separación de regiones con tipos de red diferentes permite establecer dominios geológicos, o más bien detectarlos.

Capturas y epigenias

La acción remontante de las cabeceras hace que la cuenca esté siempre en proceso de expansión, por retroceso de su línea divisoria. Si una cuenca crece más rápidamente que sus vecinas, se producen los fenómenos de captura fluvial. Cuando un río A, en su acción remontante, llega a cortar a otro B, que discurre por un nivel más alto, las aguas de B comienzan a desagüar por A, puesto que la pendiente es mayor; en este momento se ha producido una captura del río B por el A. Si ambos ríos tienen direcciones muy diferentes, después de la captura el río presenta una inflexión o codo de captura. El tramo de valle abandonado por el río B constituye un valle fósil. Por tanto, los indicios para reconocer una captura son la existencia de codos en un río (criterio secundario), y sobre todo la existencia de valles fósiles, que se reconocen por ser valles fluviales, con terrazas, etc., sin relación con la red actual.

Quedan por ver las anomalías en el modelado fluvial por sobreimposición de ríos. Son frecuentes los casos de ríos que atraviesan alineaciones montañosas con grandes gargantas; parece a primera vista más probable que se hubieran ajustado a su dirección en vez de cortarla. En muchos casos se habla de epigenia o sobreimposición de un río a una estructura. En una fase previa, la corriente discurría por un país blando, pero al rebajar su lecho tropezó con una estructura dura soterrada. Si el encajamiento fue rápido, el río no tuvo opción a adaptarse a la estructura, y comenzó a disecarla.


Oporto, el Duero que nos lleva


Terrazas fluviales

Casi todos los ríos que no tienen carácter torrencial presentan en su valle medio, a ambos lados del cauce, unos depósitos de arenas, cantos rodados y limos, dispuestos en masas lenticulares, que se yuxtaponen unas a otras. Su estructura sedimentaria los define como depósitos fluviales, e indican que el río en otros tiempos no circulaba por donde lo hace en la actualidad. Estos depósitos se llaman terrazas fluviales, y frecuentemente contienen fósiles, o restos orgánicos en proceso de fosilización: principalmente huesos de vertebrados terrestres y conchas de moluscos; en las terrazas más modernas aparecen industrias líticas humanas de la época prehistórica. La mayor parte de los ríos europeos tienen hasta cuatro niveles de terrazas, escalonados en las laderas de sus valles, e independientes entre sí, y que están en relación con el glaciarismo cuaternario. En el campo las terrazas se distinguen bien, a causa de los replanos que forman en las laderas. Sus arenas y cantos fluviales les dan un aspecto inconfundible; pero frecuentemente son utilizadas para la labranza, y sólo se reconocen por su sección.

Cada terraza revela dos episodios de la actividad del río: en el primero éste excavó su valle plano, gracias a la erosión lateral, y depositó luego sobre él sus materiales de acarreo. En el segundo, aumentó su capacidad erosiva, y se encajó en sus propios sedimentos, transformándolos por disección en terrazas, que quedaron colgadas. Este proceso se verifica hasta formar todos los niveles de terrazas del río; así, cada terraza es más antigua que su inmediata inferior, y más moderna que la siguiente más alta. Éste es uno de los pocos casos en que se incumple el principio de superposición de estratos.

La verdadera causa del origen de las terrazas hay que buscarla en el conjunto de fenómenos que producen alteraciones intermitentes de la actividad erosiva. Se distinguen de esta manera tres tipos de terrazas: climáticas, talasostáticas y tectónicas. En las primeras, la variación erosiva depende de la fluctuación del clima, y, por tanto, de las precipitaciones. Las terrazas talasostáticas obedecen a variaciones del nivel general de base, el nivel marino, independientemente de los movimientos del continente (eustatismo). Contrariamente, las terrazas tectónicas obedecen a movimientos del continente sin relación con el nivel del agua del mar.

Evidentemente, en muchos casos los tres tipos de orígenes se han combinado, formándose la terraza por influencia de los tres, y según su resultante. Todas las terrazas conocidas tienen edad cuaternaria, y en su mayoría están ligadas a los fenómenos glaciares. Durante los periodos interglaciares, los ríos arrastraban y depositaban gran cantidad de material en llanuras aluviales. En las épocas de glaciación, el nivel marino descendía considerablemente, ya que el agua se acumulaba como hielo en los continentes. Al descender el nivel de base, la red fluvial se encajaba activamente, dejando colgadas las terrazas. Lo normal es que aparezcan a ambos lados del río, pero, si el valle es fuertemente asimétrico, pueden desaparecer en la vertiente más escarpada.

Desde otro punto de vista, cabe distinguir dos tipos de terrazas fluviales: las más conocidas son las aluviales, con un manto sedimentario. Pero otras veces el recubrimiento es mínimo o no existe; se trata entonces de una terraza de erosión. En unas y otras, es parte esencial la existencia de un replano tallado por el río. Si los niveles de terrazas se mantienen de un lado a otro del río, se habla de terrazas cíclicas, pues este hecho indica la acción de periodos de erosión lateral y de depósito, alternantes con periodos de excavación vertical. En cambio, la falta de esta nivelación indica que durante la génesis no ha cesado la erosión vertical, ni la horizontal; se habla de terrazas no cíclicas. Como el río tarda mucho tiempo en barrer lateralmente su valle, al llegar a un extremo de él, el fondo ha descendido algo, y las terrazas no quedan a la misma altura. El interés de las terrazas es inmenso. Gracias a ellas se obtienen datos sobre climas antiguos; muchos yacimientos prehistóricos se encuentran en terrazas, porque los antiguos núcleos de población se asentaban junto a los ríos.


Puente entre Bulgaria y Rumanía


Perfil de equilibrio

Cada río es causante y modelador de su propio valle; tal trabajo se llama erosión fluvial. Esta es la acción que rebaja progresivamente el cauce de los ríos hacia alturas cada vez menores. Pero como los ríos desembocan en última instancia en el mar, su acción excavadora no puede rebasar nunca este nivel. Por esta razón, Powel propuso en 1875 el nombre de nivel general de base de los ríos para el nivel del agua de los océanos. Teóricamente, la tendencia de la erosión fluvial es reducir todo relieve que quede dentro del área de su influencia al nivel general de base, o a alturas próximas a él.

El grado de rebajamiento en que se encuentra un río puede estudiarse observando el perfil longitudinal del río, que es la línea de pendiente por la cual discurren las aguas. Se dibuja a escala, colocando en la horizontal las longitudes, y en la vertical las alturas; la parte más elevada del perfil corresponde a la zona de cabecera, y la más baja a la desembocadura. Esta es la zona límite de la excavación fluvial, y constituye su nivel de base, el cual será el general si el río desemboca en el mar, o local, si lo hace en otro río, en un lago, etc. Mientras que, en principio, el nivel de base general es permanente, el local es temporal, es decir, transitorio, ya que la erosión fluvial concluirá a la larga rebajándolo. En cualquier lugar del río puede haber un punto que, por circunstancias locales (roca más dura, obstrucción del cauce por desprendimientos, etc.) se constituya en nivel local de base para la zona de «aguas arriba»; en el perfil se evidencia como una rotura de pendiente.

Para explicar el perfil de equilibrio de un río, hay que establecer antes dos definiciones: se llama potencia bruta de una corriente de agua a la energía que tiene la cantidad de agua que pasa por segundo a través de una sección dada. Potencia neta es la potencia bruta menos la absorbida por el roce y el transporte de los materiales que carga. Si el río en un punto tiene potencia neta positiva, se encaja allí, erosionando y rebajando su perfil. Si, contrariamente, la potencia neta es negativa, el río abandona parte de su carga, elevando el cauce en ese punto. Se ve claramente que un río, abandonado a sí mismo, tiende a alcanzar un estado ideal, de tal modo que, en cada punto, su potencia neta sea nula, o, en otras palabras, ni erosione ni sedimente, limitándose a transportar su carga. Cuando esto sucede, se dice que el río ha alcanzado su perfil de equilibrio, o que el río está equilibrado, siempre respecto del nivel de base que presenta. Un río en estas condiciones arrastra, no obstante, derrubios, que indican que por lo menos las zonas de cabecera no están equilibradas, ya que erosionan; en conjunto, la cuenca fluvial se rebaja. Por esto, a este perfil de equilibrio se le llama provisional. El perfil definitivo es una idealización, a la cual nunca se llega; se daría cuando el río tuviese una pendiente tal que sólo le permitiese circular agua, sin transportar carga alguna y sin modificar el relieve.

Es muy corriente admitir que la forma del perfil de equilibrio es próxima a un cuarto de elipse, o a una rama de hipérbola, con la concavidad hacia el cielo. Esto pudiera ser cierto para un río ideal, que tuviese una cuenca estructural y litológicamente homogénea, pero no existe tal caso en la realidad. Por otra parte, lo normal en la naturaleza es que la movilidad tectónica descoloque el nivel de base mucho antes de que el río haya tenido tiempo para equilibrarse. Un río equilibrado que circule por regiones geológicamente no isótropas, como es lo corriente, tendrá un perfil de equilibrio complejo, con cambios bruscos de pendiente en algunos casos, y que, en general, no responderá a ninguna expresión matemática sencilla. Tampoco es cierto que el tramo de desembocadura sea asintótico a la horizontal, sino secante; esto está claro, porque la corriente incide el nivel de base con un ángulo, por pequeño que éste sea.

Las condiciones de equilibrio dependen de un cúmulo de factores, y la variación de uno o varios produce su pérdida; el río comienza entonces a trabajar de nuevo para restablecer el estado ideal. Así, las variaciones del nivel oceánico, al alterar el nivel general de base, producen desequilibrio en las redes fluviales. Un aumento en las precipitaciones da mayor potencia neta al curso de agua, y le obliga a encajarse. Durante el Cuaternario, el rápido y variado cambio de condiciones a que obligaban las distintas fases glaciares e interglaciares impuso en los ríos una accidentada historia, y la misma corriente, siempre buscando su equilibrio, erosionaba activamente unas veces, para depositar otras gran cantidad de materiales.

[categories] => Array ( [0] => Array ( [sortkey] => [friendly] => rios [title] => Ríos ) [1] => Array ( [sortkey] => [friendly] => geografia-fisica [title] => Geografía física ) [2] => Array ( [sortkey] => [friendly] => articulos-enciclo [title] => Articulos enciclo ) [3] => Array ( [sortkey] => [friendly] => mediateca [title] => Mediateca ) ) [links] => Array ( [0] => Array ( [url] => África [friendly] => africa ) [1] => Array ( [url] => Agricultura [friendly] => agricultura ) [2] => Array ( [url] => Agua [friendly] => agua ) [3] => Array ( [url] => Alpes [friendly] => alpes ) [4] => Array ( [url] => Aluvión [friendly] => aluvion ) [5] => Array ( [url] => Amazonas [friendly] => amazonas ) [6] => Array ( [url] => Amazonía [friendly] => amazonia ) [7] => Array ( [url] => América del Norte [friendly] => america-del-norte ) [8] => Array ( [url] => América del Sur [friendly] => america-del-sur ) [9] => Array ( [url] => Amur [friendly] => amur ) [10] => Array ( [url] => Ángulo [friendly] => angulo ) [11] => Array ( [url] => Árbol [friendly] => arbol ) [12] => Array ( [url] => Arena [friendly] => arena ) [13] => Array ( [url] => Arroyo [friendly] => arroyo ) [14] => Array ( [url] => Artesa [friendly] => artesa ) [15] => Array ( [url] => Asíntota [friendly] => asintota ) [16] => Array ( [url] => Avión [friendly] => avion ) [17] => Array ( [url] => Botánica [friendly] => botanica ) [18] => Array ( [url] => Brasil [friendly] => brasil ) [19] => Array ( [url] => Canal [friendly] => canal ) [20] => Array ( [url] => Cauce [friendly] => cauce ) [21] => Array ( [url] => Caudal [friendly] => caudal ) [22] => Array ( [url] => China [friendly] => china ) [23] => Array ( [url] => Cinética [friendly] => cinetica ) [24] => Array ( [url] => Ciudad [friendly] => ciudad ) [25] => Array ( [url] => Clima [friendly] => clima ) [26] => Array ( [url] => Climatología [friendly] => climatologia ) [27] => Array ( [url] => Colmatación [friendly] => colmatacion ) [28] => Array ( [url] => Comunicación [friendly] => comunicacion ) [29] => Array ( [url] => Concavidad [friendly] => concavidad ) [30] => Array ( [url] => Concha [friendly] => concha ) [31] => Array ( [url] => Congo [friendly] => congo ) [32] => Array ( [url] => Continente [friendly] => continente ) [33] => Array ( [url] => Cordillera [friendly] => cordillera ) [34] => Array ( [url] => Corriente [friendly] => corriente ) [35] => Array ( [url] => Corrosión [friendly] => corrosion ) [36] => Array ( [url] => Crecida [friendly] => crecida ) [37] => Array ( [url] => Cuaternario [friendly] => cuaternario ) [38] => Array ( [url] => Cuenca hidrográfica [friendly] => cuenca-hidrografica ) [39] => Array ( [url] => Delta [friendly] => delta ) [40] => Array ( [url] => Dendrita [friendly] => dendrita ) [41] => Array ( [url] => Desecación [friendly] => desecacion ) [42] => Array ( [url] => Desfiladero [friendly] => desfiladero ) [43] => Array ( [url] => Diccionario Enciclopédico [friendly] => diccionario-enciclopedico ) [44] => Array ( [url] => Drenaje [friendly] => drenaje ) [45] => Array ( [url] => Duero [friendly] => duero ) [46] => Array ( [url] => Ecuador [friendly] => ecuador ) [47] => Array ( [url] => Ecuatorial [friendly] => ecuatorial ) [48] => Array ( [url] => Elipse [friendly] => elipse ) [49] => Array ( [url] => Embalse [friendly] => embalse ) [50] => Array ( [url] => Energía [friendly] => energia ) [51] => Array ( [url] => Erosión [friendly] => erosion ) [52] => Array ( [url] => Escorrentía [friendly] => escorrentia ) [53] => Array ( [url] => España [friendly] => espana ) [54] => Array ( [url] => Estados Unidos de América [friendly] => estados-unidos-de-america ) [55] => Array ( [url] => Estiaje [friendly] => estiaje ) [56] => Array ( [url] => Estrato [friendly] => estrato ) [57] => Array ( [url] => Estuario [friendly] => estuario ) [58] => Array ( [url] => Éufrates [friendly] => eufrates ) [59] => Array ( [url] => Eustatismo [friendly] => eustatismo ) [60] => Array ( [url] => Evaporación [friendly] => evaporacion ) [61] => Array ( [url] => Fósil [friendly] => fosil ) [62] => Array ( [url] => Fosilización [friendly] => fosilizacion ) [63] => Array ( [url] => Geología [friendly] => geologia ) [64] => Array ( [url] => Geomorfología [friendly] => geomorfologia ) [65] => Array ( [url] => Glaciación [friendly] => glaciacion ) [66] => Array ( [url] => Glaciar [friendly] => glaciar ) [67] => Array ( [url] => Golfo de México [friendly] => golfo-de-mexico ) [68] => Array ( [url] => Gradiente [friendly] => gradiente ) [69] => Array ( [url] => Hemisferio [friendly] => hemisferio ) [70] => Array ( [url] => Hidráulica [friendly] => hidraulica ) [71] => Array ( [url] => Hielo [friendly] => hielo ) [72] => Array ( [url] => Hipérbola [friendly] => hiperbola ) [73] => Array ( [url] => Hombre [friendly] => hombre ) [74] => Array ( [url] => Huang-ho [friendly] => huang-ho ) [75] => Array ( [url] => Hueso [friendly] => hueso ) [76] => Array ( [url] => Idioma chino [friendly] => idioma-chino ) [77] => Array ( [url] => Idioma español [friendly] => idioma-espanol ) [78] => Array ( [url] => Indo [friendly] => indo ) [79] => Array ( [url] => Interglaciar [friendly] => interglaciar ) [80] => Array ( [url] => Isótropo [friendly] => isotropo ) [81] => Array ( [url] => Kagera [friendly] => kagera ) [82] => Array ( [url] => Lago [friendly] => lago ) [83] => Array ( [url] => Lago Constanza [friendly] => lago-constanza ) [84] => Array ( [url] => Latitud [friendly] => latitud ) [85] => Array ( [url] => Leman [friendly] => leman ) [86] => Array ( [url] => Lena [friendly] => lena ) [87] => Array ( [url] => Licuación [friendly] => licuacion ) [88] => Array ( [url] => Limo [friendly] => limo ) [89] => Array ( [url] => Litología [friendly] => litologia ) [90] => Array ( [url] => Llanura [friendly] => llanura ) [91] => Array ( [url] => Lluvia [friendly] => lluvia ) [92] => Array ( [url] => Madeira [friendly] => madeira ) [93] => Array ( [url] => Mamoré [friendly] => mamore ) [94] => Array ( [url] => Manchúes [friendly] => manchues ) [95] => Array ( [url] => Mar [friendly] => mar ) [96] => Array ( [url] => Mar Mediterráneo [friendly] => mar-mediterraneo ) [97] => Array ( [url] => Masa [friendly] => masa ) [98] => Array ( [url] => Matemática [friendly] => matematica ) [99] => Array ( [url] => Material [friendly] => material ) [100] => Array ( [url] => Meandro [friendly] => meandro ) [101] => Array ( [url] => Mediterráneo [friendly] => mediterraneo ) [102] => Array ( [url] => Meseta [friendly] => meseta ) [103] => Array ( [url] => Meteorización [friendly] => meteorizacion ) [104] => Array ( [url] => Minnesota [friendly] => minnesota ) [105] => Array ( [url] => Mississippi [friendly] => mississippi ) [106] => Array ( [url] => Moluscos [friendly] => moluscos ) [107] => Array ( [url] => Monzón [friendly] => monzon ) [108] => Array ( [url] => Morfogénesis [friendly] => morfogenesis ) [109] => Array ( [url] => Morfología [friendly] => morfologia ) [110] => Array ( [url] => Naturaleza [friendly] => naturaleza ) [111] => Array ( [url] => Navegación [friendly] => navegacion ) [112] => Array ( [url] => Nilo [friendly] => nilo ) [113] => Array ( [url] => Océano [friendly] => oceano ) [114] => Array ( [url] => Océano Atlántico [friendly] => oceano-atlantico ) [115] => Array ( [url] => Paisaje [friendly] => paisaje ) [116] => Array ( [url] => Permeabilidad [friendly] => permeabilidad ) [117] => Array ( [url] => Perú [friendly] => peru ) [118] => Array ( [url] => Petrografía [friendly] => petrografia ) [119] => Array ( [url] => Pluvionival [friendly] => pluvionival ) [120] => Array ( [url] => Potencia [friendly] => potencia ) [121] => Array ( [url] => Prehistoria [friendly] => prehistoria ) [122] => Array ( [url] => Química [friendly] => quimica ) [123] => Array ( [url] => Recta [friendly] => recta ) [124] => Array ( [url] => Recursos naturales [friendly] => recursos-naturales ) [125] => Array ( [url] => Régimen fluvial [friendly] => regimen-fluvial ) [126] => Array ( [url] => Región [friendly] => region ) [127] => Array ( [url] => Relieve (geomorfología) [friendly] => relieve-geomorfologia ) [128] => Array ( [url] => Rhin [friendly] => rhin ) [129] => Array ( [url] => Ribera [friendly] => ribera ) [130] => Array ( [url] => Riego [friendly] => riego ) [131] => Array ( [url] => Río Madeira [friendly] => rio-madeira ) [132] => Array ( [url] => Río Níger [friendly] => rio-niger ) [133] => Array ( [url] => Rocas [friendly] => rocas ) [134] => Array ( [url] => Ródano [friendly] => rodano ) [135] => Array ( [url] => Rusia [friendly] => rusia ) [136] => Array ( [url] => São Francisco [friendly] => sao-francisco ) [137] => Array ( [url] => Sedimentación [friendly] => sedimentacion ) [138] => Array ( [url] => Sedimento [friendly] => sedimento ) [139] => Array ( [url] => Selva [friendly] => selva ) [140] => Array ( [url] => Siberia [friendly] => siberia ) [141] => Array ( [url] => Subtropical [friendly] => subtropical ) [142] => Array ( [url] => Sudamérica [friendly] => sudamerica ) [143] => Array ( [url] => Tectónica [friendly] => tectonica ) [144] => Array ( [url] => Terraza [friendly] => terraza ) [145] => Array ( [url] => Tibetano [friendly] => tibetano ) [146] => Array ( [url] => Tierra [friendly] => tierra ) [147] => Array ( [url] => Tonelada [friendly] => tonelada ) [148] => Array ( [url] => Torrente [friendly] => torrente ) [149] => Array ( [url] => Tropical [friendly] => tropical ) [150] => Array ( [url] => Valle [friendly] => valle ) [151] => Array ( [url] => Velocidad [friendly] => velocidad ) [152] => Array ( [url] => Vertebrados [friendly] => vertebrados ) [153] => Array ( [url] => Yangtsé [friendly] => yangtse ) ) [images] => Array ( [0] => Rio_15791044.jpg [1] => Rio_Venezuela_26117911.jpg [2] => Amazonas_25294654.jpg [3] => Amazona.JPG [4] => 116978.jpg [5] => Yangtse_37109629.jpg [6] => Madeira_rio.jpg [7] => Hwang-ho.jpg [8] => Amur_8975920.jpg [9] => Congo_rio.jpg [10] => Lena_15082831.jpg [11] => Missitres.jpg [12] => Media.jpg ) [externallinks] => Array ( ) [sections] => Array ( [0] => Array ( [toclevel] => 1 [level] => 2 [line] => Introducción [number] => 1 [index] => 1 [fromtitle] => Río [byteoffset] => 283 [anchor] => Introducci.C3.B3n ) [1] => Array ( [toclevel] => 1 [level] => 2 [line] => Descripción general [number] => 2 [index] => 2 [fromtitle] => Río [byteoffset] => 1114 [anchor] => Descripci.C3.B3n_general ) [2] => Array ( [toclevel] => 1 [level] => 2 [line] => Red fluvial [number] => 3 [index] => 3 [fromtitle] => Río [byteoffset] => 3668 [anchor] => Red_fluvial ) [3] => Array ( [toclevel] => 1 [level] => 2 [line] => Erosión fluvial [number] => 4 [index] => 4 [fromtitle] => Río [byteoffset] => 4343 [anchor] => Erosi.C3.B3n_fluvial ) [4] => Array ( [toclevel] => 1 [level] => 2 [line] => Perfil y tramos de un río [number] => 5 [index] => 5 [fromtitle] => Río [byteoffset] => 6421 [anchor] => Perfil_y_tramos_de_un_r.C3.ADo ) [5] => Array ( [toclevel] => 2 [level] => 3 [line] => Ríos más largos [number] => 5.1 [index] => 6 [fromtitle] => Río [byteoffset] => 10336 [anchor] => R.C3.ADos_m.C3.A1s_largos ) [6] => Array ( [toclevel] => 1 [level] => 2 [line] => Régimen fluvial [number] => 6 [index] => 7 [fromtitle] => Río [byteoffset] => 14775 [anchor] => R.C3.A9gimen_fluvial ) [7] => Array ( [toclevel] => 1 [level] => 2 [line] => Modelado fluvial [number] => 7 [index] => 8 [fromtitle] => Río [byteoffset] => 17956 [anchor] => Modelado_fluvial ) [8] => Array ( [toclevel] => 2 [level] => 3 [line] => Tramos de un río [number] => 7.1 [index] => 9 [fromtitle] => Río [byteoffset] => 19522 [anchor] => Tramos_de_un_r.C3.ADo ) [9] => Array ( [toclevel] => 2 [level] => 3 [line] => El valle fluvial [number] => 7.2 [index] => 10 [fromtitle] => Río [byteoffset] => 21599 [anchor] => El_valle_fluvial ) [10] => Array ( [toclevel] => 2 [level] => 3 [line] => Redes fluviales [number] => 7.3 [index] => 11 [fromtitle] => Río [byteoffset] => 24916 [anchor] => Redes_fluviales ) [11] => Array ( [toclevel] => 2 [level] => 3 [line] => Capturas y epigenias [number] => 7.4 [index] => 12 [fromtitle] => Río [byteoffset] => 28330 [anchor] => Capturas_y_epigenias ) [12] => Array ( [toclevel] => 1 [level] => 2 [line] => Terrazas fluviales [number] => 8 [index] => 13 [fromtitle] => Río [byteoffset] => 31139 [anchor] => Terrazas_fluviales ) [13] => Array ( [toclevel] => 1 [level] => 2 [line] => Perfil de equilibrio [number] => 9 [index] => 14 [fromtitle] => Río [byteoffset] => 36973 [anchor] => Perfil_de_equilibrio ) ) [img] => //img.mienciclo.com/thumb/a/a9/Rio_15791044.jpg/350px-Rio_15791044.jpg ) [cached] => [key] => enciclo.es/editor.page.5.ibero.Río.s:51:"text|categories|links|externallinks|sections|images"; [ts4] => 0.62985491752625 [ts5] => 0.96803092956543 ) ) [27] => Array ( [key] => isLoggedIn [value] => Array ( [0] => 1 [1] => [2] => 1 ) ) ) -->